El reto, transformación de las escuelas normales del Estado

By on agosto 15, 2014

Uno de los principales retos que afronta la administración estatal tiene que ver con la mejora de la calidad educativa. Y es que, ocho de cada 10 jaliscienses identifica como uno de los problemas más urgentes tener educación de calidad, según el Plan Estatal de Desarrollo.

La Secretaría de Educación Púbica reveló que 55.1% de los candidatos que estudiaron en las normales de Jalisco reprobó, muy por encima de otras entidades como Chihuahua y Querétaro, donde 37.1 y 40.1 por ciento de los normalistas resultaron no idóneos, respectivamente. Pero la tendencia no es exclusiva de las normales, de hecho los egresados de otros subsistemas tuvieron también un alto porcentaje de aspirantes no idóneos, 57.9% en Jalisco.

En el caso de las normales, de los dos mil 276 normalistas que alcanzaron el perfil idóneo, solamente uno de cada 10 se encuentra en el primer grupo de desempeño (A), conformado por aquellos que alcanzaron el Nivel III de excelencia en los dos instrumentos aplicados en su proceso de evaluación. El grueso de los aspirantes se encuentra en el grupo (C), 61.68%, conformado por los que obtuvieron el Nivel II en los dos instrumentos presentados.

Luego de la publicación de los resultados del Concurso de Oposición para el Ingreso a la Educación Básica y Media Superior para el ciclo escolar 2014-2015, autoridades y académicos coinciden en la imperiosa necesidad de atender la formación de los maestros.

El gran aprendizaje de este ejercicio, para el coordinador general de la Secretaría General del Estado de Jalisco, Alonso Gómez Godínez, es “que nos permite saber realmente una realidad que no se ha podido ocultar… Se debe revisar qué están haciendo las normales públicas y privadas, los programas de capacitación y formación, los cursos en línea e incentivos que tienen los maestros para formarse permanentemente”.

Por ello, asume que el principal reto es actualizar el sistema de formación de maestros. “El maestro de gis y pizarra ya pasó a la historia, hoy la posibilidad de que los alumnos puedan acceder a cualquier información en tiempo real exige al maestro adecuase a esa realidad”.

“Hay que fortalecer la parte de formación docente, estar revisando las cuestiones curriculares, y fortalecer la gestión escolar… Tenemos que revisar dos aspectos: la parte institucional y la parte del esfuerzo de cada aspirante”.

El director de la Escuela Normal Superior de Jalisco, Víctor Manuel Ponce Grima, acepta que un aspecto fundamental es la formación del maestro normalista, pero dice que se deben considerar también las formas de organización y gestión de las escuelas. “Se deben revisar las condiciones para que los profesores puedan ejercer su función con un salario adecuado a la tarea realizada; acompañado del fortalecimiento de los programas y procesos para formar a los formadores”.

Actualmente las escuelas normales del Estado atienden a tres mil 321 alumnos, y se componen por 406 profesores. Una tendencia que revela el Programa Estatal de Transformación de las Escuelas Normales de Jalisco, es que las escuelas estatales tienen un gran porcentaje de profesores contratados por horas y pocos tiempos completos, mientras que en las federales el porcentaje de profesores de tiempo completo es alto.

“83.4% del personal de las escuelas normales federales cuentan con un docente de tiempo completo”, informa el programa; mientras que las normales estatales tienen en un mayoría profesores de medio tiempo y parciales en un 86.2 por ciento. Según explica Ponce Grima, esta tendencia afecta también el desempeño de los estudiantes y de los propios profesores, al no contribuir a su profesionalización.

Enumera tres problemas de enfrentan los estudiantes normalistas y que están buscando evitar: “Tienen un poco dominio pedagógico; bajo dominio de las disciplinas que enseñan; y deficiente acompañamiento en las prácticas profesionales”.

“Las normales no están dando el ancho, es muy lastimoso que pasen ahí varios años estudiando y al presentar un examen reprueben, quiere decir que no los están preparando bien, por lo que habría que adecuar la enseñanza al tipo de requerimientos que plantea la nueva evaluación”, opina Miguel Bazdresch Parada, académico del ITESO y experto en temas educativos.

