Hospitales de primer nivel desatienden salud mental

By on octubre 4, 2018
Laura Poy Solano
Periódico La Jornada

La atención de las enfermedades mentales en los servicios médicos de primer nivel aún es insuficiente. La mayoría de los casos llegan directamente a los hospitales de tercer nivel que deben canalizar más de 80 por ciento de sus recursos para atenderlos, lo que genera saturación de los servicios y escasez de medicamentos, aseguró Shoshana Berenzon Gorn, quien recibirá el Premio Nacional de Psiquiatría Dr. Manuel Camelo 2018, que otorga el Instituto Nacional de Psiquiatría.

Experta en el estudio de los recursos que se destinan a la atención de la salud mental, destacó que en la práctica son pocos los pacientes que pueden recibir una adecuada atención a este tipo de padecimiento en el primer nivel de atención médica, lo que dificulta que un gran porcentaje de ellos pueda acceder a atención de calidad.

Pocas veces se pregunta a un enfermo en el consultorio familiar cómo está su vida cotidiana. Cómo se siente, si enfrenta tristeza u otra emoción, por lo que el paciente psiquiátrico sólo acude a los servicios especializados cuando ya la enfermedad es muy evidente, y la primera opción que tiene son los hospitales de tercer nivel.

Fondos insuficientes para atender trastornos

En conferencia de prensa, María Elena Medina Mora, directora del instituto, destacó que sólo 2 por ciento de los fondos destinados a salud se canalizan para atender enfermedades mentales, pese a que se estima que a lo largo de la vida 33 por ciento de la poblaciónva a tener una descompensación, que puede ser leve, moderada o grave; la mayoría son de leves a moderadas, y al menos 12 por ciento de los mexicanos tienen un trastorno que requiere atención.

De esta población, explicó, “la mitad sí quiere recibir ayuda, porque no todos requieren ese apoyo, sobre todo los casos leves, pero de quienes sí desean recibirla sólo la obtiene una proporción muy pequeña. Tan sólo en los tratamientos para la depresión (uno de los padecimientos mentales más comunes), sólo se brinda un servicio de calidad –es decir, que tengan acceso al medicamento o a la sicoterapia– a alrededor de 6 por ciento de quienes la padecen”.

Medina Mora indicó que del total de la población que tiene un trastorno,estimamos que sólo 19 por ciento recibe algún tipo de ayuda, ya sea por medio de un siquiatra, sicólogo, trabajador social; pero también incluye la medicina alternativa o cualquier tipo de servicio, porque si consideramos el tema de la calidad en la atención médica recibida, la brecha es mucho más grande.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>