La reforma educativa que no fue

By on junio 13, 2017
Aurelio Nuño Mayer

Por: Miguel Ángel Pérez Reynoso*

*Doctor en educación

Profesor–investigador de la Unidad 141 de la UPN

Correo: mipreynoso@yahoo.com.mx

Parece que las intenciones eran claras desde un principio, desmantelar el SNTE, quitando a la maestra de su dirección nacional, cancelar derechos laborales de los maestros y maestras, cambiar las reglas del juego para el ingreso, promoción y permanencia, borrar carrera magisterial, anular el escalafón, la plaza automática y basificada, los derechos adquiridos por años de servicio, invalidar la experiencia docente, etcétera. La reforma educativa nunca lo fue, interesó más el esquema y la instrumentación de cambios laborales que el asunto pedagógico, lo que se buscaba fue volver a tener el control, obligar a la evaluación, controlar cambios de adscripción, ascensos, promociones. La reforma no fue, pero sus consecuencias que si han sido, son muy desfavorables.
Hoy los 10 ejes del Nuevo Modelo Educativo se pasean por todo el país mediáticamente, se pagan inserciones en los periódicos locales y de circulación nacional, se pagan spots en radio y tv, se pagan promocionales vacíos de contenido en donde se puede. ¿Para que aferrarse a gastar tanto dinero en este monumento al fracaso educativo en cuanto a planeación, claridad y propuesta estratégica está asegurado?
Así como sucede en el futbol hoy que está de moda, cuando el director técnico se encierra con sus jugadores en el vestidor, en un espacio casi privado se abre a la reflexión y reconoce los aciertos o el fracaso y después de ello toma una decisión y la anuncia a sus cercanos.

¿Qué pasará en el vestidor de la camarilla directiva de la SEP?

¿Qué pensará su titular de este gran fracaso?

¿Cómo lo viven su equipo técnico y el staff de asesores?

La reforma educativa en México no ha sido por tres razones básicas:

a) Una reforma se construye y se consensa desde el primer momento cada idea y cada acción, pasa por un grupo de personas que le van dando cuerpo, rostro y corazón como definían a la educación los antiguos aztecas. Aquí parece que un grupo reducido se encerró demasiado en sí mismo, la hechura de la reforma no es referencia para lo que México necesita, ni siquiera sus patrocinadores.

b) Los contenidos no corresponden a las necesidades que en prospectiva México necesita. La educación de niños, niñas y jóvenes no pasan por la propuesta de reforma que propone la SEP. Las sugerencias de contenido se tornan en una serie de lugares comunes de cosas ya sabidas e incuso incluidas en la propuesta actual del Plan 2011.

c) La propuesta no cuidó el crear las condiciones necesarios para instalar un nuevo estadio educativo en nuestro país. Pareciera que de las declaraciones se pasaría a las acciones mágicamente. Ha hecho falta una mediación significativa que instale no sólo la infraestructura también la estructura para la reforma, dicha estructura tiene que ver con docentes capacitados y asesorados, con claridad y eficacia en las propuestas y contenidos del Modelo nuevo, claridad en los productos de aprendizaje que se pretenden generar, superación de las propuestas anteriores no solo de manera probable sino de manera probada. etcétera.

Así las cosas, la reforma no fue, porque se le terminó el plazo que este país brinda para el diseño y curso de acción de cualquier reforma y concretamente para aquellas propuestas que se vinculan con el desarrollo social.
Es bueno que ya le digan al Director Técnico de la SEP que el partido está a punto de terminar, su derrota es inminente, que piense en otra cosa y que no siga derrochado el dinero que no es de él sino de los miles de mexicanos que deseamos otro rumbo y otro sendero de reforma, desde las formas y los contenidos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>