El delegado de la Sección 47 del Sindicato Nacional de Trabajadores del Estado, Flavio Mendoza reitera que muchos de los contenidos impartidos y el modelo pedagógico en las normales no están empatados a la realidad, siendo rebasados desde hace años.

Las diferencias entre entidades

A nivel nacional, en Querétaro, Baja California Sur y Yucatán se ubican los aspirantes que tienen el mejor perfil para educación media superior, mientras que para educación básica, de nuevo Querétaro, en el primer lugar, seguido por Colima y el Distrito Federal, ocupan los primeros lugares.

Para el coordinador de la Secretaría de Educación estatal, Alfonso Gómez Godínez, las disparidades se explican por múltiples razones, como pueden ser cuestiones económicas, de disponibilidad de la oferta, y hasta la heterogeneidad de las normales, “cada normal tiene su propia historia, implicaría hacer una revisión puntual de las públicas y privadas para ver cómo están cumpliendo su labor”.

“Los resultados evidencian el distinto trabajo que han hecho las entidades, hace años que la formación normal depende de los gobiernos estatales en una gran parte, sobre todo en la operación, lo que quiere decir que unos han hecho mejor la tarea que otros”, explica Bazdresch Parada.

El delegado de la Sección 47 del SNTE, Flavio Mendoza, considera que otros estados, como Chihuahua, obtuvieron mejores resultados en parte a una política responsable que ha llevado el gobierno del Estado con la estructura magisterial. “Los incentivos que han tenido los maestros allá ocasionan que los resultados sean más favorables”.

Pero también la caída en el presupuesto de las normales podría explicar los resultados, según el director de la Escuela Normal Superior de Jalisco. “A la Entidad se le ha venido reduciendo el presupuesto con respecto a otros estados, quizás porque el gobierno federal le ha dado prioridad a los estados más rezagados”.

Los especialistas coinciden también en la necesidad de una formación permanente y capacitación constante del magisterio. “La formación no puede concluir cuando te entregan un título, debe ser una tarea permanente”, dice Gómez Godínez.

PLAZAS

  • Concurso de Educación Básica en Jalisco
  • Nivel educativo Plazas
  • Preescolar 75
  • Primaria 225
  • Educación especial 14
  • Psicólogo 2
  • Telesecundaria 13
  • Primaria Indígena 2
  • TOTAL 331
  • Programa para actualizar las competencias

El director de la Escuela Normal Superior de Jalisco, Víctor Manuel Ponce Grima, explica que se han definido siete ejes de desarrollo para que los docentes en formación adquieran las competencias profesionales que demanda el escenario actual. “Estamos trabajando una maestría en formación docente, como parte de un conjunto de políticas y programas para modificar la estructura de las normales”.

De los maestros que laboran en las normales públicas, solo 14.8% está en condiciones de realizar actividades relacionas con investigación, docencia, tutoría y asesoría de proyectos y difusión de la cultura. Por lo que, explica, se fortalecerá más la investigación, estamos formando una red de investigadores normalistas y tratando de introducir un estilo de gestión más participativo y colaborativo”.

Entre las líneas estratégicas, se plantea la atención a los procesos de apropiación de planes y programas de estudio; fortalecer la profesionalización y formación del docente de acuerdo a las necesidades del desarrollo internacional del conocimiento; generación de ambientes educativos innovadores; consolidación de cuerpos académicos vinculados a líneas prioritarias de generación, innovación y aplicación de conocimiento; promoción de actividades co-curriculares, entre otras.

DEBILIDADES

  • Puntos flojos de las escuelas normales estatales de Jalisco
  • En el subsistema estatal se cuenta con pocos tiempos completos.
  • Escasez de producción de conocimiento y de experiencia en investigación.
  • Los docentes de las escuelas Normales estatales en su mayoría tienen profesores de medio tiempo y parciales en un 86.21 por ciento.
  • Escasez de personal académico con perfiles PROMEP y de cuerpos académicos.
  • Bajos niveles de apropiación del modelo educativo 2012.
  • Deficiente acompañamiento en las prácticas profesionales.
  • Normatividad obsoleta y poca aplicabilidad.
  • Poco impacto del trabajo colegiado y académico al seno hacia las escuelas normales.
  • Culturas y prácticas docentes individualizadas.
  • Existen pocos estudios de seguimiento de egresados.
  • De la evaluación de pares de las CIEES sólo 3 lograron el nivel 1.
  • El reglamento para la contratación y promoción de docentes en las escuelas normales obstaculiza el logro de las metas académicas.
  • Servicio de internet inadecuado y equipos de cómputo obsoletos.

