En suspenso, las medidas de protección a la En suspenso, las medidas de protección a la vaquita marina

By on septiembre 6, 2019
  • Ayer, día mundial de la marsopa
Angélica Enciso L.
Periódico La Jornada

El gobierno federal no ha establecido medidas para proteger a la vaquita marina, como retirar las redes agalleras y evitar la pesca ilegal de totoaba en el Golfo de California. El riesgo crecerá porque en las próximas semanas comienza la temporada de pesca de camarón y la migración de la vaquita, advirtió Alejandro Olivera del Centro de Diversidad Biológica.

Las autoridades federales suspendieron los apoyos que se daban a los pescadores sin establecer otro mecanismo para evitar la captura de esas especies en riesgo de extinción.

Pero deberá implementar acciones para evitar la imposición de sanciones que llevarían a la prohibición del comercio de especies de flora y fauna del país, reguladas por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites).

El próximo año, si el gobierno mexicano no logra acreditar ante la comisión permanente de Cites que protege a esas especies, se aplicarán sanciones, explicó Olivera al detallar el resultado de la pasada reunión de convención que concluyó el 29 de agosto. Entre las especies cuyo comercio se afectaría están la candelilla o cera; la madera de caoba, dalbergia y guayacán; los trofeos de caza del borrego cimarrón, puma y lince, así como las aletas de tiburón.

En entrevista, el investigador indicó que hay pescadores en la región que ya recuperaron las redes agalleras que les fueron decomisadas, no hay vigilancia de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y, desde abril pasado, los totoaberos están listos para la pesca. La captura de la totoaba, de la que se extrae el buche para comercializarse en el mercado asiático, está ligada a la captura incidental de la vaquita marina, de la cual expertos reportan que quedan en promedio 10 ejemplares.

El apoyo que se daba a los pescadores para que dejaran la actividad y, de esa forma, reducir la presión de pesca en el golfo de California, consistía en la entrega desde 4 mil hasta un millón de pesos a las cooperativas, permisionarios y la cadena productiva. Olivera indicó que tampoco el Instituto Nacional de Pesca ha presentado artes de pesca alternativas para evitar la captura incidental de la vaquita marina.

El experto recordó que en la reunión de Cites, la delegación mexicana encabezada por Blanca Mendoza Vera, titular de Protección al Ambiente, consiguió un plazo de hasta seis meses para informar al secretariado de la situación de las especies en el Alto Golfo de California.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>