Una reforma de incertidumbre

By on mayo 9, 2019

Jesús Andriano*

Pluma invitada

EDUCACIÓN FUTURA

En medio de la bruma que ha generado la derogación de la mal llamada reforma educativa, y ante la necesidad por atender las propuestas de campaña del actual gobierno federal; todo parece indicar que la reforma educativa del gobierno de Peña Nieto llegó a su fin y con ello se abren nuevos horizontes o posibilidades que dejan entrever un camino llamado transformador como lo anuncia la política actual, o por lo menos distinto a lo que se venía realizando en el sexenio pasado. La iniciativa de la reforma incluye aspectos que no se visualizaban en la anterior reforma, como lo es la inclusión, la educación pluricultural, así como la educación basada en un enfoque de derechos e igualdad sustantiva y obligatoriedad del Estado para ofrecer una educación gratuita hasta el nivel superior.

Ante el panorama que presenta el sistema educativo, la iniciativa de la reforma educativa ya aprobada en lo general por el senado, se va a constituir como el mayor de los regalos a más de un millón de maestros en diferentes niveles educativos en su día. El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) creado en el 2002, para realizar la tarea de evaluar la calidad del servicio, el desempeño y los resultados del Sistema Educativo Nacional, será sustituido por el Centro Nacional para la Revalorización del Magisterio y la Mejora continua de la Educación, esperamos que dicho organismo no solo cambie de nombre y vaya más allá, de las funciones y atribuciones que realizaba el INEE. A la par de la desaparición o el cambio de nombre del INEE, se encuentra la Ley de Servicio Profesional Docente; de acuerdo con la SEP quedarán, sin efectos los actos referidos a la aplicación de la Ley General del Servicio Profesional Docente, que afectaron la permanencia de los maestros en el servicio. La Secretaría de Educación Pública (SEP) ha señalado que, en tanto no se expida la ley en materia de Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, quedará suspendida cualquier evaluación y permanecerán vigentes las disposiciones que facultan a la actual Coordinación Nacional del Servicio Profesional Docentes (CNSPD) de la SEP para proveer las medidas necesarias y de cumplimiento a los procesos derivados del Servicio Profesional Docente, mientras tanto en el portal de la CNSPD, continua abierta la convocatoria para el ingreso y promoción al servicio docente en el presente año, no cabe duda que habrá que esperar que sucede con el proceso y de qué forma se establece la contratación a los docentes para el ciclo 2019-2020.

Como parte de la reforma que plantea el gobierno federal se incluye la gratuidad en todos los niveles educativos, es decir hasta el nivel superior, si bien la gratuidad ya está establecida en la educación básica, ahora se pretende que todo estudiante alcance un nivel de estudios superior; la intención no es mala, sin embargo antes de proyectar dicha iniciativa, hay que atender el problema del analfabetismo, de acuerdo con datos del INEGI en el 2015, más de 4.5 millones de mexicanos mayor de 15 años no saben leer, ni escribir, un índice alto en relación al total de analfabetas en América Latina que es de 32 millones de acuerdo a la UNESCO.

Atender las causas por las que los alumnos desertan a la educación debe ser una prioridad, es un problema histórico y más que evidente; las condiciones sociales son determinantes para que un alumno continúe en el proceso educativo, la limitación económica se plantea como un factor que influye directamente en el desarrollo educativo, y en ocasiones la cobertura es reducida y alejada de las comunidades, acción condicionante de la política educativa, para generar más escuelas y con ello resarcir los problemas sociales, no obstante dicha iniciativa puede reducirse a una retórica que solo valida el momento histórico.

Con la intención de beneficiar la permanencia en las escuelas, el gobierno federal ya inició el apoyo económico a jóvenes mediante el sistema de becas; dicho proyecto pretende garantizar el acceso a estudios superiores; es de reconocer que el sistema de becas no es nuevo y qué la experiencia pone en entredicho que la mayoría de la utilización del recurso no es utilizada para los fines que fueron destinados, las necesidades sociales son diversas y en la mayoría de los casos no se concibe a la educación como objetivo o necesidad social.

Otro de los aspectos que se encuentra en el claroscuro de la reforma educativa, es el proceso de evaluación, hace unos días se dieron a conocer las modificaciones en el acuerdo 11/03/19, publicado en el Diario Oficial de la Federación, en el que se estableció como única condición para aprobar tanto primero como segundo año de primaria con el solo hecho de haber cursado el grado correspondiente. Algunos países como Corea del Sur han eliminado la repetición de curso de su política educativa, por lo que es conveniente cuestionar esta práctica y su impacto en la carrera escolar de un estudiante. La cuestión suele generar controversia entre los que la apoyan y los que la critican fuertemente, al considerar que más que sea una estrategia que abona a la mejora de la educación de los niños, se convierte en una estrategia para atender las recomendaciones de la OCDE.

Ante el entramado por concretar lo que se dice una verdadera reforma educativa, la incertidumbre se convierte en una desviación constante de la realidad educativa.

*Profesor investigador de la Escuela Normal de Tecámac. Colaborador de Voces Normalistas. Miembro de la RED RECREA.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>