Fuente: Programa Estatal de Transformación de las Escuelas Normales del Estado de Jalisco

TESTIMONIO
Nunca soñó ser maestra; hoy es tercer lugar nacional

Apenas hace un mes Teresita egresó de la Escuela Normal Superior de Jalisco, luego de estudiar su segunda licenciatura. La primera fue en administración en la UdeG.La realidad es que, ante los rumores sobre la dificultad de la nueva evaluación para obtener una plaza de maestro, nunca imaginó que terminaría siendo una de las mejor calificadas.

“Escuchaba muchas cosas negativas del sistema educativo, de la manera en que se manejaban para la asignación de plazas”.

“Mis expectativas eran bajas, además nunca tuve el tiempo necesario para dedicárselo al estudio, terminé mi tesis y obtuve mención honorifica y el mejor promedio de mi generación”.

Sin embargo, recuerda que no le costó trabajo responder el examen: “fue muy práctico y subjetivo, nada teórico, la primera parte, durante todo el día, tratamos cuestiones pedagógicas y situaciones de intervención y casos prácticos; después vino el examen complementario de inglés”.

Admite que hay muchas cosas que mejorar en las normales, pero al final está segura que la Normal le dio las herramientas suficientes para poder obtener un resultado extraordinario. Pero tampoco demerita su esfuerzo: “si uno trabaja desde el principio se consigue lo que se proponga”.

“Siento mucha satisfacción de saber que a fin de cuentas el tiempo y esfuerzo invertido ha rendido frutos después de cuatros años. Ahora seré docente de secundaria, y logré quedarme en la ZMG”.

De momento pide que no se dejen llevar por las generalizaciones que hay de los maestros. “Hay muchos perfiles muy buenos y preparados, aunque la profesión se encuentra muy demeritada en nuestro país, pero sino apoyamos la educación no podremos mejorar nuestro país”.

EL PROCEDIMIENTO
Perder la plaza

Con base en la Ley General del Servicio Profesional Docente, todos los maestros y maestras que se les asigne plaza de jornada u hora-semana-mes estarán sujetos a evaluación hasta por dos años, contando con el apoyo de un tutor; si en ese lapso no acreditan las evaluaciones se darán de baja sin responsabilidad para la Secretaría de Educación.

En primer término acudieron los sustentantes normalistas por orden de prelación, conforme al puntaje obtenido en el examen de oposición. Una vez agotado el listado de normalistas, se procede a convocar a sustentantes de la convocatoria pública abierta.

El examen nacional para ocupar una de las plazas en educación básica y media superior se llevó a cabo los pasados 12 y 13 de julio.

REFORMA EDUCATIVA
Una evaluación más rigurosa

Entre 2009 y 2013, apenas 3% de los candidatos se identificaba en promedio como no aceptable. Con la nueva metodología de evaluación aplicada por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) el porcentaje de aspirantes no idóneos para educación básica, en el caso de Jalisco, correspondió a 56.5%; mientras que para educación media superior fueron rechazados 65.2% de los aspirantes.

Lo cierto es que los resultados reflejan el encuentro con una realidad más exigente para la que no estaban preparados. “He estado recibiendo a maestros que no salieron acreditados en la lista y que vienen con un gran interés para prepararse al próximo ciclo, se encontraron con una realidad que les está exigiendo un profundo conocimiento de temas, pero a partir de esta experiencia, los que vuelvan a concursar llegarán con un nivel de preparación más relevante”, opina el coordinador general de la Secretaría de Educación de la Entidad, Alonso Gómez Godínez.

Para otros, el examen debe incluye algunos criterios que no deberían sujetarse a evaluación. “En la evaluación se plantearon interrogantes sobre el Consejo Técnico Escolar, que no se enseñan en las normales, ni mucho menos en los otros subsistemas, sin embargo, la reforma sigue siendo positiva”, subraya Flavio Mendoza, delegado del SNTE.

