El jefe de enseñanza: su tarea en el equipo de supervisión

By on octubre 13, 2013

EDUCACIÓN PÚBLICA

Por: Mtro. Adolfo Napoleón Flores Martinez.

Gracias a las aportaciones brindadas por la historia de la educación en México, con la oportunidad de los referentes de otros países y con la información y experiencias propuestas por los organismos internacionales, se ha tenido la oportunidad de haber escuchado y leído mucho sobre la necesidad de cambiar las prácticas docentes, de dirección y de supervisión escolar; por ello, a estas alturas a los trabajadores de la educación les debe quedar en claro que un eje de la formación docente es el cambio.

Pero ningún cambio se da por decreto o normativa; los cambios, deben ser entendidos desde la experiencia, visión y compromiso profesional y ético de los docentes; por ello, cabe puntualizar, que si bien los decretos y normas sirven para establecer reglas y lineamientos, para orientar, dar rumbo y establecer ideales, sólo será a partir de un verdadero cambio de actitud y un renovado compromiso de los actores sociales encargados de la formación de las nuevas generaciones de ciudadanos, que efectivamente podrá permear cualquier reforma que dicten las políticas educativas de nuestro país.

Actualmente, inmersos en una sociedad del conocimiento, con un dominio, sin lugar a dudas, de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), han cambiado radicalmente las formas en que se desarrollan e interactúan los ciudadanos de este siglo XXI. Esto, desde luego, se ha visto reflejado en las nuevas y crecientes demandas sociales que se tienen en cuanto al servicio educativo que se brinda en los centros escolares, como señala Brunner (2000). Primero, la adquisición de conocimientos ha dejado de ser un proceso lento y estable, y ha alcanzado un dinamismo vertiginoso; además, la escuela, como tal, ya no es el único espacio donde los jóvenes pueden hacerse de conocimientos. Lo que de alguna manera, conlleva que el papel tradicional del profesor sea cuestionado fuertemente; ya que él y el texto escrito, han perdido la exclusividad del proceso educativo; incluso, hay teóricos que ponen en tela de juicio que los salones de clase sigan siendo los espacios clave de socialización y aprendizaje.

 Por ello, y con base en este breve espacio introductorio, el objetivo del presente trabajo es establecer algunas particularidades de la tarea del Jefe de Enseñanza como parte fundamental del equipo de supervisión escolar en el nivel de secundarias; particularmente, en la modalidad de secundarias técnicas, para impactar de forma competente como agente de cambio en los colectivos escolares.

 

EL EQUIPO DE SUPERVISIÓN ESCOLAR

 En México, al igual que en muchos países, la función de la inspección escolar evolucionó con el tiempo, inicialmente se le concibió como una forma de fiscalización del trabajo de los maestros; es decir, fue una institución de control y vigilancia administrativa, dejando a un lado el apoyo a la función docente. Sin embargo, es a partir de la creación de la Secretaría de Educación Pública en 1921, cuando germina la inspección como una función especializada y estructurada, concebida como una “función técnica”. Pero definitivamente, es a Don Rafael Ramírez a quien se le considera como el fundador de la supervisión en México, ya que su pensamiento y visión, en torno a esta función siguen manteniendo una vigencia sorprendente:

 Tanto en México como en otros países, los directores superiores del ramo de educación se han visto obligados, por razones de buena administración, a agrupar a las escuelas (…) que han llamado zonas, y al frente de ellas han puesto (…) , a ciertos funcionarios que suelen llamarse supervisores.

Lo han hecho así porque(…) por buenos e inmejorables que puedan ser los edificios escolares, así como sus dependencias y anexos; por completo y acabado que pueda ser el equipo de los planteles; por excelentes que sean sus planes de estudio y sus programas; por superior que sea la preparación cultural y profesional de los maestros; en suma, por bien organizado y conducido que esté el servicio escolar, las instituciones educativas detendrán su marcha, y comenzarán a retroceder si carecen de la inspiración y el estímulo de la supervisión (…) Recuérdese que hablamos de supervisión y no de inspección.

