Cambios a ritmo circadiano pueden causar obesidad y adicciones: experta

By on abril 12, 2017
  • Depresión, irritabilidad y cansancio crónico, otros padecimientos por la alteración
Emir Olivares Alonso
Periódico La Jornada

La dinámica de la vida moderna ha generado que se alteren los ritmos circadianos de las personas, lo cual ha hecho más propenso al ser humano a padecer obesidad o a tener mayor adicción al alcohol o las drogas.

Carolina Escobar, académica de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ha estudiado, junto con su equipo de colaboradores, las alteraciones de dichos ritmos, que se ven afectados si la gente se desvela, no duerme bien o come a altas horas de la noche.

Los universitarios han descubierto que quienes trastocan sus ritmos circadianos normales enferman de cansancio crónico, muestran irritabilidad, sufren depresión y desarrollan obesidad y adicciones, incluso a alimentos con altos contenidos de carbohidratos.

Se trata de cambios físicos, mentales y conductuales que experimentan los seres vivos durante un ciclo de 24 horas y que responden principalmente a la luz y la oscuridad en el ambiente, explicó. Desvelarse, no dormir el tiempo adecuado y comer por las noches son sólo algunos hábitos que potencian la alteración.

La investigadora afirmó que durante el día el cuerpo humano está en modo activo: el corazón late más fuerte, la respiración es más intensa y el aparato digestivo funciona normalmente, porque dispone de comida.

Por la noche cambia a un modo de descanso: durante el sueño se liberan hormonas que ayudan a reparar los tejidos y a eliminar desechos metabólicos, entre otras funciones.

Si hay desorganización, aseveró Escobar, se presenta falta de coordinación que lleva a que las funciones no se realicen de manera eficiente.

Escobar y sus colaboradores se han interesado en los problemas de salud y de conducta que se observan en la sociedad moderna a consecuencia de esa alteración. Por ello han desarrollado en su laboratorio modelos experimentales que les permiten estudiarlos.

La especialista definió dos tipos de personas: las matutinas, aquellas a las que se les facilita levantarse y empezar sus actividades temprano, y las nocturnas, a quienes se les dificulta levantarse en las primeras horas del día, pero que pueden estar activas hasta altas horas de la noche.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>