CUERNAVACA, Mor. (apro).- La Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) se declaró de nueva cuenta en impago este miércoles, luego de que no tuvo los recursos necesarios para el pago de la catorcena correspondiente a sus más de seis mil trabajadores académicos, administrativos y de confianza.

Frente a la situación, el rector Gustavo Urquiza Beltrán, pidió “un poquito de tiempo” a los sindicatos para que sea posible cobrar, con la promesa de que el gobierno del estado estaría realizando las gestiones necesarias ante la federación para obtener los más de 400 millones de pesos que se requieren para el cierre de 2018, sólo en el rubro de nóminas.

Apenas en los meses de septiembre y octubre, la máxima casa de estudios estatal vivió un movimiento de huelga que duró 35 días, luego de que los trabajadores no pudieron cobrar dos catorcenas. Sólo se levantó con la regularización de los pagos y con la promesa de que el gobierno de Cuauhtémoc Blanco se convertía en “deudor solidario” en la consecución de los recursos.

Sin embargo, ante el cumplimiento de la catorcena correspondiente a este miércoles, el gobierno estatal dejó en claro que “no hay compromiso” y menos recursos para apoyar a la UAEM. José Manuel Sanz Rivera, jefe de la Oficina de la Gubernatura de Morelos, aseguró que se revisó la situación de la máxima casa de estudios, pero que no hay recursos.

Dijo que a pesar de conocer la situación financiera que heredó el gobierno estatal, “es una situación en la que lógicamente no hay recursos, ya los usaron, ya los gastaron y se esperaba una respuesta del gobierno federal que está por terminar, pero no la hubo”. Indicó que la esperanza es que al llegar la nueva administración federal, este sábado 1º de diciembre, comience a llegar el apoyo para la UAEM. Les pidió “paciencia” a los universitarios.

Por su parte, el rector Urquiza Beltrán, aseguró que se han ido estableciendo medidas de austeridad en la UAEM, como el congelamiento de 50 plazas y el ahorro de 80 millones de pesos en “compactación” de ciertas áreas en la administración central. Dijo que solicitará formalmente a los sindicatos que comiencen a pensar en su propio plan de austeridad.