Mitos y realidades en la conformación del gabinete barbosista

By on junio 10, 2019
Barbosa

La Corte de los Milagros

Por: Rodolfo Ruiz 

Las versiones que este fin de semana circularon en el sentido de que Fernando Manzanilla Prieto dejaría la Secretaría General de Gobierno (SGG) y que en su lugar entraría Ignacio Mier Velasco o de que el primero habría sido descartado por Luis Miguel Barbosa Huerta como futuro integrante de su gabinete o para repetir en su actual cargo, carecen de sustento.

Son versiones interesadas de quienes, por un lado, intentan abrirse espacios en el equipo del candidato triunfador o llamar su atención y, por el otro, dejar fuera a quienes les estorban o están al frente de Secretarías en las cuales quisieran figurar como titulares. ¿O no Ignacio Mier Velasco?

La verdad es que Luis Miguel Barbosa, quien el jueves entrante recibirá su constancia de mayoría como gobernador electo, ya que el PAN no impugnará su victoria ni los cómputos en que resultó ganador, aún no decide con quienes gobernará. Está en esa búsqueda.

Su propósito de impulsar la formación de una nueva clase política, comenzando por quienes conformarán su gabinete, es auténtica pero poco realista.

Barbosa hará lo posible reclutar caras nuevas, pero le será imposible hacerlo en todas las áreas y dependencias. De ahí su comentario de que serán contados los secretarios del gabinete que repiten u ocupen las mismas carteras.

Lo que de plano parece una misión imposible es su promesa de nombrar el mismo número de mujeres que de hombres en el gabinete legal y ampliado, por una simple y sencilla razón: no hay suficientes cuadros femeninos o al menos con la experiencia profesional, la capacidad técnica y los conocimientos necesarios para ocupar un puesto al frente de una Secretaría u organismo autónomo o público descentralizado de primer nivel.

Otra cuestión que también habría que matizar es su intención de integrar un equipo con ciudadanos competentes, mas que con militantes y dirigentes de los partidos que respaldaron su coalición, y es que nadie mejor que Miguel Barbosa sabe que varios de los ayuntamientos de Morena que gobiernan los principales municipios de la entidad están varados o en crisis por la inexperiencia de sus autoridades y funcionarios.

Si el futuro gobernador no quiere verse en el espejo de varios presidentes y presidentas municipales de Morena, que en siete meses de gestión son desaprobados por los ciudadanos que gobiernan, entonces tendrá que echar mano de gente probada, con oficio y experiencia en la administración pública y el quehacer gubernamental.

Y éstos, por lo general, no son ciudadanos químicamente puros, ni desvinculados a gobiernos anteriores, ni noveles en la política y el servicio público.

https://archivo.e-consulta.com/blogs/corte/?p=13290

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>