Rancho Vista Hermosa: monumento a la corrupción

By on julio 12, 2019
Leoncio Paisano Arias

Leoncio Paisano Arias es el ex presidente municipal de filiación panista que adquirió con recursos públicos la hacienda rancho Vista Hermosa, con valor de 40 millones de pesos, en la localidad de Xaltitla, municipio de Altzayanca, estado de Tlaxcala.

La operación se hizo en efectivo y fue avalada por el notario público número 5 de Huejotzingo, José Alejandro Romero Carreto, en diciembre de 2016, mediante un contrato de compra-venta en el que se pactó un precio de 550 mil pesos.

Advertido del riesgo que corría por esa operación, Leoncio “Leo” Paisano renunció a escriturar la hacienda rancho de 50 hectáreas a nombre de su esposa, Leticia Zamora Rocha, como era su intención.

Por ello utilizó como testaferros de este contrato a sus compadres, Juan Mancilla Simbro y su esposa María Elena Toxqui Solama, quienes son los que supuestamente compraron al empresario Sergio Guevara Rubalcava su hacienda y casa del siglo XIX, muy bien conservadas y equipadas con muebles y artículos originales de la época.

La transacción representa todo un fraude y una simulación para ocultar el monto real de la transacción, el origen ilícito de los recursos y a los verdaderos compradores del rancho Vista Hermosa: el ex presidente municipal de San Andrés Cholula y su esposa, quien fue presidenta del Sistema Municipal DIF durante los 4 años 8 meses que duró su gestión.

De entrada es imposible que el casco de hacienda, construido entre 1840 y 1850, que ocupa una superficie de dos hectáreas e incluye una casa amueblada y decorada con muebles y accesorios de la época u originales, y otras construcciones como una capilla, y 50 hectáreas de tierras de labor o 500 mil metros cuadrados sembrados de maíz y otros cultivos, haya sido valuada por el ayuntamiento de Altzayanca o algún perito autorizado en 550 mil pesos.

El precio en sí mismo es un absurdo.

¿Quién en su sano juicio puede creer que el valor de este rancho habilitado con una capilla amueblada con capacidad para 200 personas, un patio central, tres almacenes, dos bodegas —una con sillas de montar y otra de herramientas—, una oficina, una caseta de vigilancia, 13 caballerizas con patio central y 9 chiqueros, y 50 hectáreas de tierras cultivadas, un jagüey para almacenar agua y un patio de maquinaria, se vendió a un peso el metro cuadrado?

Por favor, ni siquiera la pura casa que consta de 5 recámaras y 13 camas, dos baños, comedor, sala con chimenea, antecomedor, cocina, cuarto para alacena, jardín central, jardín de entrada, patio para lavar y tender, agua de manantial propio y de la red municipal, electricidad, estufas y boilers de gas y leña, vale 550 mil pesos.

En realidad, el rancho Vista Hermosa se vendió en alrededor de 40 millones de pesos, que Leo Paisano liquidó a Sergio Guevara Ruvalcaba en efectivo.

La transacción es a todas luces ilegal, un monumento a la corrupción, y la prueba fehaciente de las instituciones encargadas de vigilar a los políticos y funcionarios, de combatir la corrupción y la impunidad, el lavado de dinero y la evasión en el pago de impuestos, no sirven para nada.

Por el escándalo que representa esta operación, el Sistema de Administración Tributaria (SAT) debería investigar cuánto pagó el vendedor de Impuesto sobre la Renta (ISR), o el supuesto comprador por Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles (ISAI) o Impuesto de Traslado de Dominio, y checar la actuación del notario Alejandro Romero Carreto, que ya estuvo en la cárcel por no pagar impuestos, para saber por qué permitió que una propiedad de 40 millones de pesos se enajenara en 550 mil pesos.

Lo mismo debería hacer la Unidad de Inteligencia Financiera, a cargo de Santiago Nieto García, para averiguar el origen de los 40 millones que Leoncio Paisano y su prestanombres Juan Mancilla Simbro entregaron al vendedor de la hacienda rancho Vista Hermosa.

Y también las autoridades estatales involucradas en el caso como la Secretaría General de Gobierno, a través de la Dirección General de Archivos y Notarías, la Secretaría de Finanzas y Administración que se beneficia con el Impuesto Sobre Adquisición de Bienes Inmuebles (ISABI), y la Auditoría Superior del Estado y el Congreso local que hasta ahora han sido incapaces de acreditar al ex presidente municipal panista de San Andrés Cholula delitos como peculado, desvío de recursos públicos y lavado de dinero.

Mientras ninguna de las mencionadas autoridades actúe, el rancho hacienda Vista Hermosa de Altzayanca, Tlaxcala, será algo más que una hermosa y bien conservada hacienda del siglo XIX. Pasará a convertirse en un monumento a la corrupción y la impunidad de un presidente municipal digno de una segunda versión de La Ley de Herodes, ya no con Juan Vargas (Damián Alcázar), sino con Leo Paisano como actor principal.

***

Correos: periodistasoy@hotmail.com y rruiz@e-consulta.com

Twitter: @periodistasoy

Facebook: https://m.facebook.com/RodolfoRuizOficial

Fuente: E-Consulta

https://archivo.e-consulta.com/blogs/corte/?p=13442

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>