Celebra arzobispo Misa Crismal en la catedral del estado

By on abril 16, 2019

Monseñor bendijo los aceites santos que son distribuidos a todas las parroquias para administrar algunos sacramentos. Los óleos que se consagraron fueron el de los catecúmenos, para la unción de los enfermos y el santo crisma


Por: Gabriela García Muñoz/ @gabrielagarmuz


Este martes, acompañado por sus obispos auxiliares, el clero, seminaristas, religiosas y cientos de fieles, el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, celebró la Misa Crismal en la catedral basílica del estado.

Durante este rito, monseñor bendijo los aceites santos que son distribuidos a todas las parroquias para administrar algunos sacramentos. Los óleos que se consagraron fueron el de los catecúmenos, para la unción de los enfermos y el santo crisma.

Mencionó que el Óleo del Santo Crisma contiene por cada cuatro litros, un litro de esencia de nardo, uno de jazmín, medio de sándalo y 48 gotas de antioxidante.

Además, el prelado renovó los compromisos sacerdotales de 438 sacerdotes diocesanos y 120 sacerdotes religiosos, que atienden a las 295 parroquias que conforman la Arquidiócesis de Puebla.

Durante la homilía, el líder de la grey católica resaltó que a través de esta celebración se debe fortalecer la fe de los creyentes, a fin de que impulsen al interior de la sociedad valores como la paz, justicia, la verdad, el amor y la libertad.

Por su parte, a los párrocos de la zona pastoral les pidió ser cercanos y apoyar a las comunidades que les fueron asignadas, así como ser coherentes en su vida para ser ejemplo de la palabra de Cristo.

“Debemos construir aquí y ahora el reino de Dios. Sembrar en nuestra sociedad herida y desgarrada los valores del evangelio. Debemos ser misioneros incansables del amor de Dios, del perdón, de la misericordia, de la paz y la reconciliación”, sostuvo.

Agregó que la iglesia tiene que ser una esperanza en medio de la desolación, por ello su función evangelizadora hoy más que nunca debe estar presente, ya que la sociedad poblana necesita acercarse a Dios, pues se están viviendo tiempos difíciles por la ola de violencia e inseguridad.

“A nosotros no nos toca combatir con las armas a los violentos. Debemos ofrecer un servicio sacerdotal humilde y abnegado con el anuncio siempre consolador del evangelio. Debemos sentir como propio el dolor de tantas víctimas y transformar nuestro corazón también herido por el pecado y el egoísmo en el corazón misericordioso de Cristo”, comentó.

Cabe destacar que la Misa Crismal tradicionalmente se celebra el Jueves Santo. Sin embargo, en las diócesis que son muy grandes, se trasladó al martes para que los sacerdotes de las comunidades más alejadas pudieran acudir a la Catedral.


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>