Corrompieron hasta a las universidades con 10 mil 535 millones

By on octubre 11, 2018
Rosario Robles
  • “El que con lobos anda, a aullar se enseña” y si de hienas como estas se trata, aprendieron hasta a comer carroña

Por Sin desperdicio 

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) hizo observaciones a las universidades que reciben fondos públicos por más de 14 mil 600 millones de pesos, la mayoría de estas observaciones corresponden a anomalías relacionadas al manejo inadecuado de fondos de jubilación, la compra irregular de materiales, fallas en comprobación de gastos o la falta de entrega de los trabajos por los cuales firmaron contratos con entidades de gobierno, tal como lo hemos consignado en varias ocasiones por la “Estafa Maestra”.

En el análisis de cada una de las 55 casas de estudio auditadas por la ASF, se pudo verificar que el total de recursos por recuperar o aclarar por parte de todas ellas corresponde a las cuentas públicas de diversos años durante esta Administración.

Muchas de las irregularidades cuantiosas detectadas se relacionan con contratos firmados entre las universidades públicas y organismos gubernamentales, como la Sagarpa, Sedesol y Sedatu, para hacer trabajos que las universidades subcontrataron con empresas privadas y no se concretaron como parte del modus operandi con el cual se desviaron miles de millones de pesos, cuyo destino final sigue en investigación.

Adicionalmente, la operación diaria de las instituciones, reflejaron que el uso de los recursos públicos recibidos por parte del Estado, no se hizo apegado a los estándares de transparencia, por lo que también fueron observados.

Entre las universidades señaladas por haber hecho mal uso de contratos con entidades gubernamentales se encuentra la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, a la que se le  encontraron irregularidades por 1 mil 632 millones de pesos, derivados del análisis de las cuentas públicas de cuatro años distintos.

Otro caso es el de la Universidad Autónoma de Zacatecas, que no ha comprobado el uso de 616 millones 300 mil pesos.

De la misma forma, hay casos de irregularidades de universidades que no tuvieron que ver con contratos firmados con entidades de gobierno, como es el caso de la Universidad Autónoma de Nuevo León, que tiene observaciones por 3 mil 819 millones de pesos aún sin aclarar en sus cuentas públicas también de cuatro años diferentes.

Otras casas de estudio que acumularon señalamientos significativos de la ASF son las Universidades Autónomas del Carmen, con mil 157 millones de pesos; la Universidad Autónoma del Estado de México, con 795 millones; la de Chiapas, con 359 millones; y la Universidad Autónoma Metropolitana, con casi 626 millones de pesos; además de la Politécnica de Francisco I. Madero, con 186 millones; la Politécnica de Chiapas, con 250 millones; y la Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, con 1 mil 095 millones de pesos.

Ahora queda perfectamente claro el por qué el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, cuando anunció que su gobierno estaba dispuesto a “rescatar financieramente” a varias universidades públicas estatales en grave crisis, demandó que hubiera una clara y transparente rendición de cuentas y un análisis pormenorizado sobre los motivos que condujeron a esa crisis.

La ingeniería financiera que implementaron algunos gobiernos estatales, como el de Veracruz bajo el mando de Javier Duarte, y algunas dependencias federales como la Sedesol y Sedatu bajo la titularidad de Rosario Robles y la Sagarpa de José Calzada, incluía la participación de las universidades estatales como una forma de burlar las regulaciones oficiales para la asignación de contratos y facilitar, vía la triangulación con empresas fantasmas, el desvío de cantidades inimaginables.

Bajo su responsabilidad queda el haber corrompido a las casas de estudio, que deberían ser el ejemplo máximo de rectitud y ética, el comportamiento a seguir para todos los profesionales que se forman en sus aulas.

Desgraciadamente, dice un refrán sin desperdicio: “el que con lobos anda, a aullar se enseña” y si de hienas como estas se trata, aprenderán hasta a comer carroña.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>