Astillero: Picor en Los Pinos

By on abril 19, 2017
  • ¿Cuál chile sí embona?
  • Nueva historia: AddD y DddD
  • AMLO y el chivo expiatorio
Julio Hernández
Julio Hernández López
Astillero
Enrique Peña Nieto (EPN) recurrió a una frase de la picaresca mexicana para testimoniar su asombro ante la generalizada desconfianza que han provocado las aprehensiones de ex gobernadores, en particular la del veracruzano Javier Duarte de Ochoa:No hay chile que les embone. Si no los agarramos, porque no los agarramos; si los agarramos, porque los agarramos, dijo al columnista Francisco Garfias, según fue publicado este martes en el diario Excélsior.

Las seis primeras palabras tienen en México significaciones coloquiales relacionadas incluso con lo sexual. La primera acepción de embonar, según el diccionario de la Real Academia Española, es poco utilizada: Mejorar o hacer bueno algo. Hay otras dos definiciones: una, para asuntos de cocina, rebozar, envolver en pan rallado o en harina un alimento para freírlo; otra, para fines marítimos,forrar exteriormente con tablones el casco de un buque para ensanchar su manga y darle más estabilidad.

La cuarta acepción es utilizada en Andalucía, Ecuador y México:Empalmar o unir algo con otra cosa. Que un chile embone, o no, se inscribe en México en un contexto de ensamblaje sexual. Algunos aficionados a las corridas de toros aseguran que la frase completa fue pronunciada originalmente por el doctor Rafael Herrerías, quien fue administrador de la Plaza México y, con esa expresión desesperada, se habría referido al exceso de condiciones que cierto personaje del ámbito taurino ponía para actuar en el coso considerado el más grande del mundo.

El aprovechamiento de la peculiar frase de chiles y empalmes no solamente refleja una supuesta desazón extrema del principal ocupante de Los Pinos, es decir, un significativo abatimiento ante una incomprensión ciudadana generalizada respecto de esas acciones que él sería casi el único en valorarlas adecuadamente (el síndrome del Solitario de Palacio). En realidad, y más allá del contexto en que se produjo tal frase, constituye una línea de trabajo propagandístico que está siendo seguida con aplicación por un variopinto catálogo de opinantes en medios de comunicación, tratando de convertir en una especie de delito de pensamiento dudar de la narrativa gubernamental que pretende convertir las detenciones en mención, sobre todo la de Duarte, en una especie de homenaje histórico adelantado a un político mexiquense que habría dado fuertes golpes contra la impunidad de algunos de sus propios compañeros de equipo.

La inviabilidad de que cualquier chile embone a los mexicanos está demostrada en los bajos índices de popularidad que las siempre discutibles casas encuestadoras asignan a la figura de quien ocupa la Presidencia de la República. Azoro podría causar que, en un contexto de amplia aceptación del ejercicio político de Peña Nieto, de pronto una acción aislada no fuese bien valorada por los ciudadanos. Pero, en México, es justamente lo contrario: excepcional es aquella medida del gobierno federal que logra superar la fundada desconfianza del público.

Sin embargo, el peñismo y sus aliados panistas (el bipartidismo inducido del que ha venido hablando esta columna siempre picante) pretenden diseñar el futuro electoral a partir de un antes y un después de la detención de Duarte (AddD y DddD). Todo lo malo que hubo antes de la detención de Duarte debe ser borrado de la memoria colectiva para entrar de lleno a la nueva etapa, justa y justiciera, de los buenos priístas y panistas que celebran la aprehensión de una pieza propicia, el mencionado Javidú, y prometen instaurar el reino de la batalla triunfante contra la corrupción y la impunidad.

En otro tema: Josefina Vázquez Mota dio a conocer su declaración en formato 3de3. Un dato relevante es el relacionado con sus ingresos durante el año pasado, por más de un millón de pesos al mes. Recuérdese que la ahora candidata a gobernar el estado de México ha invertido en acciones de la empresa de pinturas Comex, dirigida por uno de los hermanos de Josefina, involucrados él, otros hermanos y el padre de la panista en hechos que a juicio de la Procuraduría General de la República pueden constituir delitos relacionados con lo que se abrevia como lavado de dinero. El esposo de Vázquez Mota, Sergio Ocampo Muñoz, ha sido directivo de Maseca, la exitosa empresa fundada por Roberto González Barrera.

Más allá de los datos difundidos por la panista, queda en el aire el delicado asunto de los más de mil millones de pesos que el gobierno de Peña Nieto asignó a organizaciones convergentes en el mando honorario de Vázquez Mota, según eso para ayudar a migrantes mexicanos en Estados Unidos mediante programas y acciones que de manera natural debía hacer el propio gobierno federal.

Colocado por sus adversarios en el centro de un escándalo político que le ha sido preparado (el de las presuntas negociaciones con Javier Duarte de Ochoa en Veracruz, para favorecer a Morena en las elecciones estatales de 2016), Andrés Manuel López Obrador seleccionó con poca fortuna un par de palabras para referirse al mencionado ex gobernador veracruzano. Chivo expiatorio, dijo, y con ello facilitó a sus adversarios el insistir en que hasta en esa amable etiquetación verbal hay indicios de comprensión hacia el antecesor de Miguel Ángel Yunes Linares.

El propio López Obrador había causado polémica en abril de 2016, al mencionar que “el jefe de jefes de la mafia del poder, Carlos Salinas de Gortari, está atrás de la campaña que llevan a cabo Televisa y Reforma en contra del gobernador de Veracruz, Javier Duarte, para favorecer al candidato del PAN, Miguel Ángel Yunes Linares” (https://goo.gl/SqIxdv.) Ayer, en el estado de México, AMLO aseguró que nunca se ha reunido con maleantes, entre los cuales citó a Duarte, Yunes, Salinas, Calderones, Fox, Peñas.

Astillas

Trump retoma a México como costal de boxeo: anuncia que apretará en cuanto al TLC, para que la renegociación beneficie de verdad a Estados Unidos, y pone nuevas condiciones a la contratación de personal extranjero calificado en empresas radicadas en ese país ¡Hasta mañana!

Foto Víctor Camacho

ESCONDITE TROPICAL. Panorámica del hotel La Riviera de Atitlán, ubicado en el poblado Panajachel, del guatemalteco departamento de Sololá, donde fue detenido el sábado el ex gobernador de Veracruz Javier Duarte de Ochoa

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>