NASA contrata a empresas privadas para fabricar módulos de alunizaje

By on junio 4, 2019
▲ Una ilustración de Astrobiotic.
  • Alemanes desarrollan tecnología que derrite polvo del satélite, útil como material de construcción
Afp y Europa Press
Periódico La Jornada

Washington. La agencia espacial estadunidense seleccionó tres módulos de alunizaje, fabricados por empresas locales, para enviar material científico a la Luna, antes del regreso de astronautas previsto para 2024 como parte del programa Artemisa.

Los tres vehículos llevarán una veintena de instrumentos entregados por la NASA.

Está previsto que el primer módulo, fabricado por Orbit Beyond, alunice en el mar de la Lluvia (Mare Imbrium) en septiembre de 2020, tras haber sido lanzado por un coheteFalcon 9 de SpaceX.

El módulo de la compañía Intuitive Machines intentará posarse en julio de 2021 en el océano de las Tormentas (Oceanus Procellarum), la mayor mancha oscura de la Luna, visible desde la Tierra. También será transportado por SpaceX.

El vehículo de Astrobotic se dirigirá al gran cráter del lago de la Muerte (Lacus Mortis), también en julio de 2021, a bordo de un transbordador que aún no ha sido escogido.

Cada una de esas empresas recibió contratos de entre 77 y 97 millones de dólares para fabricar sus aparatos.

El año próximo, nuestras primeras herramientas de investigación científica y tecnológica estarán en el suelo lunar, lo que contribuirá al envío de la primera mujer y del próximo hombre al satélite en cinco años, informó Jim Bridenstine, administrador de la Aeronáutica y del Espacio (NASA).

La agencia espacial escogerá este verano boreal el material que enviará a la Luna, principalmente instrumentos para ayudar a los futuros astronautas a alunizar, a navegar y a protegerse de las radiaciones.

Los estadunidenses no han vuelto al satélite terrestre desde la última misión Apollo, en 1972. La NASA envió, sin embargo, varias sondas a la órbita lunar, de la que sólo sigue en activo el orbitador de reconocimiento lunar.

China alunizó dos veces: en 2013 y el pasado enero en la cara oculta de la Luna.

Ayuda a preparar viajes de humanos

Lo que aprenderemos no sólo cambiará nuestra comprensión del universo, sino nos ayudará también a preparar nuestras misiones humanas en la Luna y un día en Marte, declaró Thomas Zurbuchen, jefe de las actividades científicas de la NASA.

Por otro lado, científicos alemanes desarrollaron una nueva tecnología para derretir el polvo lunar con un láser y utilizarlo como material de construcción de futuras bases en el satélite terrestre.

El proyecto, denominado Moonrisey liderado por el Laser Zentrum Hannover (LZH), tiene como objetivo producir un sistema láser que no pese más de tres kilogramos y el volumen de un envase grande de zumo, que pueda derretir las materias primas presentes en la Luna y convertirlas en estructuras versátiles.

De esta forma no sería necesario llevar desde la Tierra materiales esencialmente destinados a la construcción de infraestructuras, ahorrando un enorme costo de transporte: a 700 mil euros el kilo.

La tecnología Moonrise se enviará a la Luna en 2021 con la primera misión lunar de PTScientists, de la compañía NewSpace de Berlín, que ofrece a los investigadores una ocasión única de probar su tecnología pionera en condiciones reales.

Específicamente, los científicos alemanes quieren derretir el regolito en la superficie lunar de manera controlada, utilizando su sistema láser. Después de enfriarse, es un cuerpo sólido que sería adecuado, por ejemplo, como material de construcción para la Aldea de la Luna”, puesto de avanzada en el espacio.

La fusión dirigida en estructuras predefinidas se vigila y graba con cámaras de alta resolución. Los hallazgos de los experimentos tendrán un impacto fundamental en las misiones exploratorias en general. Si el experimento tiene éxito en la Luna, el proceso de Moonrise se puede ampliar para producir estructuras más grandes. Por tanto, a largo plazo, se podrían construir infraestructuras completas, como cimientos, caminos y superficies de aterrizaje, utilizando la tecnología de fabricación Moonrise.

▲ Una ilustración de Astrobiotic.Foto Afp
▲ Tim Crain (segundo a la derecha), vicepresidente de Investigación y Desarrollo de Máquinas Intuitivas, habla con Thomas Zurbuchen (izquierda), de la Dirección de Actividades Científicas de la NASAFoto Afp
Foto

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>