No hubo pérdida de datos en sistema informático de Censida: Uribe Zúñiga

By on septiembre 13, 2018
Ángeles Cruz Martínez
Periódico La Jornada

La detección tardía del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) sigue siendo un problema en México, pues 40 por ciento de los pacientes inician tratamiento cuando su sistema de defensas está prácticamente agotado, aunque destacan Durango, Coahuila y Zacatecas, donde se identifica la deficiencia en etapas avanzadas en 15 por ciento o menos de las mujeres. Estos son parte de los datos que aporta el Sistema de Administración, Logística y Vigilancia de Antirretrovirales (Salvar).

Patricia Uribe Zúñiga, directora del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/sida (Censida), informó que esta herramienta informática ya quedó restablecida, luego de que durante la semana pasada (del 31 de agosto al 9 de septiembre) dejó de funcionar. Aseguró que no se perdió información de la base de datos ni hubo riesgo alguno sobre la confidencialidad de los pacientes.

En entrevista, la funcionaria explicó que en previsión de fallas del sistema, Censida cuenta con una plantilla para registrar información de manera manual, además de que a diario se hacen respaldos de los datos electrónicos.

Comentó que al día de ayer en Salvar había un registro de 91 mil 847 personas que viven con VIH/sida y reciben tratamiento antirretroviral. Del total, 79 por ciento son hombres y las demás, mujeres.

Además, es posible saber que 83 por ciento de ellas y 87 por ciento de los varones reportan niveles indetectables del virus en sangre. Esto significa que tienen una calidad de vida similar a quienes no portan el VIH.

El sistema de información también indica el abandono de las terapias. Hasta hace poco era un problema que afectaba más a las mujeres, entre otras razones, por la dificultad de traslado a las clínicas. Censida impulsó un mecanismo de apoyo y se ha logrado, sostuvo Uribe, disminuir 46 por ciento este problema.

Respecto de la mortalidad, el registro de Salvar indica que de 2012 a la fecha ha disminuido, al pasar de entre 3 y 4 por ciento en 2012 a 1.5 en 2017. La medición se hace sobre los individuos que inician su tratamiento y la cantidad de quienes mueren en el transcurso de 12 meses. De quienes fallecieron en el año pasado, 18 por ciento fueron mujeres.

La directora de Censida enfatizó que cada año Salvar es modificado con la finalidad de mejorarlo y poder evaluar con más precisión la calidad de los servicios que se otorgan a quienes viven con VIH/sida y son afiliados del Seguro Popular.

Recordó que el año pasado, el Instituto Nacional de Acceso a La Información otorgó una mención especial a Salvar en el Premio de Innovación y Buenas Prácticas en la Protección de Datos Personales, en su categoría de sector público federal.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>