De malandrines magisteriales y electorales

By on mayo 30, 2019
Noé Rodríguez García

Por: Rodolfo Ruiz Entre algunos secretarios de la Sección 51 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) no cayó nada bien el nombramiento de Noé Rodríguez García como delegado del Comité Ejecutivo Nacional, en sustitución de Agustín Avilés Noguera.

Ante la disputa que se avecina en Puebla y otras entidades del país entre los actuales dirigentes del SNTE y los elbistas de Maestros por México, los primeros ven como un error estratégico la designación de Noé Rodríguez, no sólo por sus oscuros antecedentes sino por su cercanía a la maestra Elba Esther Gordillo Morales.

Algunos profesores de la Sección 51 perciben al enviado del CEN como una quinta columna que vendrá a operar no a favor del secretario general del SNTE, Alfonso Cepeda Salas, y el secretario seccional Jaime García Roque, sino como la avanzada de la organización elbista Maestros por México.

Sus sospechas radican en la cercanía de Noé Rodríguez con Elba Esther Gordillo y Juan Díaz de la Torre en la protección de ambos para encubrirlo de los distintos escándalos en que se ha visto envuelto como dirigente del SNTE en la Sección 30 de Tamaulipas, como responsable del proyecto de creación de una orquesta filarmónica y como negociador de un seguro de vida para maestros que terminó en un fraude de 50 millones de pesos.

Con estos antecedentes, a los secretarios de la Sección 51 del SNTE no les queda claro para quién en realidad operará el delegado del CEN, para Jaime García Roque o para sus contrapartes de Maestros por México: Guillermo Aréchiga Santamaría y Cirilo Salas Hernández.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>