Ivana Seric, la científica de datos transforma la NBA

By on mayo 28, 2019
Ivana Seric

Si eres un fanático del basquetbol, seguro conoces el nombre del entrenador de tu equipo, tal vez incluso ubicas a los novatos que calientan la banca, pero es probable que sepas muy poco acerca de doctores en matemáticas como Ivana Seric.

Su trabajo es poner a trabajar los números del juego. Seric, una científica de datos, está convirtiendo el ‘basquet’ en una ciencia dura.

Durante muchos años, Filadelfia fue un lugar difícil para ser un fanático del basquetbol, pero después de haber alcanzado el top 8 en los playoffs por segunda temporada consecutiva, los 76ers o Sixers están disfrutando de un renacimiento.

El equipo entrena en una instalación de más de dos mil metros cuadrados con todas las características que se esperaría de un complejo de un equipo de la NBA, pero también cuenta con una oficina con personas como Ivana, quienes apoyan al equipodetrás de escena.

“Mi trabajo consiste en analizar los datos que tenemos de los juegos de la NBA. Mi enfoque es principalmente en la estrategia de entrenamiento. Los entrenadores tienen mucha intuición, ellos conocen el juego, conocen a los jugadores, pero intentamos completar la imagen de los jugadores con datos que esperamos sean imparciales”, explica Ivana, la protagonista del más reciente capítulo de Next Jobs, una serie de minidocumentales de Bloomberg que explora profesiones que no existían hace unas décadas.

Ivana es parte del equipo de 10 personas de análisis de los Sixers. El trabajo de estos expertos en estadística ya ha forzado un cambio profundo en el juego de los equipos, que están haciendo más tiros desde la línea de los tres puntos. Pues aunque el porcentaje de tiros acertados es menor a los intentos más cerca a la canasta, en los puntos del marcador, la estrategia da resultados.

Por supuesto, no solo el basquetbol ha sido remodelado por los análisis. Empresas de todo tipo rastrean toneladas de información que nunca antes habían tenido. Gracias a nuevos sensores, mejoras en la potencia de cómputo y la caída de los costos en el almacenamiento de datos, los científicos de datos dan sentido a esa información con una combinación de estadísticas y programación.

Gran parte de los datos con los que trabaja Ivana proviene de tecnología que la NBA adoptó en 2013. Cada arena tiene cámaras que registran los juegos y, desde éstas, pueden extraer las ubicaciones de los jugadores en la cancha; estos artefactos graban 25 cuadros por segundo.

Entonces, para cada juego hay un millón de filas de datos y eso le permite a Ivana analizar jugadas que antes eran difíciles de rastrear. Parece ‘simple’, pero Ivana pasa mucho de su tiempo codificando para extraer la información que necesita.

Al aconsejar a los entrenadores con su análisis, Ivana tiene una ventaja sobre muchos de sus compañeros.

“Comencé a jugar cuando tenía siete años y me encantó desde el primer día. Creo que porque el juego es muy dinámico y hay muchas habilidades diferentes y es lo que quería hacer desde que tenía 7 años”, comparte.

A los 19 años, se mudó de su casa en Croacia a Nueva Jersey para ir a la universidad con una beca de baloncesto. Y mientras era una jugadora estrella en su equipo de la División 1, también era una estudiante excepcional de matemáticas. Gran parte de su vida ha sido así, equilibrando su amor por el deporte con su amor por las matemáticas.

“Fui a la escuela de posgrado y fue entonces cuando pensé ‘ok’. Esto es, realmente estoy eligiendo uno esta vez. Y pensé que realmente había elegido las matemáticas solamente”.

El plan era convertirse en una investigadora o académica, pero luego de tres años en su posgrado, escuchó que los equipos de NBA estaban empezando a contratar científicos de datos. Sin embargo, solo el 26 por ciento de estos son mujeres, y a Ivana no le gustaban sus probabilidades.

“Cuando vi un anuncio de trabajo no pensé que realmente lo obtendría. Pensé que siendo una mujer en un campo tan dominado por los hombres, nunca me considerarían o que realmente tendría una oportunidad justa”. Pero esta predicción resultó ser errónea.

“Ella tiene tanto los antecedentes técnicos como también nuestros antecedentes, que es una mezcla ideal. Su capacidad para capturar estas ideas complejas y luego compartirlas con jugadores, entrenadores o ejecutivos de una manera que tenga sentido para nosotros es muy valiosa y, francamente, no es tan común”, señala Alex Rucker, vicepresidente ejecutivo de operaciones de basquetbol de los 76ers.

Ivana y sus colegas seguirán buscando formas de ayudar a su equipo a mejorar en las próximas temporadas. Pero las victorias de los Sixers en la cancha no serán la única forma de medir el éxito de Ivana.

“Es realmente emocionante poder mostrarles a las jóvenes que pueden tener una carrera, pero también se siente como una gran responsabilidad porque si no lo hago bien va a parecer que una mujer no puede hacer este trabajo porque no somos muchas”, comparte Ivana. “Es una gran parte de lo que me motiva todos los días para poder demostrar a las jóvenes que pueden tener éxito en los campos STEM y en los deportes”.

Fuente: El Financiero

https://www.elfinanciero.com.mx/tech/esta-cientifica-de-datos-transforma-la-nba

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>