La fractura de Morena por el PT y Luis Miguel Barbosa gana perdiendo

By on diciembre 17, 2018
barbosa
  • Será Barbosa quien lleve mano en la coordinación de la agenda legislativa, en la formación de proyectos en los municipios
  • Claudia Rivera se ha equivocado y no será ni interlocutora, ni candidata a la reelección, ni carta del Morenovallismo

por 

La Cuarta Noticias

Se fractura MORENA y el culpable es el Partido del Trabajo (PT). Las razones son de todos conocidas: primero, se despacharon con la cuchara grande con las candidaturas; luego, el PT quiere encabezar todas las listas: En el Senado, en el Congreso local, en las presidencias municipales, con los regidores; porque el PT cree que merece ser cabeza de todas las batallas, circunstancias que están molestando a varios, sobre todo a quienes conforman a Morena en Puebla, lo que conlleva a una fractura desde la base al Movimiento de Regeneración.

En “La asamblea informativa”, convocada por Luis Miguel Barbosa ayer domingo en la Plaza de la Democracia en el Centro Histórico de Puebla capital, hubo varias ausencias que revelan una clara fractura de MORENA, la principal fue la de la presidenta municipal Claudia Rivera, quien no se presentó, pero fue blanco de crítica.

Las críticas del PT fueron especialmente agudas contra la edil capitalina, ya que una de sus caras más visibles recriminó a viva voz su no participación, al tiempo en que cuando se escuchaban los reproches, más de uno se preguntaba por el paradero de algunos “petistas”, como el alcalde Luis Alberto Arriaga, quien decidió atender eventos en su municipio y no asistir al mitin barbosista.

Ya hay fotos de conversaciones en Telegram entre algunos actores trascendentes del bloque de Juntos Haremos Historia, que quedan como testimonio de lo difícil que es el PT y su gente, lo cual entorpece la cuarta transformación en Puebla.

Para contrarrestar esta fractura, ayer domingo Morena ha decidido apoyar a Barbosa como líder MORAL, quien aglutinará como punta de lanza a quienes apoyan la cuarta transformación, siguiendo los pasos de AMLO, para lo cual no requiere puesto ni cargo, sólo el visto bueno del partido y ese lo tiene, ya que la presencia de Yeidkol Polevsky el día de ayer es una señal de agrado del despacho de Palacio Nacional.

Barbosa se perfila así para ser el candidato en 2024, buscará la unidad del partido para hacer lo que mejor hace: negociar posiciones, lleva un paso más que cualquier otro aspirante y se coloca como el gran negociador con Moreno Valle.

Claudia Rivera se ha equivocado y no será ni interlocutora, ni candidata a la reelección, ni carta del Morenovallismo, porque esa posición ya está dada, y por aclamación. Parece que será Barbosa quien lleve mano en la coordinación de la agenda legislativa, en la formación de proyectos en los municipios, tenga peso en la voz cantante en futuras candidaturas, ejercicio que beneficia a López Obrador ya que desde hoy serán sus ojos oídos y voz en Puebla.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>