Resistencia y esperanza, reflejo de Memoria de un corazón ausente

By on febrero 26, 2019

Así, en medio de un ambiente de melancolía y esperanza, la directora del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría, SJ (IDHIE) de la IBERO Puebla, Dra. Galilea Cariño Cepeda,agradeció la presencia de los asistentes, e hizo alusión a unas líneas que el texto publica en la contra portada.

“Proyecto de resistencia y esperanza, que no sólo se refiere a la persona desaparecida sino también a la urgente necesidad de recuperar un elemento importante de la vida de quien se queda. Al buscar, también intentamos encontrarnos en el sinsentido de las desapariciones”, comentó.

De igual forma, señaló que hace unos días, el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, anunció algunas estrategias y dio un diagnóstico al respecto, en el que mencionaba que en este país existen aproximadamente 40 mil personas desaparecidas, 26 mil víctimas identificadas.

Cariño Cepeda resaltó que de acuerdo al Registro Nacional de Datos de Personas Desaparecidas, en Puebla, por lo menos se ubican a 2 mil 69 personas desaparecidas, lo cual coloca al estado en la séptima posición. “Desde el Observatorio de Violencia de Género, del IDHIE, hemos realizado una línea de tiempo la cual refleja lo que ha sido la desaparición en el estado”.

La directora del IDHIE de la IBERO Puebla destacó que en esta línea de tiempo se puede ver como del 51% de personas desaparecidas con nombre, reportadas a la Fiscalía, el 49% son mujeres. Al tiempo que mostró su preocupación ante el creciente número de mujeres desaparecidas. “En 2010, desaparecía una persona cada 60 días, en 2014 había una desaparición cada 4.8 días, y en 2017 diariamente una persona era sustraída”.

En otra intervención, Volga de Pina Ravest, de FLACSO México, puso el dedo en la llaga al apuntar que la desaparición ocurre en muchos lugares del país “a pesar de que tenemos 40 mil desapariciones denunciadas, y eso puede ser el reflejo de solo una pequeña parte pues muy pocos delitos se denuncian. En delitos no denunciado tenemos una cifra negra del 98%”.
De Pina Ravest asentó que probablemente las desapariciones sean el doble de las que actualmente se tienen denunciadas. Hecho que complica hablar de esta situación, “ya que produce miedo en las personas, temor a que nos pase, nadie está exento, y más porque Puebla tiene un muy alto número de desapariciones”.
La especialista resaltó que desde hace años se ha llevado a cabo una estrategia de seguridad que, entre muchas otras cosas, ha dejado más desapariciones. “Tras estas existen una serie de mitos que han generado que no nos involucremos en el tema, es decir, se afirma que las y los desaparecidos se lo han ganado porque andaban en malos pasos o por ser delincuentes”.

La investigadora de FLACSO México afirmó que desde muchas instancias del gobierno se han dado este tipo de justificaciones que solo han derivado en que no se actué de frente. Lo cierto es que “cuando una persona comete un ilícito, lo conducente es detenerla, pero este país eso no sucede”.

Búsqueda incansable, acciones de madres solas y desesperadas

“En muchos estados, hay familias a quienes les han vaciado un lugar en la mesa, en la casa, en la Navidad, en el día a día. A quienes dejaron incompletas y para quienes la vida no volverá a ser igual” En este sentido, comentó que con ello la vida de las madres se ha convertido en búsqueda, y eso es un poco de lo que transmite Memorias de un corazón ausente,destacó Volga de Pina.

Son familias afectadas, personas como nosotros, madres que buscan a su familia en todos los lugares, en hospitales, morgues, que rascan la tierra con sus propias manos. En su mayoría son mujeres que el Estado y la sociedad, ha dejado solas.

Entender la desaparición y lo que la envuelve

En este rubro, la Mtra. Volga de Pina pidió a los asistentes y a la sociedad en general, entender que esto le puede pasar a cualquiera, y si no somos conscientes de ello, no podremos entender por qué sucede y por ende actuar.

“Las desapariciones comenzaron en el norte y en cuestión de segundos ya ocurrían en el resto del país. Actualmente hay 17 estados con un altísimo índice de desaparición y no hay una sola entidad que no presente al menos una desaparición. Entre estas hay niños, niñas, mujeres, jóvenes, en diferentes contextos y dinámicas”, comentó con melancolía Volga de Pina.

Para cerrar esta apartado la investigadora enfatizó que de un tiempo para acá el Estado Mexicano se volvió cínico. “Primero era no sabemos dónde están, ahora tenemos lo que muchos han dicho, una necroponia. Ya no nos importa decir que tenemos 26 mil cuerpos almacenado en algún lugar”.

Que no se nos olviden que son personas

Volga de Pina aseguró que este libro trata de recordarnos que los desaparecidos son personas, a quienes se les ha suspendido vida y en donde hay toda una familia a la que le trastocaron su dinámica familiar para ir en busca de sus seres queridos. “Y lo hacen porque el Estado no los busca y lo ha dejado de hacer porque muchos de los casos fueron cometidos por agentes estatales, militares o policías, y otros más por particulares, situación que no existe en otros países”.

La invitada de FLACSO enfatizó que la justicia es un proceso social, y por ende queremos búsqueda, que se acompañe a todas las mamás. Pero esto no será posible hasta que se cuente con un servicio forense a la altura de lo que pasa en México, mientras tanto exhortó a que se involucren a peritos de otros países, y que se genere un mecanismo de búsqueda inmediata, clara y transparente”.

Finalmente, el Lic. Jorge Verástegui González, coordinador del libro, agradeció a todos por haberse tomado el tiempo de escuchar un poco sobre la tragedia que vive el país, por acordarse de que somos personas, y que existen familias incompletas que necesitan de nosotros.

“Esta es un publicación de la fundación alemana Böll. Nosotros hacemos trabajo en dos grandes áreas: Derechos Humanos y Medio Ambiente. En el tema de DDHH apoyamos diferentes iniciativas, una de ellas es el tema de la memoria, de ahí que hoy presentemos Memoria de un corazón ausente. Historias de vida. El cual a través de un cambio de narrativa pretende sensibilizar a la población en este sentido.

Para concluir, Verástegui González destacó que esta presentación también es un homenaje y un intento de crear lazos con las personas que están desaparecidas en Puebla, y con sus familiares. Queremos apoyar a los grupos que hay en el estado y en el país.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>