El nuevo modelo educativo y la negación de la pobreza

By on julio 12, 2017
escuelas
  • Mientras que el modelo educativo lo decidan personas cuyo sueldo y estilo de vida está excesivamente por encima del ingreso promedio de las familias del país, no será, bajo ningún argumento o justificación, un modelo ético y moral

Marco Antonio González Villa

Por: Marco Antonio González Villa

antonio.gonzalez@ired.unam.mx

UNAM CCH Naucalpan

Profesor de asignatura Psicología

Desde una perspectiva social, epistemológica y psicológica, la única posibilidad de hacer válida la existencia es a partir del reconocimiento del otro. Cuando dicha situación no se presenta, las personas son totalmente nulificadas o, en el mejor de los casos, cosificadas con fines meramente utilitarios.

Ambas posiciones, nulificar o cosificar al otro, patentizan una postura no sólo no ética ni moral, sino también cínica en cuanto a la justificación de las acciones realizadas. El Nuevo Modelo Educativo (NME) se encuentra precisamente dentro de este rango de acción: impone su ejecución negando a un otro, aunque en este caso sean desafortunadamente muchos otros. Es por tanto, de inicio, un modelo fallido porque se dirige a una población que no existe, al menos no en un porcentaje considerable, y plantea supuestas soluciones que permitirán erradicar todo tipo de problema social, menos, lógicamente, la condición de pobreza.

Uno podría entender, sin justificar obviamente, que tal postura se plantea a partir del desconocimiento y la ignorancia de las condiciones socioeconómicas que presentan la mayoría de las familias, sin embargo, cuando la negación y la falta de reconocimiento son su base y soporte, debemos considerar aquí una clara falta de ética.

El NME plantea una serie de indicaciones que dan por sentado y presuponen a alumnos y familias que disponen de diferentes condiciones que les garantizan, y les aseguran, poder recibir una educación que les dará una oportunidad de vida mejor. Es interesante el planteamiento, sobre todo cuando pensamos que diferentes metodologías de abordaje económico han demostrado que el 80% de los habitantes del país viven en condiciones de pobreza lo que implica que viven situaciones tales como el hambre o mala alimentación, el hacinamiento, el desempleo parental, precarias condiciones de salud para los alumnos o sus padres y/o tutores, abandono parental, familias desintegradas, casas de baja calidad, suciedad, falta de servicios públicos, subsistir con un inmoral salario mínimo, por referir algunas de ellas. Tema aparte serían las condiciones de la escuela a la que asisten muchos alumnos de origen indígena o perteneciente a barrios y comunidades pobres de los diferentes estados, en las que la falta de equipamiento o infraestructura limitan e impiden que se logre la pretendida igualdad de oportunidades.

Mientras que el modelo educativo lo decidan personas cuyo sueldo y estilo de vida está excesivamente por encima del ingreso promedio de las familias del país, no será, bajo ningún argumento o justificación, un modelo ético y moral.

El reconocimiento de la pobreza, de los pobres, como primer paso y el realizar acciones que pudieran contrarrestar dicha condición tendrían que ser las premisas previas para implementar una Reforma o un Nuevo Modelo Educativo, porque sólo así se haría evidente que se identifican las necesidades del otro; de no ser así:

¿cómo es posible plantear un NME que desconoce a las personas a las que va dirigido?

¿cómo plantear un NME que no garantiza ni la igualdad de oportunidades ni mucho menos la eliminación de la pobreza?

¿por qué no hay una reforma laboral que le garantice al alumno trabajo seguro al dejar sus estudios?

No es entendible, a menos que se implemente con fines clientelares, para justificar gastos excesivos, para buscar protagonismos políticos, para buscar el estatus quo, pero nunca con fines educativos. Pero no puede ser así, a menos que se carezca de ética y se le niegue la posibilidad de ser reconocido como persona a alguien sumido en la pobreza, buscando solamente la manera en que pueda ser utilizado como dato o en una foto de campaña, sin darle valor a su ser, a su existencia. No, no puede ser así ¿o sí?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>