Niños esclavos que son obligados a trabajar en el campo. Feliz día del Niño

By on abril 30, 2016
San-Quintín

■ En el año 2015 murieron siete infantes debido a negligencias por parte de sus padres, informan

■ No se tiene la capacidad de dotar de insumos para evitar que los menores laboren: autoridades

El próximo Día del Niño los hijos de los pocos jornaleros agrícolas que ya llegaron a las comunidades de Fresnillo no tendrán nada que celebrar, al contrario, su permanecía en los campos de cultivo representa un riesgo que puede ser perder la vida por ayudar en mejorar los ingresos económicos de sus familias.

Durante el año 2015, los registros de la Secretaría de Salud arrojaron que en los municipios que integran la Jurisdicción Sanitaria número 03, murieron siete menores de edad, hijos de los recolectores de frutas y legumbres, esto, debido a negligencias por parte de sus padres, que pudieron ser atendidas para evitar los decesos.

Cada año llegan a El Mineral niños que son obligados a trabajar en el campo
A los niños se les pide el acarreo de botes vacíos, los más pequeños también reciben órdenes para la recolección de tomatillo y otras faenas como retirar la hierba ■ fotos: susana zacarías

Entre los casos más polémicos que se registraron el año pasado, resultó la muerte del pequeño jornalero que radicaba en la comunidad de Río Florido y acudió con sus padres a la pizca de cultivos en el vecino municipio de Enrique Estrada; luego de una intensa faena, el menor buscó un lugar para descansar y eligió la parte posterior de un camión de carga que después de acopiar los frutos fue puesto en marcha y atropelló al niño, quien debido a las lesiones que presentó perdió la vida.

Otra de las emergencias que son constantes es la intoxicación de los pequeños al exponerse a los plaguicidas e insecticidas que se aplican a las cosechas, se ocasionan desde lesiones en la piel hasta intoxicaciones que requieren la estancia en hospitales.

P13 La Jornada Zacatecas Niños jornaleros  (1)

Otros casos más resultan también de la negligencia de los mismos padres de familia de los niños jornaleros, quienes llegan al municipio con diversas enfermedades, por sus usos y costumbres niegan la atención médica y ésta la piden hasta que los esfuerzos médicos son insuficientes.

Los médicos brigadistas que prestan sus servicios en las áreas donde se asientan los trabajadores del campo coinciden en que los niños jornaleros carecen del mínimo seguimiento médico y la gran mayoría carece del esquema de vacunación, dosis con las que se pudiera aminorar los efectos de los padecimientos.

Oliver Emanuel Herrera Guevara, coordinador de Atención Médica de la Jurisdicción Sanitaria 03 con cabecera en Fresnillo, indicó que ante la llegada de los trabajadores agrícolas a Fresnillo para levantar la cosecha, la institución de salud dará preferencia a los grupos de riesgo entre los que se incluyen a los niños menores de 5 años.

“Este es un problema sociocultural, los usos y costumbres de estas personas son muy arraigados, pero no por eso vamos a cerrar la puerta o volvernos ajenos a la situación que a ellos compete porque primero nos interesa su salud porque están radicando en una localidad de Fresnillo, esto sin considerar los riesgos innecesarios para el resto de la población”, apuntó el funcionario.

P13 La Jornada Zacatecas Niños jornaleros  (2)

En torno a las familias y grupos en donde se obliga a los niños a contribuir en las faenas del campo, Herrera Guevara resaltó que no son un ente juzgador, ni cuentan con la capacidad de dotar los insumos para evitar que los niños laboren en los campos de cultivo de las regiones productivas del municipio.

“La situación de los niños en los campos no la podemos regular, porque los niños dependen directamente de sus padres, por ello no podemos intervenir en la crianza, en la forma de dirigir una familia, pero si podemos informarles del grave riesgo que corren los niños, también la familia y el resto de los jornaleros y los habitantes de la comunidad”, finalizó.

En la delegación de la comunidad de Río Florido se tiene el registro de que han llegado cerca de 100 jornaleros, donde se pronostica que un tercio de ellos son menores de edad quienes desde su llegada son vistos en los campos realizando maniobras de recolección a fin de ganarse una remuneración económica para ayudar a sostener a sus hogares.

José Francisco Escobedo, delegado de la comunidad de Río Florido, indicó que aunque la Secretaría del Trabajo y Prevención Social ha tratado de regular la situación, cada año es lo mismo, mientras no se cuente con la infraestructura para que los jornaleros puedan dejar a sus hijos en resguardo, la presencia de los menores en la pizca de cultivos no cesará.

“Por familia de jornaleros que llegan a Río Florido, mínimo cinco de sus integrantes son niños, aproximadamente llegan entre 500 y 700 familias, es un número elevado de infantes, de entre 3 a 12 años de edad, que se ven en los campos de cultivo obligados a aportar económicamente al sustento de sus familias”, agregó la máxima autoridad de la localidad.

El niño apoya al acarreo de botes vacíos, los más pequeños también reciben órdenes para la recolección de tomatillo y otras faenas como es retirar la hierba y el plástico que cubre a las plantas que dan el fruto, el trato es similar a las personas adultas.

“Desafortunadamente el padre de familia ve como le rinde más el dinero si el niño trabaja, se ve reflejada en su ganancia y ello fomenta a que los niños se arriesguen efectuando las labores de recolección de frutos mientras pudieran dedicarse a estudiar, pero recalco que no hay un lugar donde se queden mientras sus padres trabajan”, destacó Escobedo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>