La supervisión de un sistema escolar es algo más que su simple inspección. Inspeccionarlo es cuidar y velar no ya que avance, sino que conserve la eficiencia actual, cualquiera que ella pueda ser; supervisarlo es no sólo cuidar que conserve su eficiencia sino, además, trabajar por aumentarla, mejorando y perfeccionando constantemente las normas conforme a las cuales ha sido edificada y aquellas con que esté siendo conducido dicho sistema. Inspeccionar es ejercer un papel fiscalizador estático y pasivo, en tanto que supervisar es ejercer un papel dinámico y constructor.

Mtro. Rafael Ramírez, conferencia dictada en 1938, Memorias, Universidad Veracruzana.

 El mismo maestro Rafael Ramírez, en conferencia dictada a todos los inspectores del país en diciembre de 1941, dijo que las tres funciones capitales que se asignan a un supervisor son:

  1. Mejorar día tras día las escuelas que tengan a su cuidado elevando la calidad de su trabajo docente y la labor social que realizan.
  2. Mejorar también constantemente la preparación cultural y profesional de los maestros que prestan sus servicios en las escuelas de su zona.
  3. Promover y conducir el bienestar y progreso de todas las comunidades de la comarca que supervise.

 Actualmente, el equipo de la Supervisión Escolar, lo integran el Inspector General o Supervisor (se utilizan ambas designaciones de manera indistinta) y los Jefes de Enseñanza de la Zona Escolar (supervisores académicos). El nombramiento correspondiente a Jefe de enseñanza, se otorga por parte de la autoridad educativa, con base en las asignaturas del mapa curricular de secundaria; es decir, el nombramiento es de Jefe de Enseñanza de Español, Inglés, Matemáticas, etc.

Hasta el ciclo escolar 2012-2013, en cuanto a los aspectos normativos sus funciones abarcaban, en principio, las cuatro dimensiones del Modelo de Gestión Educativa Estratégica (SEP, 2010): Pedagógica-curricular, Administrativa, Organizativa y Participación Social, además de una quinta dimensión: Política Educativa, específica para la supervisión; el Jefe de Enseñanza, en este modelo, se enfoca más en la primera dimensión, ya que sus actividades tienen un mayor grado de relación con ella. Sin embargo, es necesario destacar que la supervisión pedagógica-curricular aún no ha alcanzado con nitidez su delimitación conceptual y procedimental como actividad orientada a reforzar las estrategias de enseñanza por parte de los docentes para lograr un impacto directo en los procesos de aprendizaje de los alumnos; producto, esto, de la ausencia de un marco teórico sólido capaz de precisar su identidad y definir sus funciones.

CÓMO SE ASCIENDE A JEFE DE ENSEÑANZA

Primero, cabe resaltar que el Sistema Educativo Nacional (SEN), desafortunadamente no incluye una formación específica para directivos y supervisores en Asesoría Técnico-Pedagógica y/o en Administración y Gestión de Instituciones Educativas. Por otra parte, en el mejor de los casos, la manera de ocupar un puesto de supervisión se ha dado con base en el escalafón interno de la SEP (1973), en donde lo que se ha privilegiado es la antigüedad y de cierta forma la preparación profesional; que es considerada por el grado académico, y no por el desempeño profesional.

 En lo específico, en Secundarias Técnicas se establece el ascenso vertical, de profesor a coordinador, posteriormente a subdirector, director, jefe de enseñanza, supervisor, hasta llegar a jefe de sector. Es decir, se cambia de una actividad primordialmente docente a otra que, para infortunio del trabajo escolar, se ha reducido a tener un carácter primordialmente administrativo-burocrático.

 Bajo estas circunstancias, se llega a formar parte de un equipo de dirección o supervisión, la mayor de las veces, supervisando y dirigiendo las instituciones educativas a partir de la intuición o con la ayuda de los consejos y aportaciones de otros colegas; pero careciendo de un soporte teórico-metodológico que permita junto con la experiencia, obtener resultados más positivos; en el mejor de los casos, se considera que si se fue buen maestro frente a grupo, se tendrá que ser un buen directivo o supervisor por consecuencia.

 Cabe señalar, además, que la figura del Jefe de Enseñanza, es poco tratada tanto en la normatividad como en la literatura sobre educación; si bien existen una serie de documentos normativos de referencia, en ocasiones permiten ambivalencia y/o indefinición en cuanto a sus funciones, atribuciones y responsabilidades.

