La reubicación de estos alumnos, recordó Nuño, tendrá que concretarse a más tardar el sexto día de noviembre, con lo que aseguró que no habrá necesidad de modificar el calendario escolar del ciclo 2017-2018.

Sobre las casi 4 mil aulas temporales, Nuño informó que será responsabilidad de cada entidad decidir las características de las mismas, así como designar las compañías que las construyan, siguiendo lineamientos de la Federación, que aportará la mayor parte del dinero.

Cuestionado por la prensa en las instalaciones de la SEP, Nuño reiteró que no es posible dar clases en la vía pública.

–¿La SEP va a hacer algo con quienes están dando clases en las banquetas?

A lo que Nuño respondió:

“Entendemos el momento, entendemos la desesperación que existe. He visto algunos casos, afortunadamente menores, de escuelas que están dando clases al aire libre o en las banquetas (sic). Quiero ser muy claro: eso no se puede. Quienes lo están haciendo están poniendo en riesgo a los estudiantes. Es irresponsable.

“No se puede cometer la irresponsabilidad de poner a estudiar a los niños en las calles, a la intemperie, frente a diversos riesgos”, dijo el funcionario federal para luego advertir que la autoridad educativa de cada entidad tiene que asegurarse de que eso no suceda.

Finalmente, Nuño pidió paciencia y prometió que todos los estudiantes contarán con un espacio de estudio “digno”.