Desalienar la preparación del docente

By on agosto 15, 2019
maestros-alumnos

La propuesta de la Nueva Escuela Mexicana (NEM) ha llegado a nivel de escuela en estos tres primeros días de la semana actual.

Los directores se han constituido en líderes académicos que capacitan en esta propuesta. En el esquema de ahorro de los presupuestos para capacitación, ellos lo han aprendido a hacer desde años atrás, mientras la SEP de la administración anterior se gastaba los dineros en propaganda reformista y en cooptar voluntades.
Ellos lo hacen como pueden.
Se organizan como les es posible dadas las condiciones materiales de sus espacio.
A veces siguen a pie juntillas las actividades más o menos relevantes que proponen las guías nacionales, las tropicalizan, procesan y significan preguntas, llenan cuadraditos y formularios a fortiori.
A los Asesores Técnico Pedagógicos se les faculta para fungir como observadores nacionales.
¿La Nueva Escuela Mexicana ha sido entendida?, ¿cuánto se aprendió de la misma?, ¿qué tan firmes y operativos son los saberes aprendidos?, ¿se da respuesta a las inquietudes y preguntas de los docentes y colectivos escolares?, ¿los videos logran el objetivo de inspirar y movilizar las reflexiones pertinentes?, ¿los videos son una buena mediación didáctica para debatir lo importante?
Calidad con excelencia, planeación prospectiva, planeación estratégica, aprendizaje dialógico y el concepto estelar de mejora continua se han escuchado en distintas voces y con diferencial significación; las proyecciones y los papelotes fueron recursos didácticos de quienes hablaron en distintas aulas y espacios de trabajo.
Programa Escolar de Mejora Continua, programa individual de mejora continua, diagnosticar, plantear objetivos y metas, comprometer acciones en la dirección planteada.
El profesor y los directivos como hacedores de una propuesta educativa para las comunidades escolares de educación básica.
Aunque la estrategia ha sido de capacitación en cascada, no hay garantía de que el nivel de comunicabilidad y de asimilación de ideas y conceptos sea suficiente para el inicio de la transformación de las prácticas.
Los procesos de transformación de prácticas de salón de clases tienen que estar articulados con las necesidades específicas de quienes hacen educación básica, tienen que estar insertos en un clima social favorable para el desarrollo y puesta en práctica de las buenas ideas.
Hay mucho por hacer en la perspectiva de capacitar al magisterio y en la prospectiva de que haya transformaciones a nivel de aula, de escuela y de sistema educativo.
La intención política del mensaje del secretario Esteban Moctezuma es evidente y en general subraya matices de lo que él y su equipo conciben como la NEM.
La NEM ya construyó su estructura de discurso como lo han hecho en el pasado otros proyectos, ya hay texto constitucional y se avizoran cambios en leyes secundarias y en materia de planes y programas de estudio.
La NEM aún dista de ser un constructo alojado en el pensamiento y la práctica de los docentes.
La NEM tiene muchos retos.
Para empezar ,reconstruir la horizontalidad del diálogo, convocar y convencer.
Sobre todo necesita establecer un proyecto serio de superación profesional que no se sustente en procesos mercantiles y de enajenación del aprendizaje.
El magisterio como toda profesión necesita recuperar la necesidad de alimentar su ciencia y el arte de educar como finalidad per se, más allá de estímulos económicos o laborales que alienan.
Las vías pueden ser variadas, pero valgan los apuntes siguientes en esa perspectiva:

