Exigió UPAEP una política de Estado por un México Seguro

By on octubre 29, 2014

Emilio Baños Ardavín, rector de la UPAEP hizo un pronunciamiento y llamó a la reflexión sobre las últimas causas del deterioro social que vive nuestro país, ante la presencia de alumnos, catedráticos, administrativos y representantes de los medios de comunicación.

Subrayó, “desde nuestra perspectiva, la razón de fondo radica en la instrumentalización y degradación de la vida, especialmente en  los  más vulnerables e indefensos. Por ello sostenemos que la recomposición del tejido social pasa necesariamente por la dignificación de la persona humana y por el respeto irrestricto a sus derechos inalienables”.

Acotó al señalar que merecemos un país donde se garantice el Estado de Derecho y se cuente con instituciones sólidas que trabajen por la justicia, “nos sumamos al clamor de la ciudadanía por el esclarecimiento de los hechos relacionados con la desaparición de 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa y de los atentados contra la integridad y la vida de universitarios en el país”.

En ese sentido, Baños Ardavín exigió una política de Estado por un México Seguro, que incluya medidas contundentes para combatir la corrupción y la impunidad.

Agregó, “porque somos un pueblo que ama la paz y que busca construir el Bien Común para que todos tengamos derecho a una vida digna, nos comprometemos a contribuir en esta tarea desde nuestro quehacer universitario, trabajando con el ahínco en pos de la misión institucional de la UPAEP: “Crear corrientes de pensamiento y formar líderes que transformen a la sociedad en la búsqueda de la Verdad, integrando la fe, la ciencia y la vida”.

“Ojalá que esta sea una oportunidad para despertar a México; despertar al México de las convicciones y los valores profundos y en ese contexto la Universidad es de las pocas instituciones que hoy tienen calidad moral para encabezar ese despertar”, manifestó.

Por su parte, la alumna María del Carmen Valle Rodríguez, estudiante de la licenciatura en Filosofía de la UPAEP, habló sobre la grandeza del hombre, “De poseer no sólo inteligencia y voluntad, sino sobre todo de tener un espíritu capaz de reconocer en el otro a un ser libre, semejante a él mismo, y en ese sentido, defender a los suyos hasta las últimas consecuencias”.

Lo anterior, dijo, se concreta en dos formas fundamentales: 1) la apertura y defensa de la vida en cualquiera de sus etapas. 2) la búsqueda de la justicia en todo ámbito humano.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>