Astillero: Mal manejo de reunión

By on agosto 6, 2018
▲ El próximo presidente en conferencia de prensa hace unos días.
  • Tres adjetivos en Tlalpan
  • ¿Pactos a descubierto?
  • Chiapas: negocio de Romo
Julio Hernández López
Astillero
La reunión entre Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y José Antonio Meade Kuribreña es entendible y justificada desde el punto de vista político. El virtual presidente electo debe abrir y sostener el diálogo con todos los actores políticos relevantes. El encuentro, por lo demás, fue anunciado desde las primeras horas posteriores al desenlace dominical de los comicios, cuando AMLO informó que había sostenido pláticas telefónicas con sus dos principales contendientes y había quedado de encontrarse con ellos en fecha posterior. Buscar la reconciliación nacional necesita una precisión muy puntual respecto a su significado y alcances, pero en general es una buena postura del apabullante ganador electoral.

2. El manejo político de la reunión fue deficiente. Si fuese por orden de importancia política, el primer invitado debió ser Ricardo Anaya Cortés, abanderado de la coalición que quedó en segundo lugar en las votaciones presidenciales, y no Meade, quien ocupó el tercer lugar. López Obrador, además, le dio al encuentro un toque personal, íntimo y cálido: no fue en la casa de transición ni en algún lugar relativamente neutral o plenamente formal, pues invitó a Meade a desayunar a su casa y luego hizo un video informativo en el que usó términos innecesarios en estos momentos políticos, al definir al copartícipe de las hechuras de los recientes gobiernos panistas y priístas (secretario de Estado en cinco ocasiones) como una persona decente, buena y honorable.

3. El uso de tales adjetivos tan positivos generó la primera reacción adversa para el político tabasqueño por parte de un segmento de sus seguidores, sobre todo en redes sociales. Algunos de quienes han sido defensores y promotores apasionados del hombre de los 30 millones de votos se sintieron desalentados o francamente enojados por el regalo de tales consideraciones al candidato postulado por el Partido Revolucionario Institucional, al que a lo largo de la campaña acusaron de ser corresponsable de todo aquello contra lo cual votaron.

4. Los eventuales acuerdos u ofrecimientos que se hubieran planteado en el desayuno de Tlalpan no fueron dados a conocer por López Obrador, quien por primera vez forcejeó retóricamente con los periodistas que cubren sus actividades para no revelar lo sustancial de lo hablado con Meade, entre la versión incesante de que se buscan las formas para que el ex secretario de Energía, de Hacienda, de Desarrollo Social y de Relaciones Exteriores pueda tener un cargo importante en el aparato del Estado mexicano, en específico en el Banco de México, cuya gubernatura fue su primera opción antes de escoger, o ser escogido, como candidato presidencial del PRI. Aún cuando la de Banxico no fuera la alternativa deseada y aceptada por Meade, la sonriente relación videograbada con AMLO y la reticencia de éste a negar o afirmar que se le vaya a ofrecer un cargo, mantiene abierto un abanico de posibilidades que, por lo pronto, ha indignado a un segmento del lopezobradorismo.

Y 5. El efecto inmediato de esa sesión casera ha sido el de incrementar las especulaciones respecto a eventuales pactos políticos entre Enrique Peña Nieto y su candidato que pareció predestinado a perder. También fortaleció en ciertos segmentos ciudadanos la convicción de que, a fin de cuentas, los políticos llegan a arreglos favorables a sus grupos e intereses, más allá del fragor de las campañas y del calibre de los denuestos que intercambien.

De nuevo estuvo López Obrador en Chiapas en fin de semana para impulsar su proyecto de siembra de árboles en aquella región. Ayer visitó Agromod, una empresa con sede en Tapachula, que es propiedad de Alfonso Romo, quien ya ha intentado negocios similares en esa zona, incluso con la impugnada utilización de material transgénico. ¿Conflicto de intereses entre el futuro jefe del gabinete lopezobradorista, que a la vez es empresario tan a la alza, que recibe la sugestiva visita del próximo presidente de la República que explora inversiones federales en los rubros de la propia firma visitada?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>