Las universidades deben estar comprometidas con la calidad educativa

By on diciembre 1, 2014

Ante el escenario actual por el que atraviesa México, la única institución acreditada, con la autoridad moral para proponer un contexto distinto en el país y dar una respuesta confiable a la sociedad es la Universidad, aseguró Emilio José Baños Ardavín, rector de la UPAEP, durante la inauguración del XXIX Congreso Nacional de Recursos Humanos de FIMPES.

Agregó que en ese sentido, la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior (FIMPES) y las universidades que están afiliadas a este organismo, están obligadas a dar una respuesta diferente, a cumplir con una responsabilidad mayor, “ofrecer una formación de calidad, que marque la pauta en la propuesta educativa en las instituciones de educación superior de nuestro país”.

Baños Ardavín aseguró que otra de las responsabilidades de la Universidad es contribuir a la formación del recurso humano para cumplir con las exigencias de la sociedad, “el velar por las mejores prácticas, por las mejores condiciones para atraer ese talento humano y acompañarlo, es de absoluta vitalidad y por lo tanto requiere de las mejores estrategias, para hacer cumplir la misión que tenemos como universidades que quieren estar insertas en la dinámica social”.

Asimismo, dijo que es importante que las universidades que forman parte de la FIMPES continúen trabajando de manera proactiva, de compartir las mejores prácticas de enseñanza y formación, pero sobre todo, de innovar y de establecer los mejores procesos dentro de las organizaciones.

De igual forma, apuntó que es importante estar alertas ante las necesidades sociales, de conocer cuáles son los retos que se deben afrontar las universidades que hacen de manera responsable su trabajo de formación educativa y marcan la diferencia entre las universidades que forman parte de la Federación y las que no lo están.

Por su parte, Juan de la Borbolla Rivero, presidente del Consejo Directivo de FIMPES y Rector de la Universidad Panamericana, Campus Guadalajara, afirmó que la FIMPES y la UPAEP, “han trabajado y tenido carreras muy paralelas, y FIMPES le debe mucho a la UPAEP, esta universidad se ha distinguido por ser una institución que siempre levanta la mano cuando se necesita algún tipo de apoyo solidario respecto de estas otras 113 universidades que forman parte de la FIMPES, de un universo, según datos del subsecretario de Educación superior de más de 2 mil 700 universidades, que se dicen particulares en nuestro territorio nacional”.

Acotó que la FIMPES siempre ha buscado entre las universidades que  la conforman, establecer como criterio normativo de actuación la calidad, “fomentar la búsqueda continua de la calidad, sin importar el tamaño, la potencialidad económica que tenga cada una de estas instituciones, si tienen un compromiso serio con la calidad, pueden aspirar a ser una universidad FIMPES”.

De la Borbolla Rivero, declaró que en el fondo, a las universidades particulares les debe preocupar el alumno, su formación, la calidad de educación que va a recibir. “En las universidades FIMPES, actualmente se cuenta con una población aproximada de 500 mil estudiantes, y su principal compromiso de la Federación es responder a la ilusión que tienen estos universitarios de estudiar una carrera universitaria de calidad, de asegurar un mejor futuro”.

Enfatizó que uno de los peores fraudes que se pueden cometer en esta vida es presentarle a un alumno preparatoriano “una especie de paraíso, en donde dentro de 4 o 5 años, cuando se gradúe, de determinada universidad, se le abrirán las puertas y será un triunfador y que se convierte en un fraude al no haberle dado esa calidad en su formación educativa y de capacitación para la vida profesional, además de los conocimientos y desarrollado la capacidad para estudiar todos los días de su vida, se tope con una realidad que no es la que esperaba”.

También aseguró que las universidades FIMPES, siempre buscan promover una formación ética, rica en valores y sobre todo, que estén conscientes y acordes con las realidades de la sociedad.

En ese sentido, manifestó que en los departamentos de recursos humanos de las universidades y de cualquier organización, se pueden construir ese cambio que se busca en el ser humano. “Los departamentos de recursos humanos son un punto de enlace entre dos áreas que aparentemente siempre están enfrentadas en una universidad, el área académica y el área administrativa y el puente de oro que unen estas dos áreas son las direcciones de recursos humanos de las universidades”.

Subrayó que los departamentos de recursos humanos de las universidades deben desarrollar el potencial humano de sus integrantes. “Este departamento se debe encargan de desarrollar el plan de vida y carrera de las personas que trabajan dentro de las instituciones de educación superior, comenzando por el rector y demás miembros”.

De igual forma, apuntó que los profesores de las universidades deben tener claro el sentido de identidad de la Universidad en la que colabora, porque de no ser así, se convierte en un asalariado, en un rompedor de las potencialidades que la universidad debe desarrollar en sus alumnos y con el resto del claustro universitario”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>