Imágenes que salvan vidas

By on mayo 27, 2018

Por Dulce Miranda

Ciudad de México. 24 de mayo de 2018 (Agencia Informativa Conacyt).- A través de la magnificación de imágenes, los signos vitales de pacientes con necesidades especiales, así como de adultos mayores que requieren observación constante, o recién nacidos propensos a enfermedades difíciles de detectar, podrían ser monitoreados mediante un sistema no invasivo propuesto por investigadores de la Universidad Panamericana (UP).

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, Jorge Eduardo Brieva Rico, doctor en procesamiento de señales y telecomunicaciones y académico de la Facultad de Ingeniería de la UP, explicó que el análisis y la interpretación de información médica, mediante dispositivos electrónicos, es una rama de la ingeniería que se relaciona, entre otras cosas, con el diagnóstico de los pacientes.

“Es una parte de la ingeniería biomédica, la cual entre sus objetivos tiene facilitar la detección, el análisis y la interpretación de información médica, como el ritmo cardiaco o la presión arterial del paciente, para simplificar muchos procesos. Es una disciplina de apoyo a la medicina, esto no significa que nosotros, como ingenieros, podamos reemplazar a los médicos, la idea es apoyarlos y aportar a la calidad de vida de los pacientes”.

Tras la revisión de trabajos previos sobre el monitoreo e interpretación de signos vitales a través de imágenes, el doctor Jorge Eduardo Brieva, junto con los también doctores y académicos de la UP Hiram Ponce y Ernesto Moya Albor, trabaja en un sistema de monitoreo no invasivo, basado en la magnificación de las imágenes obtenidas por una videocámara regular, lo que permite detectar ciertos cambios físicos en el organismo humano, imperceptibles a simple vista.

Alta resolución “Nosotros vimos la tendencia internacional a este tipo de monitoreo de los signos vitales a partir del uso de cámaras, sobre todo desde hace un par de años. Es un área en desarrollo con grandes potencialidades, está abierta al mejoramiento y ofrece muchos beneficios; por ejemplo, hay pacientes para quienes el simple hecho de poner un sensor, les puede causar gran dolor. El monitoreo de signos vitales sin contacto es algo que ya están usando en Europa y Estados Unidos. Consideramos importante aportar a la investigación e implementarlo aquí”, compartió el también ingeniero.

El sistema implementado por los investigadores de la UP consiste en el análisis, a través de un software creado por ellos, de las imágenes grabadas por una videocámara de alta resolución; la grabación obtenida es procesada mediante la transformada de Hermite, técnica utilizada para magnificar las imágenes.

Una vez que las imágenes son magnificadas, cambios imperceptibles para el ojo humano, como el ritmo respiratorio o variaciones en la coloración de la piel, se hacen evidentes y es posible determinar los valores de frecuencia de algunos signos vitales.

“En el proceso circulatorio de la sangre en el cuerpo humano existen distintos momentos, por ejemplo, cuando el corazón bombea la sangre al cuerpo y cuando la retira, hay un cambio en el oxígeno de los tejidos, lo que genera coloraciones distintas en la piel. Es un cambio no perceptible pero que está relacionado con la frecuencia cardiaca. La idea es detectar esos pequeños cambios, filtrarlos y determinar la frecuencia de los signos vitales. Hasta ahora, hemos comparado los resultados obtenidos con los resultados de un aparato de monitoreo tradicional y el margen de error es muy poco”, agregó el doctor Jorge Eduardo Brieva.

En cuanto a su aplicación, los investigadores han identificado, con la colaboración de algunos médicos, el monitoreo de recién nacidos, así como el de pacientes sometidos a estudios de sueño, como algunas de las posibilidades para implementar este sistema.

“La aplicación, en general, está orientada a dos tipos de público. Están las personas hospitalizadas con requerimientos muy específicos, como pacientes con quemaduras o bebés que pueden manifestar ciertas patologías a través de algunos movimientos; por otro lado, estarían personas no hospitalizadas, pero que necesitan un monitoreo constante en sus hogares sin estar conectadas de manera permanente a un aparato”, concluyó el doctor Jorge Eduardo Brieva Rico.

La investigación continúa

Aunque por ahora los desarrolladores de este sistema no han considerado la comercialización de un aparato diseñado para uso doméstico, no descartan la posibilidad de crear dos versiones del dispositivo: una para el uso en instancias médicas y otra para el público en general.

Los avances de esta investigación y otras relacionadas con el procesamiento y análisis de información médica serán presentados en la edición número 14 del Simposio Internacional de Análisis y Procesamiento de Información Médica (SIPAIM, por sus siglas en inglés), que se realizará del 24 al 26 de octubre de 2018 en Mazatlán, Sinaloa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>