Las etapas del dibujo infantil

By on julio 24, 2019
Dibujo Infantil

El dibujo infantil: Dibujar no es una simple actividad placentera, un medio de diversión o de entretenimiento. El dibujo es un medio de representación como lo es el lenguaje, las imágenes metales, la imitación diferida o el juego. Esto quiere decir que permite utilizar significantes en lugar de significados, que abre una posibilidad al pensamiento y su forma de actuar sobre la realidad. El niño ya no tiene que hacer las cosas de verdad, sino que puede evocar cosas pasadas y anticipar lo que ocurrirá (o cree que ocurrirá) en el futuro.

Hasta el final del estadio sensorio motor (18 meses aproximadamente) según Piaget, el niño necesitaba actuar sobre las cosas o situaciones materialmente. Pero a partir de esta etapa, el niño ya puede utilizar medios simbólicos para referirse a cosas o situaciones sin tener que hacer  las cosas en realidad. Es decir, el niño ya está preparado para utilizar palabras (puede hablar de objetos que no tiene presentes), aparece el juego simbólico (una piedra le puede servir de coche), empieza a imitar en diferido (imita cosas que ha visto con anterioridad que no están presentes)…

Es decir, hasta el momento el niño vivía totalmente en el presente y gracias a las diferentes formas de representación el niño va a empezar a distanciarse hacia lugares separados en el espacio y en el tiempo.

¿Por qué es importante el dibujo infantil?

Dibujar no es hacer una copia de la realidad, es más que eso, aunque el niño intenta imitar la realidad, al dibujar hace uso de imágenes internas (de lo que sabe) y nos muestra cómo percibe las cosas y las comprende.

Como en el juego simbólico, el dibujo también cuenta con un componente afectivo, reflejando lo que le interesa, preocupa o desea. Es una forma de expresión.

Hay que tener en cuenta que el dibujo infantil  es la forma que tiene el niño de dejar una huella en el mundo, ya en el periodo sensorio motor, el niño empezaba a actuar sobre el mundo ( al lanzar objetos, por ejemplo) pero ahora puede influir de una forma que perdura en el tiempo.

Según Luquet y sus estudios (1913 y 1927) el dibujo infantil  atraviesa una serie de etapas en las que busca sobre todo el realismo. No vamos a hablar de edades, sino de una sucesión de etapas, estas etapas tampoco son lineales por lo que se encuentran continuos avances y retrocesos (sobre todo cuando el niño encuentra una dificultad y vuelve a estrategias de etapas anteriores para solucionarlo). Teniendo en cuenta la dificultad que esto supone ya que el niño está percibiendo una realidad en 3 dimensiones que debe pasar a un papel bidimensional.

1.- Garabateo

Es una prolongación de la actividad motora, reproduce los movimientos de la mano. Los trazos que realiza sobre el papel son huellas de sus movimientos, pero importantes para poder avanzar por el resto de etapas. Para empezar a controlar el trazo, debe de ser capaz de inhibir que este se le escape de la hoja.

Debido a la ley Próximo distal, el niño se desarrolla desde el centro del cuerpo hasta la punta de los dedos, por eso al principio sus movimientos son amplios con grandes segmentos corporales y progresivamente se van afinando hasta conseguir coger un lápiz correctamente, controlar el trazo, realizar letras…

Pero no por ello, debemos de quitarle importancia a esta etapa, ya que sienta las bases motoras, por lo tanto es interesante ofrecerles superficies amplias sobre las que pintar (en vertical, en horizontal) proporcionarles diferentes medios para ello: al principio pintura de dedos, ya que sus movimientos serán de grandes grupos musculares, moviéndose al mismo tiempo el brazo, la muñeca, la mano… necesitando toda la mano para pintar,  para progresivamente y mientras el niño vaya dominando, pasar a pintar con el dedo y después con otros instrumentos  que son la prolongación de su cuerpo, como son las ceras, pinturas, pinceles…

Por lo tanto no tendría mucho sentido en este momento ofrecer cuadernos de colorear en los que los niños no deben salirse de unas líneas establecidas.

2.- Realismo Fortuito

Conforme van perfeccionando el trazo, llega un momento en el que tras dibujar y mirar lo que han hecho, el propio niño encuentra coincidencias entre lo que ha dibujado y algo de la realidad. Es un hecho a posteriori, no lo ha planificado. Pero le motiva para volver a intentarlo una y otra vez, llegando ya a planificarlo.

realismo fortuito, dibujo infantil

3.- Realismo frustrado

El niño ya intenta dibujar pero se encuentra con 2 grandes obstáculos:

-El motor: quiere llegar con el trazo hasta un punto determinado, pero no puede detenerlo.

-La atención: por su carácter limitado y discontinuo, solo dibuja algunos detalles, que aparecen grandes y sin guardar proporciones (dedos muy largos…). Aunque si les indican que faltan, los añaden.

