Explicó que alrededor de 3,000 trabajadores de la industria de la transformación en Michoacán y Colima han dejado de laborar, pues al carecer de insumos y bienes intermedios,  las fábricas han optado por reformular los horarios laborales o suspender.

Mencionó que todos los ciudadanos tienen derecho a la libre expresión y la manifestación pacífica, pero si obstruyen un servicio público concesionado es un delito, al privarse de la libertad. La obstrucción de vías tiene un castigo desde 3 meses hasta 7 años de prisión; inutilización de las señales de 15 días a 6 años; y alteración de señalamientos del tren, en donde la CNTE tiene sus mantas, la sanción es de 1 a 5 años.

En entrevista, el representante de la Canacintra dijo que más allá del tema comercial o laboral, el bloqueo a la red ferroviaria es un asunto de seguridad nacional, en donde el nuevo gobierno está obligado a aplicar el estado de derecho bajo lo que dictan las leyes.

Rangel instó a las autoridades a dimensionar  el problema que implica la manifestación de los maestros, pues Lázaro Cárdenas es el puerto que mueve la tercera parte del comercio en México, por lo que se están afectando las exportaciones y las importaciones de miles de productos con destino a Asia.

https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Canacintra-pide-carcel-para-miembros-de-la-CNTE-por-bloquear-las-vias-ferreas-de-Michoacan-y-Colima-20190129-0093.html