Recuerda que en 2013, Jalisco resultó ser el Estado con mayor número de aprobatorios, con 14 mil 511 aspirantes, y el cuarto con mayor número de reprobatorios, 337. “Si comparamos estos resultados con los recién publicados tenemos un abismo de diferencia. Hoy más de la mitad es no idóneo, y solo tenemos dos clasificaciones: idóneo y no idóneo. Antes teníamos aceptable, aceptable condicionado a nivelación y no aceptable”.

EL ANÁLISIS
Concurso de Oposición para el Ingreso a Educación Básica 2014

Fernando Ruiz Ruiz, Investigador de Mexicanos Primero

Los resultados del concurso nos dieron una buena y una mala noticia. La buena es que los criterios técnicos y el procedimiento empleado por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) para evaluar el desempeño obtenido por los más de 130 mil sustentantes rompe con la simulación que la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) establecieron en la presentación de resultados de las ediciones 2009 a 2013 del Concurso Nacional para el Otorgamiento de Plazas Docentes. En esos años identificaron como “No aceptable” en promedio sólo al 3% de los candidatos, cifra cuestionable dado que un año antes, en el concurso de 2008, se identificó un 67% de los candidatos en ese nivel.

Adicional a lo anterior, debemos celebrar que este nuevo concurso de oposición se lleve a cabo en cumplimiento de un nuevo mandato constitucional y normativo y no en un acuerdo político con la dirigencia sindical; que haya sido diseñado por una nueva autoridad educativa, el INEE, órgano técnico y autónomo al sector educativo, así como la ampliación de oportunidades de ingreso para los egresados de otras instituciones formadoras de docentes tanto públicas como privadas.

La mala noticia, es que más de la mitad de los candidatos no son idóneos para enseñar en las escuelas públicas. Este dato confirma la gravedad de los problemas de la educación básica mexicana. Llama la atención que no sólo las normales muestran esa incapacidad sino también las otras instituciones formadoras de docentes. Los datos son reveladores, 55% de los candidatos que estudiaron en normales reprobaron, y casi 7 de cada 10 aspirantes de otras instituciones de educación tampoco pasaron la evaluación. Lo anterior, vuelve urgente reformar no sólo a las normales sino a todo el sistema de formación inicial, el cual debiera ya estar en marcha de acuerdo con el transitorio vigésimo segundo de la Ley General del Servicio Profesional Docente.

También plantea la necesidad de emprender un vigoroso esfuerzo para evaluar a los maestros en servicio. La simulación de los concursos de oposición anteriores ocultó el problema de la deficiente formación inicial de los maestros, el ingreso mediante mecanismos tradicionales, vía el sindicato y burocracia, junto con la persistencia de prácticas corruptas como la venta y herencia de plazas y nos colocó ante la problemática del ingreso al servicio público de maestros no idóneos para la enseñanza. Es urgente continuar con la evaluación formativa de los docentes. En 2012, fueron evaluados 264 mil docentes de primaria y nunca supimos que consecuencias hubo. Está previsto para 2015 un nuevo proceso evaluativo y debemos estar atentos y vigilantes en que ello ocurra.

En ese marco, el concurso de 2014 plantea retos inmediatos que debemos atender: a) verificación de la información de las listas de prelación, b) participación en los procesos públicos de asignación de plazas a los sustentantes de acuerdo con las lista de prelación, c) seguimiento a la asignación de plazas vacantes durante el ciclo escolar 2014-2015 y d) exigencia de mayor transparencia en los procesos de liberación de plazas por jubilación, defunción o renuncia.

LA CIFRA

  • 331 Plazas para maestros de Educación Básica en Jalisco se concursaron en el examen de oposición de este año
  • 424 Aspirantes a ocupar una plaza en Educación Básica obtuvieron un puntaje de excelencia
  • 10 mil Aspirantes en total se registraron al Concurso de Oposición para obtener una plaza en Jalisco
  • 56% De los candidatos a maestros de Educación Básica no obtuvieron el perfil idóneo en la evaluación
  • 93 Aspirantes con grado de excelencia no podrán estar en el aula por insuficiencia de plazas

Fuente: Informador.com.mx / AZ

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>