EL MANUAL DE ORGANIZACIÓN DE LA ESCUELA SECUNDARIA TÉCNICA

Cabe resaltar que en el Acuerdo Secretarial 97 (SEP, 1982) para la organización y funcionamiento de las Secundarias Técnicas no aparece la figura del Jefe de Enseñanza, no así, en el Manual de Organización de la Escuela Secundaria Técnica, producto del acuerdo anteriormente señalado, donde grosso modo se señalan algunas funciones de apoyo en referencia a las de los Coordinadores de Actividades Académicas:

  1. Coordinar el desarrollo de las actividades académicas, conforme a los lineamientos que establezcan las autoridades superiores mediante la dirección del plantel.
  2. Difundir entre el personal docente el plan y los programas de estudio, los métodos y las técnicas educativas del área académica. Que permitan desarrollar los Planes y Programas con el apoyo de los Jefes de Enseñanza correspondientes.
  3. Presentar a la dirección y/o a la subdirección de la escuela el programa anual de actividades extraescolares requeridas para el cumplimiento del plan y los programas de estudio. Así como el Plan de asesoría con el apoyo de los Jefes de Enseñanza.

 

LOS PERFILES DE DESEMPEÑO

 Los Perfiles de Desempeño establecidos por la autoridad educativa (SEP, 2011), señalan que “las sociedades del conocimiento exigen preparación profesional en diversos ámbitos de todos los actores que intervienen en los procesos educativos (…), mismos que pueden describirse en perfiles de competencias: docentes, directivas y de apoyo técnico-pedagógico, que se expresan como referentes en la definición de las políticas y acciones de formación continua y superación profesional”. En cuanto a las competencias de los directivos y supervisores se establecen las siguientes:

  1. Conoce el sistema educativo mexicano, su historia y el marco normativo.
  2. Incorpora en la gestión institucional la participación del colectivo escolar y los padres de familia.
  3. Reflexiona sobre las diferentes dimensiones de la gestión escolar para atender los retos educativos actuales.
  4. Promueve la gestión democrática y la creación de ambientes de respeto, tolerancia, inclusión, equidad, apego a la legalidad y aprecio por la diversidad.
  5. Domina los conocimientos curriculares, los contenidos temáticos y encabeza el liderazgo académico de la comunidad escolar.
  6. Aplica habilidades comunicativas para favorecer el diálogo en la resolución de conflictos y favorece relaciones interpersonales.
  7. Promueve la implementación de proyectos escolares e involucra al colectivo docente en su diseño, desarrollo y evaluación continua para la mejora permanente de los aprendizajes de los alumnos.
  8. Promueve el uso pedagógico de las tecnologías de la información y la comunicación como parte integral de los procesos educativos y de gestión institucional.
  9. Planea el desarrollo institucional y escolar atendiendo a resultados de pruebas estandarizadas nacionales e internacionales.
  10. Domina una segunda lengua (nacional o extranjera) para mejorar sus competencias profesionales.

 

LA REFORMA EDUCATIVA Y SU IMPACTO EL LAS FUNCIONES DE LOS JEFES DE ENSEÑANZA

Afortunadamente se observa en cuanto a funciones, atribuciones y responsabilidades de los Jefes de Enseñanza, que éstas toman rumbo certero a partir de la iniciativa del Decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, enviada por el Ejecutivo Federal a la Cámara de Diputados
del Congreso de la Unión, el 10 de diciembre de 2012, en el marco de la Reforma Educativa,  al establecer que:

“Para la mejora escolar en México es central el papel de los directores y supervisores. Quienes desempeñan cargos con funciones de dirección y supervisión en la educación básica (…) impartida por el Estado son los funcionarios que ejercen la responsabilidad de autoridad en el ámbito escolar. En consecuencia, tienen el deber de propiciar un clima de trabajo y un ambiente escolar favorables al aprendizaje; coordinar, asistir y motivar a los docentes en su trabajo; realizar los procesos administrativos y de vinculación de la escuela con la comunidad de manera efectiva, y diseñar, implementar y evaluar los procesos de mejora continua en el plantel, entre otras funciones relevantes tendientes a asegurar la calidad y pertinencia de la educación”.

