Ruiz Esparza es investigador de corazón, orgullo ITESM

By on junio 24, 2014

La insuficiencia cardíaca, una de las enfermedades cardiovasculares más comunes, es una de las principales causas de discapacidad y mortalidad en el mundo, y al mismo tiempo, representa uno de los mayores generadores de costos en atención médica.

El trabajo de un joven investigador mexicano, el médico Guillermo Ulises Ruiz Esparza Herrera, egresado de la Licenciatura en Biociencias, y actual alumno de Médico Cirujano (MC) y del Doctorado en Ciencias de la Ingeniería con especialidad de Biociencias (DCI) del Tecnológico de Monterrey, promete revolucionar las terapias existentes hasta ahora, para proporcionar a quienes la padecen, una mayor tasa de supervivencia, una mejor calidad de vida y además, con un menor costo económico.

Por sus investigaciones ante un equipo multidisciplinario de las Escuelas de Biotecnología y Alimentos y de Medicina y Ciencias de la Salud del Tecnológico de Monterrey y del Departamento de Nanomedicina del Houston Methodist Hospital Research Institute, ha sido distinguido con el Premio Innovadores Menores de 35 del Massachusetts Institute of Technology (MIT) Review en México.

«Estamos convencidos de la importancia de la investigación aplicada a dar soluciones prácticas a asuntos que preocupan a nivel mundial, reconociendo los logros que están a punto de tener un impacto dramático en el mundo tal como lo conocemos», aseguró el Guillermo Torre Amione, rector de TecSalud del Tecnológico de Monterrey.

Y afirmó que es por ello que se sienten orgullosos del Premio que le otorgan a su joven nuestro colega. «Se trata de un reconocimiento a la innovación y desarrollo de nuevas tecnologías, o la aplicación creativa de las ya existentes, para resolver los retos que plantea un padecimiento de alta prevalencia como lo es insuficiencia cardiaca», agregó.

 Por primera vez, una perspectiva de cura

Un punto importante a considerar, es que en la insuficiencia cardiaca, las terapias actuales tienen por objetivo el tratamiento de los síntomas de la enfermedad, y no existe ningún tipo de cura, lo que convierte al trasplante de corazón, en la única opción para salvar la vida de un paciente terminal.

Desde un punto de vista médico, estas tecnologías tienen el potencial de revolucionar este escenario, ya que por primera vez, existe una forma nueva para enfrentar la insuficiencia cardiaca y que también abre el camino para tratar de generar una cura.

En la actualidad las tasas de supervivencia de los enfermos con insuficiencia cardíaca son inferiores a la mayoría de las formas de cáncer. Las máquinas de soporte mecánico y el trasplante de corazón, siguen siendo la única opción para prolongar la supervivencia de los pacientes en etapas avanzadas del padecimiento. Sin embargo, la cantidad de corazones donantes es muy limitada, y los indicadores de mortalidad destacan las deficiencias de los tratamientos actuales.

El enfoque innovador del investigador del Tecnológico de Monterrey abre el camino a la creación de nuevas tecnologías terapéuticas y al desarrollo de estrategias alternativas para el tratamiento de esta enfermedad.

Todo esto tendrá un impacto positivo en la sociedad y en la economía, principalmente de los países en desarrollo, como México, debido a que implica una reducción significativa del costo de la atención de los pacientes, para una de las enfermedades más caras del sistema de salud.Los contribuyentes y los ciudadanos se beneficiarán también gracias a la posibilidad de reducir el elevado número de discapacidades relacionadas con la insuficiencia cardiaca.

 La nanotecnología al servicio de la vida

Es el caso de las investigaciones de Ruiz Esparza Herrera, quien en el campo de la nanotecnología médica, ha desarrollado innovadores vectores con base en nano-estructuras, capaces de liberar agentes de forma controlada, que podrían ser utilizados para el transporte de cualquier tipo de molécula para tratar la insuficiencia cardíaca.

Después de ser administrados por vía intravenosa, los vectores tienen la capacidad de transportarse a través del sistema circulatorio y, debido a sus propiedades químicas y físicas (tamaño y forma), son capaces de evitar la eliminación por parte del sistema retículo-endotelial, una de las condiciones que limita seriamente la eficacia de las terapias actuales.

«Durante su navegación vascular, estos vectores son sometidos a fuerzas físicas de presión y flujo, que los empujan hacia la pared vascular, generando adhesión en los vasos capilares del corazón con insuficiencia», explica el Ruiz Esparza.

«En última instancia, los vectores llegarán a las células musculares cardiacas, con las cuales se asocian, internalizan y son sometidos a transporte intracelular. Tras su degradación intracelular, la carga de estos vectores se libera de forma espacio temporal y controlada», añade.

Esto permitirá el uso de potentes fármacos disponibles para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca, cuyo uso fue limitado en pacientes debido a los efectos secundarios nocivos en tejidos sanos.

Por lo tanto, a través de la preparación de nano-formulaciones con tales fármacos, y debido a la aumentada eficiencia para transportar moléculas al tejido cardiaco disfuncional, será posible imaginar una reducción en la dosis necesaria para tratar la enfermedad.

 Un premio para jóvenes innovadores

Por todo ello, se le otorga al investigador Ruiz Esparza el Premio Innovadores Menores de 35 México del Massachusetts Institute of Technology Review; la ceremonia se celebró en la Ciudad de México dentro de la conferencia de tecnologías emergentes EmTech México, los días 18 y 19 de junio de 2014, en el Tecnológico de Monterrey, Campus Santa Fe.

Las nominaciones proceden de todo el mundo y son evaluadas por un panel de jueces expertos; las subcategorías cambian cada año pero se centran principalmente en biomedicina, informática, comunicaciones, negocios, energía, materiales y web.

Entre quienes han recibido este premio a nivel mundial están Mark Zuckerberg, creador de Facebook; Konstantin Novoselov, quien más tarde obtendría el Premio Nobel de Física; Larry Page y Sergey Brin los fundadores de Google; Jerry Yang, co-fundador de Yahoo, JB Straubel, creador de Tesla Motors, Jonathan Ive, diseñador del iMac, y después del iPod y el iPad y Jack Dorsey creador de Twitter.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>