El maestro del futuro será un facilitador y constructor de conocimientos

By on junio 17, 2019
maestro_dia
  • Los cambios en el mundo del trabajo implican un nuevo rol y una serie de desafíos para los maestros, quienes deben pasar de ser poseedores a facilitadores del conocimiento.

Gerardo Hernández

Factor Capital Humano

De acuerdo al estudio El futuro del trabajo en América Latina y el Caribe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los maestros se ubican entre las ocupaciones del conocimiento menos automatizables. Sin embargo, los ajustes en el mercado laboral derivados de la cuarta revolución industrial implican cambios en la forma de transmitir el conocimiento.

El mundo laboral está demandando profesionales con nuevas competencias y habilidades blandas como la capacidad de reinventarse. En ese sentido, especialistas coinciden que el rol de los maestros cambiará, pues ahora deberán convertirse en facilitadores y constructores del conocimiento.

De acuerdo con información de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), en nuestro país hay 2 millones 100,000 profesores, más de la mitad imparte clases en educación básica, exactamente el 75.30 por ciento. El 12.10% trabaja en nivel medio superior y 12.60% está en el universitario. Los cambios aplican para todos.

México ha dado pasos firmes en los últimos 12 años para transitar de un modelo en el que el maestro era un experto y hablaba durante toda la clase a un proceso en el que sea el encargado de construir el conocimiento.

“Hay que transitar a un modelo basado en competencias en lugar de un sistema napoleónico de educación, es decir, donde está el profesor sabelotodo se sienta frente a sus estudiantes y sólo lo escuchan. Ahora con el internet y los teléfonos inteligentes ya no es necesario tener al profesor enfrente, a veces los chicos tienen mayor información y mayores procesos actualizados que el profesor que está frente a ellos”, explica Carmen González Armenta, directora general de Educación Superior de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Lo que se necesita, expresa la funcionaria, es una transformación del magisterio en la que el conocimiento se construya dentro del aula.

“No necesariamente yo como profesor debo saberlo todo, sino generar las condiciones para que podamos generar un conocimiento y decir: miren, ésta es la nueva máquina en el mundo y funciona con estas características y entonces comenzar con todos a ver cuáles son las leyes de la física que se aplican en esa máquina”, explica.

Desde la perspectiva de Carmen González, estos cambios influyen en las condiciones de los estudiantes, porque de ser únicamente receptores de información, se convierten en generadores de un conocimiento aplicado que les servirá en el mercado laboral.

4 características del nuevo maestro

Caroline Mendoza, directora de Vinculación Académica de la Universidad Interamericana para el Desarrollo (UNID), considera que los profesores son un agente de cambio para formar profesionales resilientes y creativos en resolución de problemas, una competencia valorada por los empleadores.

Méndez identifica cuatro características que definirán a este nuevo maestro:

1. FACILITADOR DEL APRENDIZAJE, DE LA CREATIVIDAD Y DE LA INNOVACIÓN

Pasar de ser un transmisor de conocimientos a generar la iniciativa y motivación por el conocimiento, independientemente del nivel educativo en el que imparta clases.

La parte teórica en muchas ocasiones, dice la especialista, el alumno la consigue a través de internet. El reto es cómo se puede hacer práctica y útil esa información que está a un clic. “El facilitador tiene el compromiso de enseñar al estudiante a hacer uso de esta información de manera significativa”.

2. EDUCADOR DE EMOCIONES

El formador tiene que amar la profesión y transmitir esa pasión a los estudiantes para formarlo con amor. Es clave educar con emociones y con el ejemplo, “creemos que la palabra convence, pero el ejemplo arrastra. Aquí el formador se vuelve pieza clave que lo que quiera transmitir es algo que también el vive en primera persona”.

Esto ayuda a que los alumnos apliquen este concepto en su vida laboral.

3. HABILIDAD Y DIDÁCTICA PARA RECREAR SITUACIONES REALES, Y CÓMO ACTUAR POSITIVAMENTE ANTE ELLAS

“Necesitamos formadores que tengan sensibilidad de lo que pasa en el mundo real, que tengan experiencia inclusive en el mundo real para que ellos puedan llevar a la práctica muchas situaciones de resolución de problemas que puedan trabajar con nuestros estudiantes”, expone Mendoza.

4. GESTOR DE UNA EXPERIENCIA FORMATIVA INTEGRAL

No sólo hay que formar buenos profesionales, sino buenas personas. Es decir, mejores ciudadanos que se preocupen por su sociedad, que sean socialmente responsables.

“Un modelo educativo tiene que estar inmerso en estos ejes transversales de humanidades para que realmente en esta formación de talento no olvidemos la parte de formación integral”, agrega.

Estas habilidades se tienen que fortalecer a partir de este momento y durante el futuro, afirma la directiva de la UNID.

Por su parte, Carmen Gonzáles opina que la libertad de cátedra en nuestro país ha atrasado la transición de los maestros como transmisores de información a facilitadores y constructores de conocimiento.

“Pero llegar a esa condición cuando tenemos en México libertad de cátedra, no ha sido sencillo”, comenta. Una razón es la resistencia al uso de nuevas tecnologías, motivada por un miedo que, a su vez, deriva por pensar que los alumnos llegan a manejar de mejor forma las nuevas tecnologías y programas informáticos.

Esa opinión la comparte Caroline Mendoza. “El alumno está en línea y muy actualizado en información y es mucho más fácil meterlo en estas habilidades digitales. El reto está en nuestros docentes”, detalla.

Sin embargo, en su experiencia, también encuentra profesores que están conscientes del desafío y aprenden a manejar las nuevas tecnologías que facilitan sus clases.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>