En este 2013, se decretó la reforma de los Artículos 3o. y 73 constitucionales, así como los decretos correspondientes de la Ley General de Educación (LGE), la Ley General de Servicio Profesional Docente (LGSPD) y la Ley del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (LINEE). La LGSPD, en su artículo XXXI, establece como “Servicio de Asistencia Técnica a la Escuela: Al conjunto de apoyos, asesoría y acompañamiento especializados al Personal Docente y Personal con Funciones de Dirección para mejorar la práctica profesional docente y el funcionamiento de la Escuela”. La misma ley en su artículo 18, puntualiza que “el Servicio de Asistencia Técnica a la Escuela será brindado por Personal con Funciones de Dirección o Supervisión (…) que determinen las Autoridades Educativas o los Organismos Descentralizados; éste personal deberá cumplir con los procesos de evaluación correspondientes”.

Bonilla (2010), señala que dentro de las funciones de la supervisión escolar se resaltan, la de acceder de manera rápida a datos e informaciones actualizadas sobre todos los elementos de las escuelas bajo su jurisdicción; llevar a cabo procesos de evaluación institucional en las escuelas; acompañar a directivos y docentes mediante procesos de asesoramiento pedagógico-curricular; difundir los lineamientos, preceptos, programas, planes y proyectos que se establecen por las autoridades educativas estatales y federales; implementar proyectos de innovación y de mejora; promover el conocimiento y el intercambio de experiencias y buenas prácticas profesionales entre docentes, directivos y escuelas, etc.

e-mail: napo_flores_1963@hotmail.com  

http://supervision09escuelassecundarias.blogspot.mx/

 

Bibliografía

  • BONILLA, Oralia (2010), Función de alto riesgo. La tarea pedagógica de la Supervisión Escolar, México, Somos Maestros (SM).
  • Brunner, J. (2000): Educación: escenarios de futuro. Nuevas tecnologías y sociedad de la transformación. Documento núm.16, PREAL.
  • Presidencia de la República (2013), DECRETO por el que se reforman los artículos 3o. y 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
  • SEP (1973) Reglamento de escalafón de los trabajadores al servicio de la secretaría de educación pública.
  • (SEP, 1982) Acuerdo 97, que establece la organización y funcionamiento de las Escuelas Secundarias Técnicas
  • SEP (2010), Programa Escuelas de Calidad, Modelo de Gestión Educativa Estratégica, Segunda edición.
  • SEP (2011), Documento: Marco para el diseño y desarrollo de Programas de Formación Continua y Superación Profesional para Maestros de Educación Básica en Servicio 2011-2012, Dirección General de Formación Continua de Maestros en Servicio, SEP.

38 Comments

  1. Jorge G. Balbuena

    octubre 13, 2013 at 4:15 pm

    Si efectivamente se van a dar las condiciones para que los supervisores y los jefes de enseñanza trabajen en común acuerdo seguramente habrá oportunidad de que se puedan mejorar algunas de las deficiencias que hay entre los maestros en las escuelas.

  2. Mapis

    octubre 13, 2013 at 6:15 pm

    Los perfiles de desempeño son exigencias que lo único que buscan es demeritar el trabajo del maestro, son atentatorios contra los derechos de los trabajadores, imagínense un maestro con 25 o 30 años de servicio que le exigan ponerse a estudiar inglés, totalmente fuera de razón!!!

  3. Rubén

    octubre 13, 2013 at 6:31 pm

    Muy buen artículo amigo, completa el anterior, saludos!

  4. Raúl

    octubre 13, 2013 at 6:55 pm

    Definitivamente o nos actualizamos o vamos para afuera, las exigencias van en aumento y el salario sigue decreciendo.

  5. María del Carmen

    octubre 13, 2013 at 7:52 pm

    Como siempre muy interesante sus puntos de vista

  6. Raúl Avitia

    octubre 13, 2013 at 8:41 pm

    Qué va a escribir un libro sobre los jefes de enseñanza jejeje

  7. Esther Balbuena

    octubre 13, 2013 at 9:14 pm

    El maestro Rafael Ramírez dejó un importante legado que hoy muchos docentes, directivos y hasta supervisores desconocen, ojalá la SEP rescatara a todos estos pensadores y educadores y los publicaran dentro del acervo de las bibliotecas escolares

  8. Jorge G. Balbuena

    octubre 13, 2013 at 9:19 pm

    Muy bien por resaltar la figura del jefe de enseñanza, que si bien es cierto que para algunos no es de su agrado, nadie puede negar su necesidad e importancia en apoyo del trabajo docente

  9. Esteban

    octubre 13, 2013 at 9:22 pm

    Felicidades por el artículo, pero también será posible que se hable de los demás puestos en las escuelas: profesores, coordinadores, sub y directores, etc…???

