Los medios de comunicación y su relación con el entorno social

By on julio 10, 2013

*  Una profunda revisión de cómo los medios inciden en la sociedad y, particularmente, en la educación de las nuevas generaciones

Por: Mtro. Adolfo Napoleón Flores Martinez.

En el umbral de este siglo XXI, para cualquier individuo que pueda contar con los medios necesarios, es fácil obtener grandes cantidades de conocimientos, información y noticias con gran rapidez, sin importar el momento en que surgieron. En este sentido, los medios masivos de comunicación en la sociedad contemporánea muestran una creciente influencia como formadores culturales e ideológicos, ya que determinan en gran medida nuestras ideas, hábitos y costumbres.

Un hecho que cabe resaltar sobre los medios de comunicación, es que éstos construyen la agenda de los temas sobre los que se discute a diario en la vida nacional, además de que hasta logran cambiar las formas de gobernar y hacer política; es decir, los medios masivos de comunicación inciden en la manera de cómo el individuo se relaciona con el mundo y con sus semejantes.

Es un hecho innegable, desde hace ya algunas décadas, que los medios de comunicación masiva ejercen una profunda influencia sobre la sociedad; en este sentido se ha creado una paradoja que implica que, por una parte, la capacidad de intervención de los medios de información sobre el individuo, y por ende, sobre la colectividad social puede resultar beneficiosa, pero por otra parte, en otras muchas ocasiones, puede tener un efecto realmente perniciosa.

En consecuencia, para analizar la influencia de los medios de comunicación, y lograr una visión objetiva al respecto, es necesario partir de una visión centrada, puntual, que ciertamente se aleje de posiciones apocalípticas para valorar los efectos de los medios masivos sobre la cultura contemporánea; pero sí partir, de una profunda revisión de cómo los medios inciden en la sociedad y, particularmente, en la educación de las nuevas generaciones; ya que éstos moldean tendencias y perspectivas en públicos de todas las edades.

Al respecto, es tarea de la escuela estar conscientes de la responsabilidad de orientar a los alumnos en cuanto a la influencia que ejercen los medios de comunicación. Es innegable que desde hace algunas décadas, la escuela ha sostenido una relación nada sencilla con los medios de comunicación; este vínculo se ha movido más cerca de la desconfianza, la acusación y la condena, que de la aceptación y el reconocimiento. Los medios de comunicación (televisión, radio, periódicos, revistas, internet), cada vez desempeñan un papel más preponderante en la vida de los niños y de los jóvenes, ya que han modificado la manera de construir el saber, el modo de aprender y la forma de conocer.

Es posible argumentar que en nuestro país existe muy poca investigación en materia de educación; al respecto, la relación que mantienen los estudiantes con los medios de comunicación ha sido escasamente explorada; pero, menor aún ha sido la preocupación por conocer el vínculo y la apropiación que hacen los educandos de los sectores populares sobre los medios.

Actualmente los alumnos no sólo aprenden contenidos y acceden a información, también incorporan prácticas sociales que asumen como comportamientos cotidianos en su vida dentro y fuera de la escuela. Por ello, incorporar los medios en la escuela significa integrar, revalorizar y resignificar la cultura ordinaria de los alumnos, en la que la televisión, la radio, el diario, la revista, el cine y la internet ocupen un lugar importante.

Al respecto se debe reconocer que la potencialidad pedagógica de los medios de comunicación aún no ha sido suficientemente desarrollada en las aulas y en las escuelas. Lamentablemente los planteles escolares no le han brindado toda la atención a la experiencia mediática más relevante para el alumnado.

A través de los medios los estudiantes están saturados de grandes cantidades de conocimientos ideas, imágenes y sonidos, de lo que ocurre en su entorno inmediato, su país y otras naciones, sobre sus costumbres y culturas; pero en la mayor parte de los casos, y hay que reconocerlo, el alumnado es incapaz de digerir adecuadamente este enorme cúmulo de información.

Al respecto, la práctica docente tiene que incorporar los medios a los procesos de enseñanza y aprendizaje desarrollados en las escuelas y, particularmente, en las aulas. Pero esta incorporación no sólo debe consistir en usar medios audiovisuales (televisión, retroproyector, computadoras) en ciertas ocasiones. Lo relevante, desde un punto de vista pedagógico, no es la mera utilización de un medio, sino las actividades que sobre dicho medio realicen los alumnos; es decir, cuando se habla de utilizar los medios de comunicación en los procesos de enseñanza no sólo nos referimos a que estén presentes físicamente en las aulas, sino a que en torno a los mismos se pongan en práctica procesos de aprendizaje del alumnado en relación con su formación como ciudadano.

En síntesis, necesitamos de una educación orientada al uso eficaz y eficiente de los medios de comunicación; una educación que tenga como propósitos fundamentales enseñar a los alumnos a comprender y expresarse en el lenguaje audiovisual y digital; pero sobre todo apoyándoles en el desarrollo de las competencias necesarias para que sepan dialogar críticamente con la realidades audiovisuales y digitales a las que tengan acceso dosificándolas racionalmente.

e-mail: napo_flores_1963@hotmail.com

3 Comments

  1. Dagoberto Arroyo

    julio 10, 2013 at 2:53 pm

    Aquí es muy importante revisar los contenidos que se transmiten en la programación comercial, sobre todo la de la televisión abierta. Muy rescatable es la incorporación que recientemente han tenido los canales culturales en la misma señal, sólo hace falta una mejor orientación, iniciando la misma desde el seno de la familia.

  2. sarahi

    julio 10, 2013 at 4:56 pm

    Es un articulo muy interesante y en español :D!

  3. Víctor Alberto Castillo Lopez

    abril 30, 2019 at 3:00 pm

    Muy bueno pero también me sirvió de un poco

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>