La Observación de clase entre maestros

By on marzo 1, 2018
maestros

Por: Adriana Piedad García Herrera*

*Doctora en Educación.Catedrática de la Benemérita y Centenaria Escuela Normal de Jalisco adrianapiedad.garcia@bycenj.edu.mxBy

La SEP ha introducido una modalidad de trabajo en los Consejos Técnicos de Zona por demás interesante, “La observación de clase entre maestros”. Con la aspiración de conformar colectivos docentes que aprenden compartiendo sus experiencias se propone un proceso voluntario y respetuoso en el que, a través de distintos medios como carteles, comunicados impresos y faltó decir, redes sociales, se da a conocer el propósito, el horario, la duración y demás datos de la actividad.

Un profesor será observado por un máximo de 10 observadores en una sesión de clase única, dado que sólo el grupo a observar asistirá ese viernes a la escuela durante la primera hora del Consejo Técnico. El valiente profesor que desarrollará su clase no tendrá que ensayarla antes de la observación, eso podría prestarse a una simulación, como si la estrategia en su conjunto no lo fuera. Simular que se desarrolla la clase como cualquier día cotidiano de trabajo, tanto para el docente que está al frente como para los que observan, enfrenta a los niños al aprendizaje de la simulación desde edades tempranas.
¿Y qué pasará después de la sesión? En un ambiente de respeto y tolerancia, el osado profesor estará dispuesto a escuchar los puntos de vista y las opiniones de los observadores, sus compañeros de trabajo. La retroalimentación e intercambio de opiniones, que se proponen para después de la observación, incluyen reflexiones y experiencias que contribuyan a la solución del problema de enseñanza y aprendizaje, que es el foco de la observación.
Los observadores identifican problemas y en colectivo proponen formas de solucionarlos. Esta visión de la retroalimentación privilegia la mirada en la dificultad y su solución, a manera de recomendación y quizá ocurrencia. Esta forma de “reflexionar en colectivo” simplifica la práctica docente, como si en el desarrollo de la clase sólo se presentaran problemas, como si en una hora de trabajo con los niños no se realizaran una cantidad de tareas que hacen de la práctica docente una actividad compleja y por demás única.
Aprender de otros y con otros en el ámbito de la docencia es la gran aspiración de las escuelas que aprenden, pero en la estrategia que propone la SEP el saber no se nutre de nuevos conocimientos, se circulan las apreciaciones individuales de los participantes, valiosas pero insuficientes, sin incorporar la lectura cuidadosa y búsqueda de información para entender la complejidad de la docencia, convertir el proceso en una oportunidad real de desarrollo profesional docente y quizá después ofrecer estrategias de solución para el caso específico.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>