  10. Cecy

    octubre 13, 2013 at 9:33 pm

    Como siempre muy académico, por el soporte bibliográfico, felicidades!

  11. José Juan

    octubre 14, 2013 at 6:23 am

    Pues lo dicho, la situación está difícil para todo el magisterio, tal vez la SEP con la intención de cumplir con lo que dictan los organismos internacionales no se ha percatado de que a los maestros se les está afectando con tantas presiones y cambios

  12. Guadalupe Armas

    octubre 14, 2013 at 6:26 am

    Definitivamente la situación está difícil para todo el magisterio; la SEP con la intención de cumplir con lo que dictan los organismos internacionales no se ha percatado de que a los maestros se les está afectando con tantas presiones y cambios, muchos no solo están optando por jubilarse, otros que no pueden hacerlo se están enfermando

  13. Lourdes Varela

    octubre 14, 2013 at 6:27 am

    Pues suerte y éxito a los jefes de enseñanza, supervisores y jefes de sector!!

  14. Maribel de ita

    octubre 14, 2013 at 6:41 am

    interesante artículo, cuándo nos toca a los docentes frente a grupo

  15. Luis Gómez Serrano

    octubre 14, 2013 at 6:45 am

    Para las nuevas funciones tanto de docentes, como directivos y supervisores es necesario que la SEP apoye con programas de formación que incluyan diplomados, maestrías y hasta doctorados, porque para el uno lo pague de su bolsa esta complicado con los sueldos raquíticos (y los aumentos) que tenemos

  16. Marco Antonio Niño

    octubre 14, 2013 at 6:47 am

    Saludos profe napo y gracias por compartir este periódico electrónico está muy bueno, ya lo compartí el facebook

  17. María Hernández

    octubre 14, 2013 at 8:40 am

    Buscándole se le encuentra mucho que decir de los distintos actores educativos

  18. Nena

    octubre 14, 2013 at 9:31 am

    Pues insisto creo que muchos jefes y supervisores mejor se van a jubilar ante los cambios que se vienen por la reforma

  19. Carmen Rosas

    octubre 15, 2013 at 6:03 am

    Gracias a Impulso Administrador por su respuesta, y gracias por su interés de mantenernos informados

  20. Cecilia Aguilar

    octubre 15, 2013 at 6:06 am

    Saludos Mtro. Napoleón, cuándo nos visita en nuestra escuela????

  21. Cristina Rubio

    octubre 15, 2013 at 6:13 am

    Sus comentarios son muy certeros, ojalá los pongan en práctica los jefes, porque sino sólo quedarán como planteamientos teóricos.

  22. Felipe

    octubre 15, 2013 at 6:15 am

    Felicidades maestro Napo por su cumpleaños!!!!

  23. Mtro. Pedro Luis Vélez Ortega

    octubre 15, 2013 at 6:17 am

    Que bueno que se le brinden estos espacios de reflexión en torno a la figura de un actor educativo tan importante como lo es el supervisor y los jefes de enseñanza, en horabuena…

  24. El Autentico

    octubre 15, 2013 at 2:20 pm

    Honestamente no creo que la reforma del 3ro y las demás leyes nos sean benéficas laboralmente, ni que aclaren lo que los maestros tenemos que hacer, porque siempre lo hemos hecho y será difícil que nos cambien a través de estrategias coercitivas

  25. Elizabeth Breton Nuñez

    octubre 15, 2013 at 2:29 pm

    En el articulo 3º Constitucional existe un concepto nuevo: IDONEIDAD, y cuando se exige esta idoneidad en los maestros sin haberlos capacitado previamente lo que se busca es que se jubilen…

