No se pueden comparar los resultados de Planea 2017 con pruebas anteriores: SEP

By on septiembre 19, 2017

EDUCACIÓN FUTURA

La Secretaría de Educación Pública (SEP) considera que los resultados de la prueba PLANEA 2017, presentados hoy por el INEE, aportan un nuevo instrumento para conocer los resultados de los aprendizajes en la educación media superior, ya que PLANEA 2017 es una prueba esencialmente nueva, con estándares de exigencia más elevados que las pruebas anteriores, en correspondencia con las metas que se ha propuesto la Reforma Educativa.

Mediante un comunicado, la dependencia señaló que conviene precisar que se trata de una herramienta cuyos resultados no son comparables con las pruebas PLANEA 2015 y PLANEA 2016. Si bien PLANEA 2017 es, como las dos anteriores, una prueba estandarizada, con reactivos de opción múltiple dirigidos a los alumnos que cursan el último semestre del bachillerato en la modalidad escolarizada, este instrumento introdujo, entre otros cambios, una nueva escala de calificación y nuevos puntos de corte para categorizar los resultados en cuatro niveles de desempeño, más estrictos que los utilizados anteriormente. Además, la prueba explora un mayor número de áreas de conocimiento que en el pasado y sus esquemas de ensamble, aplicación y calificación también se transformaron.

Debido a todas estas innovaciones, PLANEA 2017 provee una nueva línea de base que servirá como referencia para medir los avances en el logro de los estudiantes de la educación media superior en los próximos años.

No obstante que, como ya se señaló, estos resultados no son comparables con los de pruebas anteriores, sí lo son los resultados expresados en puntaje promedio nacional para cada área evaluada, cuando se califica a los estudiantes con una misma escala. Esto significa que si los estudiantes de PLANEA 2015 hubiesen presentado una prueba similar a la de 2017, sus resultados habrían sido muy semejantes. En Lenguaje y Comunicación, el promedio nacional alcanzado en 2015 por los alumnos evaluados fue de 496 puntos, mientras que en 2017 fue de 500, es decir, se registró una mejora de 4 puntos (la escala es de 200 a 800 con una media de 500 puntos). Asimismo, para el caso de Matemáticas, el puntaje promedio en 2015 fue de 498 y en 2017 de 500 puntos, con un aumento de 2 puntos.

Los datos de la prueba PLANEA 2017 muestran además que:

  1. Los alumnos de la educación media superior en el campo de la Comunicación y el Lenguaje se distribuyen de manera más o menos homogénea en los tres primeros niveles de logro (33.9% en el nivel I, 28.1% en el nivel II, 28.7% en el nivel III y 9.2% en el nivel IV).

  1. Esto no ocurre en Matemáticas, en la que cerca de las dos terceras partes de los estudiantes se concentra en el nivel más bajo del desempeño. Esto indica un problema generalizado de bajos niveles de aprendizaje, de acuerdo con los estándares de la prueba, que deberán ser analizados por las comunidades escolares de todos los subsistemas de la educación media superior.
  2. La prueba PLANEA también refleja diferencias muy sensibles en el desempeño de los alumnos por capital económico, tipo de sostenimiento y subsistema, así como diferencias por género,  región y diversas variables socioeconómicas.
  3. En términos generales, los mejores resultados corresponden en ambos campos disciplinares a los planteles de bachillerato de las universidades autónomas estatales. El logro de los alumnos en planteles particulares es muy semejante a los que obtienen los alumnos de los planteles públicos de sostenimiento federal. Más rezagados se encuentran los planteles de control estatal.

Como lo sugiere PLANEA 2017 y los resultados de otras pruebas internacionales, hay evidencia de que los cambios en el ámbito educativo suelen producirse inicialmente con gradualidad. Hay muchas razones para explicar por qué esto ocurre así. La Reforma Educativa ha requerido alinear muy diversos procesos y sus intervenciones se difunden y extienden con velocidad variada en los diversos subsistemas de la educación media superior. Igualmente, el perfil y competencias didácticas y disciplinares de los maestros y sus prácticas de aula no se modifican rápidamente y se requiere de tiempo para que puedan mejorar su desempeño.  Finalmente, el capital intelectual con el que los alumnos ingresan a este nivel educativo, sobre todo de los segmentos de menores ingresos, es muy bajo y a menudo carga el peso del déficit acumulado en sus habilidades cognitivas y socioemocionales.

Los resultados de PLANEA 2017 confirman que la agenda de transformaciones en marcha en el ámbito educativo es tanto adecuada como pertinente. Por ello, la Reforma Educativa y el Nuevo Modelo Educativo se han enfocado correctamente, entre otras a las siguientes acciones:

  • La selección de los mejores maestros frente al aula, a través del servicio profesional docente.Tan solo entre 2014 y 2016, en los concursos de ingreso basados en el mérito, se han presentado 87 mil 592 candidatos, de los cuales sólo 37% han alcanzado idoneidad.

  • El fortalecimiento de la formación continua para potenciar las capacidades de los docentes.Entre 2016 y 2017, casi 100 mil docentes en servicio de la educación media superior de los diversos subsistemas (alrededor de 70% de los sujetos obligados por la Ley General del Servicio Profesional Docente) han tomado cursos en el programa de formación continua de la SEP.
  • El fomento al trabajo colegiado para que los docentes obtengan retroalimentación de sus pares. Al respecto, puede señalarse que en los últimos años esta práctica ha venido en constante aumento. Los planteles con trabajo colegiado frecuente (al menos una vez al mes) aumento de 36.5 a 62.4% entre 2012 y 2016.
  • La revisión del planteamiento curricular en los diferentes niveles educativos. Este esfuerzo ha tenido como propósito identificar los aprendizajes clave en este nivel educativo, descargar contenidos y alinear la secuencia de los mismos para mejorar los aprendizajes de los estudiantes.
  • La implantación del Nuevo Modelo Educativo y la modificación de las prácticas de aula para obtener mejores resultados en los aprendizajes. En este sentido, conviene recordar que tan sólo entre 2016 y 2017 más de 90 mil docentes han tomado cursos sobre el Nuevo Modelo Educativo o sobre mejores prácticas de aula.

Esta agenda es semejante a la de otras naciones que han tenido éxito en transformar su sistema educativo. La información disponible muestra que la Reforma Educativa avanza de manera consistente y sostenida en la implementación de intervenciones pertinentes dirigidas a superar el actual estado de cosas.

En 2020, cuando de nueva cuenta se aplique la prueba PLANEA, se presentará nuevamente una oportunidad para evaluar y calibrar el resultado de estos esfuerzos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>