Esta es la etapa de los famosos cefalópodos o cabezudos, en las que empieza a aparecer la figura humana de una manera característica, suelen ser grandes cabezas con brazos y piernas.

Los niños tienen una incapacidad todavía de guardar la orientación, la proporción… Apareciendo cosas separadas, juntas, flotando…

realismo frustrado2

4.- Realismo intelectual

Es ya un dibujo realista, pero no dibuja lo que ve, sino lo que sabe. Como podemos ver en el dibujo al verse las raíces de las plantas, o en el otro dibujo al verse lo que lleva la niña dentro de la bolsa, este fenómeno se denomina transparencia.

Aparece también el abatimiento, como cuando vemos los 2 pies de perfil, la nariz de perfil… Esto implica un exceso de síntesis, ya que el niño tiene en cuenta todos los puntos de vista (no lo que ve, sino lo que sabe).

realismo intelectual ,dibujo infantil

5.- Realismo visual

Esta última etapa ya es el inicio hacia el dibujo más “adulto”  donde empieza a dominar las reglas de la perspectiva y se atiende al modelo.

¿Tiene relación el dibujo con la escritura?

Los niños pequeños, cuando todavía no dominan la escritura, prefieren expresarse mediante el dibujo que mediante la escritura. Aunque ambas, exigen un dominio motor parecido. Al principio para el niño, las letras son dibujos (es curioso cuando son pequeños y todavía no conocen la escritura, como hacen unos pequeños trazos con picos de izquierda a derecha y te dicen que han escrito, o que han puesto su nombre)

Podríamos decir que el dibujo infantil es el primer paso hacia la alfabetización.

Otro aspecto importante del desarrollo del dibujo infantil es la posibilidad de conocer el mundo interior de los niños a través de su dibujo

Etapas del desarrollo del dibujo de la figura humana en relación con la imagen corporal

  • Lo primero que el niño abstrae en la figura humana es la boca, pero es una edad muy temprana para que hagan dibujos.
  • En torno a los 2-3 años, el niño toma conciencia de las extremidades en su imagen corporal ya que le sirven para dar,  coger, sujetar, etc. en esta etapa los niños aprenden a través de las experimentaciones que hacen mediante manipulaciones. El dibujo de la figura humana será algo rudimentario, pero en esta etapa incluye un círculo en el que marca la boca y los ojos, del que salen las extremidades (piernas y brazos).
  • Hacia los 4-5 años el niño toma conciencia de la diferencia entre niños y niñas y por eso añadirá a sus dibujos elementos que diferencien a las figuras masculinas y femeninas (como por ejemplo, un triángulo a modo de vestido y rectángulo en los pantalones). En esta edad también irán apareciendo los demás elementos de la cara (nariz, orejas, etc.) y los dedos suelen aparecer al final de los 5 años.
  • En torno a los 7 años, los niños dibujan una figura humana completa, con todas sus partes.
  • En la adolescencia aparece un conflicto con la imagen corporal y es normal que aparezcan regresiones.

Indicadores que podemos ver en imagenes de figuras humanas para niños

Normalmente, cuando el niño dibuja una figura humana, está haciendo una proyección y se siente identificado con el dibujo. Por eso debemos prestar atención a algunas consideraciones. En cualquier caso, esto son solo indicaciones que pueden indicarnos alguna información, no serán datos concluyentes, debemos contrastar siempre con más información para sacar conclusiones acertadas.

  • El tamaño del dibujo. Un dibujo grande será muestra de fantasía y también de alta autoestima, en cambio un dibujo pequeño puede indicar inseguridad, inhibición y baja autoestima.
  • La edad de la figura. Cuando preguntamos al niño la edad del dibujo, la información que nos aporta nos puede indicar si está cómodo con su edad o no. Una edad inferior puede indicar regresión y una edad superior podría indicar tendencia a huir del presente.
  • Los sombreados, omisiones, etc. Cuando aparecen zonas del cuerpo omitidas, con sombreados, marcadas de alguna manera, etc. Pueden indicarnos algún tipo de conflicto con esa parte del cuerpo.
  • El lugar de la figura en la hoja. Otro aspecto que nos aporta información es el lugar donde este colocada la figura. Centrada o no centrada, en la parte superior, inferior, derecha o izquierda. En el centro podría indicar rigidez, en la parte superior fantasía y autoestima, en la parte inferior inhibición y posibles rasgos de tristeza. En la parte derecha un intento de escapar del presente y en la parte izquierda de regresar al pasado.
  • El trazo. Dependiendo de si el trazo es fuerte o débil, es continuo o discontinuo también nos estará indicando cosas.

Fuente: Educapeques

https://www.educapeques.com/escuela-de-padres/etapas-del-dibujo-infantil.html

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>