  26. Martha Díaz

    octubre 15, 2013 at 2:31 pm

    Saludos a mi supervisor y jefes de enseñanza, zona 04

  27. Rosario

    octubre 15, 2013 at 2:37 pm

    Que bueno que señale cual es el papel de los jefes de enseñanza en la supervisión, pero sería mejor si señala que es lo que deben de hacer en las escuelas, porque luego tienen actitudes difíciles con los maestros y solo vienen a fiscalizar y no a apoyar nuestro trabajo

  28. Samuel

    octubre 15, 2013 at 2:40 pm

    Saludos a los jefes de la zona napo, fede y Rafa (los tres mosqueteros) y al profe pedro…

  29. Samuel

    octubre 15, 2013 at 3:38 pm

    Buen artículo, saludos…

  30. Francisco Rodríguez

    octubre 15, 2013 at 3:54 pm

    Amigo napo, como siempre muy interesante tu columna, un abrazo

  31. Carlos Pérez Rodríguez

    octubre 15, 2013 at 4:00 pm

    Muy buen ensayo y además perfectamente fundamentado, felicidades!!

  32. Guillermina Tamus

    octubre 15, 2013 at 4:22 pm

    En su anterior artículo comenté que los supervisores y jefes de sector también deben involucrarse en lo académico, porque solo van a las escuelas a querer regañar cuando ni el plan y programas de estudios conocen, que bueno que señala algunas de sus responsabilidades, ojalá lo tomen en consideración y que cambien de actitud

  33. Humberto Valverde Pérez

    octubre 15, 2013 at 4:53 pm

    Saludos desde esta contaminada pero maravillosa ciudad de México a mis paisanos de Puebla. Reconozco que en secundarias técnicas a nivel nacional nos hemos puesto muy responsablemente a trabajar, pero como comente con respecto a los jefes de enseñanza que acá corrieron, no son el único caso, también ya se habla de que van a reducir el número de coordinadores porque si en secundarias generales no existe el puesto porque en nuestra modalidad hay 3 o a veces 4 por turno???
    Entonces que se preocupen no solo los jefes también los coordinadores y algunos de servicios educativos que la verdad no hacen nada (médicos, enfermeras, psicólogos, etc.)…
    Bye, y espero poder ir a la ciudad de los ángeles en este diciembre…

  34. Sandra Cohen Reyes

    octubre 15, 2013 at 5:14 pm

    Le agradezco la invitación a leer impulso informativo, me parece que está muy completo, sobre todo dirigido a nosotros como profesores. Leí la columna del profesor librado, pero honestamente no creo que esté en posición de criticar a los directores y supervisores, cuando el tuvo la oportunidad de exigirles que hicieran lo que el les ordenaba. porque además quiero comentar que no es cierto que la mayoría no se ha puesto al frente de los consejos técnicos, en mi escuela mi director es quien a estado encabezando el trabajo y ademas nos presento un documento de la SEP donde dice que la mayoría si cumplió con su responsabilidad, entonces???
    Yo creo que hay que primero informarse y no decir cosas porque ya nos corrieron de un puesto, saludos

  35. Lucy

    octubre 15, 2013 at 5:54 pm

    Me gusto su artículo, y le comentó que así como nos ha invitado usted a leer su periódico yo también vía correo electrónico y en el face lo he estado haciendo. Creo que es un buen medio de comunicación para los docentes, gracias

  36. Mario el Netas

    octubre 15, 2013 at 5:57 pm

    La verdad es que o se ponen las pilas los Jefes de Enseñanza o como son junto con los Supervisores y Jefes de Sector los mas viejos en el sistema van a buscarles los pies y hasta luego

  37. Gilberto Baez

    octubre 15, 2013 at 7:58 pm

    Con estos artículos tan puntualmente referenciados en las mismas normas de la SEP se ratifica la importancia y necesidad de los señores jefes de enseñanza y supervisores (de los jefes de sector con todo respeto pero son puros viejos mañosos y flojos)… pero también la necesidad de que se capaciten rápidamente para estar al día

  38. Juan Rodríguez Zenteno

    octubre 17, 2013 at 6:07 am

    Que bueno que se precise que la reforma no sólo va a afectar a los maestros, también los directivos van a tener que actualizarse, buen ensayo….

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>