Hay que evaluar la reforma educativa en su justa dimensión

By on septiembre 25, 2018
  • A un mes de que comparezca ante la Cámara de Diputados, con motivo de la glosa del último Informe de Gobiero de EPN, señaló que México tiene maestros mejor preparados y celebró los foros del próximo Gobierno en torno a la reforma

 

24 HORAS

El secretario de Educación Pública federal, Otto Granados, afirmó que es muy importante estudiar a fondo la reforma educativa y evaluarla en su justa dimensión para, a partir de ahí, mejorarla.

En una entrevista con 24 HORAS y contrario a las afirmaciones de integrantes del próximo Gobierno federal, rechazó que ésta “sea meramente laboral o administrativa”. En contraste, la defendió y estimó un logro la evaluación docente.

Mario Delgado dijo que no quedará ni una sola coma de la reforma educativa, ¿qué opina al respecto?
-A este Gobierno lo que le toca es difundir, valorar y explicar las distintas políticas públicas que se han desarrollado a lo largo de la administración del presidenteEnrique Peña Nieto, como las reformas estructurales, entre ellas la educativa.

Ha sido una reforma sistemática y estructural que ha ido en dirección de cuatro metas: poder tener mejores escuelas, maestros, contenidos y logros de aprendizaje. En esa dirección es importante estudiar esta reforma: conocerla a profundidad, evaluarla en su justa dimensión y en los méritos que esté arrojando para el país. A partir de ahí mejorarla; hacer nuevas transformaciones.

¿Se debe derogar o modificar?
-Hay que estudiarla con sus detalles. Es una reforma técnica, política e institucionalmente muy compleja, así que la mejor estrategia, en mi opinión, es a partir de ahí ver cómo es posible mejorar en función de un propósito específico, ofrecer la educación de máxima calidad posible.

El próximo Gobierno sostiene que es una reforma laboral, no educativa…
-El haber empezado a construir un sistema de formación docente sobre principios distintos, basados fundamentalmente en el mérito, la competencia, en un sistema más transparente de reclutamiento de los docentes, a partir de los distintos concursos de ingreso que hay a la carrera, de éste a veces se ha dicho que es una reforma “meramente laboral o administrativa”, pero por supuesto que no lo es.

Pienso que uno de los méritos mayores de la reforma, o mejor dicho de su arquitectura normativa, es que fue muy cuidadosa en la preservación de los derechos adquiridos de los maestros que ya estaban en servicio y creó un sistema impecable en ese sentido.

¿Debería impulsarse algún cambio?
-El tema de Escuela Completa ha sido muy exitoso. Hay un estudio reciente del Banco Mundial que saluda este esfuerzo. Iniciamos en este Gobierno con 6 mil escuelas de este tipo, las hemos cuadriplicado y ahora hay más de 25 mil. Aquí hay un área de oportunidad y el país puede plantearse que hubiera dos mil o tres mil escuelas de tiempo completo cada año, para que podamos a llegar a mediano plazo a 40 mil.

¿Debe seguir la evaluación docente?
-Todas las reformas educativas en el mundo tienen un sistema nacional de evaluación que se divide en dos partes: a los docentes y a los alumnos. Gracias a que ahora hay un componente basado en el mérito, desempeño, esfuerzo de los maestros, la escuela pública mexicana ha ingresado a 172 mil nuevos maestros exclusivamente por concurso, por sus méritos; eso es una muy buena evaluación.

Otro tipo de evaluación es de promoción para un maestro que quiere ascender, donde se han generado promociones en favor de 36 mil docentes, lo cual también es un logro, porque es un sistema que no existía hasta antes de la reforma. La tercera familia de evaluación es la de desempeño, lo que permite es calibrar cómo está la calidad, fortalezas y debilidades de los maestros. A partir de ahí proveerlos de insumos, (como un) incentivo salarial de 25 a 36% sobre su salario base.

¿Cuáles son los resultados de esta evaluación?
-Hasta ahora han participado en las tres modalidades de evaluación un millón 520 mil maestros, de los cuales 806 mil presentaron el concurso de ingreso; 540 mil realizaron las evaluaciones de desempeño y 175 mil maestros se han presentado al concurso de promoción.

¿Existiría una pérdida económica o de otro orden si se cancela la reforma?
-Pongámoslo al revés. Todos los países más exitosos en el mundo, sobre todo en la década de los 60 para acá: Corea del Sur, Singapur, ciertas regiones de China, Chile, Portugal o Polonia han hecho reformas educativas dirigidas especialmente a la calidad; por lo tanto, me parece que este Gobierno como los próximos que vengan deben apostarle a la educación como el instrumento más importante para transformar positivamente a una sociedad, con el fin de dotar a los niños de las mejores herramientas para que tengan un desarrollo personal, profesional, sólido, pleno e íntegro. La mejor herramienta es la educación de calidad.

¿Esta cancelación sería en automático?
-Independientemente del marco legal, la reforma educativa tiene muchos componentes. La evaluación es sólo uno de ellos. Tiene un componente de mejores escuelas, de nuevo modelo educativo, nuevos planes y programas, nuevos libros de texto, crecimiento de las escuelas en tiempo completo, el aumento en la cobertura, sobre todo en la media superior. Es un conjunto de 10 o 15 políticas públicas agrupadas en lo que llamamos reforma educativa.

Está sostenida en la reforma al artículo 3 constitucional, y luego en tres leyes reglamentarias: la Ley General de Educación, reformada en 2013; la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación Educativa, modificada en 2013, y una nueva Ley General de Servicio Profesional Docente.

¿Cómo incide la liberación de Elba Esther Gordillo en que caiga la reforma?
-Yo no daría una opinión sobre eso.

¿Qué opina de los foros promovidos por Esteban Moctezuma?
-Es un buen ejercicio. Además, ha sido muy interesante por el grado de participación que ha habido. Muestran dos elementos positivos: que haya interés de distintas expresiones, como padres de familia, maestros y especialistas, porque quiere decir que tienen una opinión que dar. Y la (…) amplia visibilidad nacional.

¿Hay acercamientos con el nuevo Gobierno respecto a la transición?
-Por supuesto. Hemos tenido como 10 sesiones de trabajo. Ya tenemos establecido un mecanismo formal de transición, nos estamos reuniendo periódicamente para compartir con ellos cómo está la secretaría, las políticas públicas. Nuestra intención es terminar en noviembre.

¿Qué resultados entregará la SEP?
-Hablamos de buenos resultados, ya mencioné algunos: el número de maestros, haber cuadruplicado las escuelas de tiempo completo, y otro ejemplo relevante es la prueba Planea: en 2015 y 2017 hubo 18 estados que mejoraron sus puntajes de manera relevante en matemáticas y 11 más de manera significativa en Lenguaje y Comunicación, por lo que ahora tenemos maestros mejor preparados.

El balance que dejará la administración del presidente Peña Nieto en materia educativa es, sin duda alguna, muy positivo.

¿A qué se dedicará tras entregar la SEP?
-Primero voy a descansar un poquito, después voy a buscar trabajo; seguramente realizaré algunos temas relacionados con la actividad académica.

Foto: Gabriela Esquivel | Otto Granados, afirmó que es muy importante estudiar a fondo la reforma educativa y evaluarla en su justa dimensión

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>