1. Recuperar el philos por saber. Muchas ideas pedagógicas se leen de manera descontextualizada, se adoptan sin los filtros de la realidad educativa mexicana, su rico corpus y capital social. A la ciencia pedagógica se le debería inquirir sobre la concreción de un problema o de un proyecto.
2. El philos por mejorar el hacer. ¿Cuánto del saber compilado en una guía es pertinente para responder las grandes preguntas para transformar las prácticas en educación preescolar, primaria, secundaria, educación especial, indígena, educación física?, cuánto del saber revisado tiene sugerencias prácticas. Hay mucha información sin procesar, hay poca experiencia in si tu documentada.
3. El philos por la comunicación humana. Educar es Comunicar, entre otras cosas la esperanza de un mejor futuro. Pero también es comunicar claridad de propuesta. Cuáles son los objetos de transformación, los ámbitos en los que se espera la acción individual y colectiva. En qué se diferencia de la cultura de planeación precedente.
La NEM y comunidades educativas suena bien como bandera y slogan, pero a golpe de consignas y repetición jamás se han sembrado los buenos cambios.
4. Amor a la profesión. En la elección de la profesión del magisterio siempre existe un componente de vocación. De Orientación de proyecto de vida al servicio de los demás y de dirección de misión social. Vocación y claridad de la misión forman parte del philos pedagógico. De la inherente responsabilidad en dar y construir las condiciones para que las biografías de cada educando integren un desarrollo armónico. ¿Cómo se forma este ámbito en el profesor?, por supuesto que los cursos de ética y valores son un buen mínimo pero insuficientes.
5. Dejar de competir con el otro. ¿nos preparamos para ser mejor que el otro?, ¿para superarlos en puntos y ser los punteros en el catálogo escalafonario?, ¿para tener un mejor salario?, ¿leímos de medianoche e hicimos círculo de estudio tan solo para pasar los exámenes de la pseudo reforma educativa?
La preparación no puede ser un torneo de levantamiento de curriculum ni una pieza del museo narcisista de la egoteca personal, ni satisfacción expedita de necesidades pequeño burguesas aprendidas.
Parte de la necesaria desalineación de la formación es justo dejar de esperar recompensa por aprender.
6. Dejar de ser vehículo de dominación. Saber es poder, reza una máxima. Ser los más competentes como exiguo sentido existencial es muy poca cosa. El magisterio como peonada o como capataces al servicio de un educación alienada y alienante, con mercaderes donde siempre sale ganando el más robusto, el más veloz, la competencia en el gremio como un medio legitimador del behaviorismo social.
Los riesgos de pensar y vender nuevos espejitos de colores ahora bajo su majestad sospechosa de una educación de excelencia.
La educación de cuarta clase como medio de exclusión que revela lo que Pestalozzi subrayaba, educar al pobre para que viva su pobreza.
7. Preparación militante. La dimensión política de hacer docencia es una de las aristas de la profesión. El desempeño de esta dimensión no riñe con el ejercicio de la responsabilidad de la enseñanza. En el pasado las comisiones sindicales y oficiales arroparon auténticas biografías de holganza en detrimento del servicio educativo. Por supuesto que un cambio de la gestión de la autoridad educativa tiene que ver con una revisión y eliminación de estas prácticas.
8. Hacer comunidad de aprendizaje como necesidad de acuerdo colectivo en el gran objetivo de educar.
No desde la perspectiva del bien común tomista que en la era medieval imponía la ignorancia cono destino manifiesto de las masas.
9. Codificar y hacer hermenéutica del discurso falaz que se recicla sexenalmente y cambia de emisores multicolores. Proponer ideas, mejorar las cosas, acercar el servicio a las necesidades sociales es distinto a responder a ideas emergentes de un proyecto educativo al que le urge legitimidad.
10. El sentido de la preparación del profesor ha de ser la nueva humildad socrática para renovar ideas y contenidos. Abrir lateralmente le pensamiento y de manera circular incorporar arte y ciencia de la infancia, adolescencia y juventud.

Hemos dicho en este espacio de la revista Educ@rnos que el terreno de la formación inicial de los maestros en las Normales es un tema que requiere replantearse.
Está claro también que la formación continua y la capacitación de los profesores en servicio requiere de nuevas formas e ideas de gestión.
Es bueno el encuentro previo de cada ciclo en el seno de las escuelas como mecanismo de diálogo y planificación, pero será bueno también evaluar la pertinencia de la propuesta de contenidos de las guías y la eficacia de los procesos.
En la coyuntura de la NEM, el nuevo maestro es una posibilidad, aprender y ser serán siempre dimensiones sobre las que individual y colectivamente hay un contenido ético.
Los pseudo valores de la competencia, de la competitividad parten de acotar las tentaciones de seguir alimentando la estructuras de dominación y mentalidades ajenas al gran propósito de educar, servir y liberar las personas.

Por: Rubén Zatarain Mendoza

*Doctor en educación. Supervisor de Educación Secundaria del sistema federalizado. zatarainr@hotmail.com

Fuente: Revista Educarnos

https://revistaeducarnos.com/desalienar-la-preparacion-docente/

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>