La ruta de las plazas… La ruta del dinero

By on junio 12, 2019
Maestra

Miguel Ángel Pérez Reynoso*

El sistema educativo nacional (SEN) está entrando a un esquema inédito, por ahora el otorgamiento, adquisición o designación de las plazas para obtener nombramientos de docente frente a grupo en educación básica, incluso en educación media y superior, comienzan a transformar sus reglas. De la plaza automática en educación básica y el concurso de oposición en superior (el caso de la UPN es muy ilustrativo al respecto) se pasó al examen de ingreso (como forma de acercarse a un concurso) a partir de la reforma de 2013, para dar lugar al otorgamiento de nombramientos por contrato con un alto margen de vulnerabilidad laboral y bajo condiciones de inseguridad del empleo. Éste no es un fenómeno casual o gratuito, las plazas docentes de todos los niveles educativos vienen siendo (a modo de analogía) como la carroña sobre la cual se la quieren adjudicar directivos, funcionarios, secretarios, dirigentes sindicales, etcétera.
Todo mundo quiere acomodar a sus parientes, a sus familiares o sus allegados; aunque no tengan ni los méritos ni cumplan con los requisitos académicos indispensables para lograrlo, desde las designaciones de direcciones y subdirecciones de escuelas Normales, hasta direcciones y supervisiones de zonas escolares en educación básica y, como sucede en el caso de la UPN (que lleva más de 10 años sin publicarse una convocatoria para concurso de oposición y basificación de más del 65% de las plazas docentes en las 5 Unidades UPN en el estado). A alguien le intensa que las cosas funcionen así, el anterior secretario de educación (Francisco Ayón) repartió a sus allegados las plazas vacantes de educación Normal, violentando el derecho de los que ya estaban y también de los que en un concurso previo ya habían ganado horas docentes en dichas instituciones.
La ruta de las plazas es la ruta del dinero, dela corrupción, la bolsa que se tienen ahí se calcula en varios millones de pesos para su venta y también para su sostenimiento mes tras mes. La lucha en contra de la corrupción planteada por el gobierno federal debería echarse un clavado para mirar más de cerca y conocer cómo se está dando el modus operandi en el mal manejo de las plazas docentes de todos los niveles educativos. La corrupción es un mecanismo sofisticado, no sólo para quedarse con plazas que supuestamente están vacantes; sino también para incorporar al sistema a gente cercana o afín a los distintos proyectos políticos, aunque no cumplan con los perfiles requeridos. Eso ya lo aprendió el actual gobierno estatal, los proyectos educativos tanto el federal (de la Cuarta Transformación) como el estatal (el de la Refundación de Jalisco), no buscan mejoras educativas sustantivas, las plazas y los recursos materiales y financieros son sus objetivos y ambición. Son proyectos que se mueven sobre la base de ganar posiciones de fuerza (en el estira y afloja) para quedarse con plazas y con el criterio legal para su otorgamiento.
¿Por qué no hay concurso de oposición en el sistema de Unidades UPN en Jalisco desde hace más de 10 años?, ¿por qué no se respeta la recategorización del personal académico en dicha Universidad que se basificó en el 2006 para que continúen y concluyan con la carrera académica a la que tienen derecho y que aspiran en derecho a la máxima categoría?, ¿a quién le interesa que el mapa de las plazas se mueva bajo una indefinición laboral en el esquema administrativo?, la respuesta tiene que ver con seguir la ruta de las plazas y del dinero, también se reconoce que en otro tiempo hubo funcionarios que se enriquecieron a costa del manejo de plazas, pero ahora parece que no interesa ni transparentar, ni tampoco agilizar la basificación. Que concursen todos los interesados y que queden los mejores esa sería la consigna, pero parece que dicha consigna no es comparada por los que manejan las decisiones políticas y también el dinero.
¿Cómo seguir la ruta de las plazas?, es relativamente sencillo, con la creación del FONE hubo muchos recursos (claves de plazas docentes), que se pagaban, pero no existía ninguna persona que las trabajara. Parece que ahora el problema se ha agudizado, ya que las reglas se han hecho más flexibles o de plano ya no las hay. Sería bueno seguir la ruta de las plazas para encontrar los verdaderos intereses de muchos personeros que están dentro del sistema, tanto en la esfera oficial como en el sindicato de maestros, ellos y ellas se están beneficiando con relativa facilidad de dichos recursos públicos.

*Doctor en educación. Profesor–investigador de la UPN Guadalajara, Unidad 141. mipreynoso@yahoo.com.mx

Fuente: Revista Educarnos

https://revistaeducarnos.com/la-ruta-de-las-plazas-la-ruta-del-dinero/

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>