Educación: ¿derecho o dádiva?… arranca el Sntetón emulando al teletón

By on agosto 31, 2014
Alimenta al Cochinito y Apoya una Escuela
  • Los grandes obstáculos para una educación pública de calidad comienzan con el abandono deliberado de las obligaciones del Estado en materia educativa
  • Ahora, según puede verse, al engaño de esa autonomía se suma la conversión del mantenimiento de las escuelas en asunto de caridad
La Jornada
El pasado jueves, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) inició una campaña que consiste en la entrega de alcancías a los educandos con el supuesto fin de fomentar en ellos la cultura del ahorro, pero que en la realidad se traduce en una colecta de recursos entre estudiantes y sus padres para atender alguna necesidad que elija el propio donador, en su entidad de origen.

Se trata, en suma, en una medida de dudoso apego a las disposiciones legales vigentes que establecen la gratuidad de la enseñanza pública y que, como han señalado sectores críticos respecto de la medida, equivale a reducir el mantenimiento de los centros escolares –tarea que debe ser atendida por el Estado– a un asunto de dádiva.

Aunque la campaña es impulsada por el sindicato magisterial –al grado de formar parte de su Programa de Cultura Financiera–, no puede soslayarse que tiene como telón de fondo el avance, en el plano educativo, de la visión tecnocrática y privatizadora que ha acompañado la implantación del modelo político-económico que impera, en el marco del cual la convivencia social ha sido suplantada por la ley de la selva, los derechos han sido sustituidos poroportunidades y la beneficencia privada ha remplazado paulatinamente a los mecanismos públicos de redistribución de la riqueza. El ámbito educativo no ha quedado excluido de esta transformación estructural: el correlato ineludible de la colecta comentada es una reforma educativa que otorga a las escuelas unaautonomía de gestión con el supuesto fin de que los recursos públicos que llegan a ellas sean utilizados eficientemente, pero que en los hechos delega en las familias de los alumnos el sostenimiento y el mantenimiento de los centros de enseñanza, legalizando así en los hechos las impresentables cuotas que suelen requerirse al inicio de los ciclos educativos.

Ahora, según puede verse, al engaño de esa autonomía se suma la conversión del mantenimiento de las escuelas en asunto de caridad, lo que contraviene claramente los principios de la educación pública: en efecto, si existe un ámbito en que la mano del Estado debiera ser incuestionable es en la optimización de los planteles educativos de nivel básico y, entre éstos, en aquellos ubicados en las zonas más marginales.

Los grandes obstáculos para una educación pública de calidad comienzan con el abandono deliberado de las obligaciones del Estado en materia educativa, reflejado en un evidente desdén presupuestal; en las condiciones ruinosas en que se encuentran la mayoría de las escuelas públicas y en la concesión de todo el ciclo de enseñanza básica y media a una cúpula sindical amafiada que devora la mayor parte de los recursos destinados a la educación –de por sí magros en relación con el rezago educativo que enfrenta el país– y que ha acumulado, con base en ello, un considerable poder político. Cabe preguntarse, a este respecto, si los recursos que se obtengan a partir de esta campaña –que ya ha sido popularmente bautizada como el Sntetón, por sus similitudes con el Teletón– se emplearán efectivamente en forma transparente, como promete el SNTE, o irán a parar al agujero de la corrupción proverbial con que se conduce el sindicato.

C O M E N T A R I O S

  • Otorgar, conceder.
    Alfonso Mendoza
    Hace más de un año, con la “deforma hacendaria” se impusieron tributos a los refrescos “para dotar a TODAS las escuelas de bebederos con agua potable” en otra “deformación” constitucional se les otorgó a los padres la facultad de pagar el mantenimiento de las escuelas y a los maestros la posibilidad de ser despedidos sin reclamación. El señor secreatario ya cumplió la hazaña de mandar a contar los planteles y a los maestros, con eso logró un nombramiento internacional. ¿Podemos pedir más? Los súbditos no tienen derechos y par los gerentitos dueños del gobierno, “otorgan, conceden” una educación para seguir siendo súbditos sumisos.

 

  • Alcancia SNTE
    Victor Manuel Mendoza
    Por que no mejor recortan el presupuesto al INE que sostiene a tantos partidos políticos patito, para jugar a la democracia y lo destinan a la educación?

 

  • Doble moral o demagogia
    Jorge del Angel González
    Si el SNTE quiere ayudar al financiamiento de las escuelas, que reintegre las cuotas sindicales a cada centro escolar. Lo demás es doble moral (que cooperen los niños) o demagogia (quiero ayudar).

 

  • dadivas corrupcion
    Abraham
    El siguiente paso “natural” de las antireformas educativas de peña miento y su pandilla: La educación se va a financiar en gran medida por apoyos privados, es decir, telerisa y otros “buenos samaritanos” van a “donar” dinero para mejora de instalaciones, etc. Los despistados que celebraban las “bondades” de la “reforma educativa” afronten la realidad ahora sí.

 

  • Pa’ eso me gustaban
    Jose Macías
    Ya era sabido que el SNTE dobló las manos cuando echaron al bote a Elba Esther. Ya no defiende los derechos de los trabajodres de la educación, ahora defiende los del patrón, los del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Es comparsa de Chaufet para quitarle la gratuidad a la educación. Y todavía algunos ingenuos padres de familia y maestros piensan que no les cobrarán en las escuelas públicas el gasto educativo de sus hijos.

 

  • para atras y otros tantos para atras tambien
    AQUIMICHU A MI BURRITA, pasito
    ¿CON QUE MERITOS FUE ESCOGIDO EL QUE ESTA SENTADO A LA DIESTRA DEL SEÑOR DE LOS PINOS, EN LA SEP?. VAYA USTED Y YO A SABER, PERO ES OTRA DE SUS “INSTITUCIONES” CARCACHA, QUE NOMAS NO FUNCIONA, AL IGUAL QUE EL RESTO DE ELLAS……
  • tributos
    sergio cazares hernandez
    Yo propongo, que si se supone que con mis impuestos se paga la educación y no se que tantas otras cosas. Lo que yo done al cochinito, se me descuente de mis impuestos directos y no como un gasto.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>