Crece el rezago entre alumnos de la educación media superior

By on diciembre 5, 2018
  • Reprueba 13%
  • Recomienda Coneval emular el modelo de nivel primaria para mejorar índices de eficiencia

 

Angélica Enciso
Periódico La Jornada

En la educación media superior, –comparada con la básica– se presenta el mayor rezago entre estudiantes: 30 por ciento de los alumnos de una generación no concluyen en tiempo y forma, mientras que 66.6 por ciento sí lo hace. Se estima que casi 13 por ciento de los estudiantes abandona el ciclo escolar y casi una sexta parte reprueba, señala el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Esto indica en la guía ¿Qué funciona y qué no en desarrollo educativo de niñas, niños y adolescentes?, la cual forma parte de una serie de Guías Prácticas de Políticas Públicas, que tienen el fin de reunir y sintetizar evidencia sobre la efectividad o no de las acciones y programas enfocados en reducir problemáticas sobre el desarrollo social.

Refiere que en la primaria el abandono escolar y la reprobación tienen tasas cercanas a cero, con una eficiencia terminal de 98.7 por ciento; es decir, casi la totalidad termina en tiempo y forma, mientras que en secundaria la deserción escolar se incrementa a 4.2 por ciento y la reprobación a 4.9; la eficiencia en la conclusión de estudios es de 87.8 por ciento.

Agrega que tan sólo en 2015, de acuerdo con la prueba Planea (Plan nacional para la evaluación de los aprendizajes), 49.5 por ciento del estudiantado de sexto de primaria en el sector público se encontraba en nivel insuficiente de conocimientos en el ámbito de lenguaje y comunicación y 60.5 por ciento en matemáticas; cuando se trata de educación indígena este punto rebasa 80 por ciento.

Las causas de todo esto tienen que ver con el bajo desarrollo organizativo en los servicios educativos; el insuficiente capital cultural de familias, estudiantes y docentes; el incremento de la deserción, reprobación e inasistencia escolar.

Menciona que en el país existen 15 programas federales y 347 estatales cuyos apoyos se asocian con la problemática del bajo desarrollo educativo. La mayoría de los apoyos van a infraestructura educativa, capacitación y fortalecimiento de la planta docente, seguido de la distribución de materiales, apoyos para mejorar la gestión escolar, becas, apoyos alimentarios.

La evidencia, indica, muestra que intervenciones como becas en educación básica, ampliación de horarios en jardín de niños, bonos a la asistencia de maestros, información para padres vía boleta de calificaciones, transferencias condicionadas a la asistencia escolar, alfabetización a madres de familia y capacitación para comités escolares, han tenido efectos significativos en la mejora de los resultados en pruebas cognitivas, estandarizadas o de alguna asignatura en particular, en español y matemáticas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>