Evitarían etiquetado de advertencia sólo 26% de productos alimenticios

By on octubre 15, 2019
José Antonio Román
Periódico La Jornada

Sólo 26 por ciento de los 18 mil productos alimenticios que se consumen estarían libres de un etiquetado de advertencia sobre altos índices de sodio, azúcar o cafeína en su contenido, mientras otro 57.8 por ciento estarían obligados a prevenir a la población de los riesgos que se corre con su consumo, señaló Juan Ángel Rivera Dommarco, director general del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

El etiquetado es necesario; así las personas podrán decidir si lo consumen o no, dijo el integrante de la mesa directiva del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, quien publicó el libro La obesidad en México: estado de la política pública y recomendaciones para su prevención y control, en el cual revela que uno de cada tres adolescentes es obeso.

Dijo que dada su naturaleza multifactorial, la prevención y el control de la obesidad requieren de un paquete integral de acciones dirigidas a modificar el sistema y ambiente alimentario y el entorno social mediante regulaciones, normas, lineamientos y leyes.

En su libro, el especialista concluye que se requieren esfuerzos individuales, sociales y un conjun-to de políticas públicas implementadas por el Estado para promover el consumo de dietas saludables, sostenibles y estilos de vida activos. Reconoce que hay un ambiente alimentario obesogénico tóxico que debe modificarse para promover la ingesta sustentable.

Rivera Dommarco indicó que los mexicanos consumen cantidades muy elevadas de azúcares añadidos a su dieta, lo que pone en riesgo su salud, pues 30 por ciento de todas nuestras calorías provienen de alimentos ultraprocesados, incluyendo bebidas azucaradas, que son discrecionales y cuyo consumo no debería superar 10 por ciento del total diario recomendado, que es de 2 mil 200 por día.

En sus estimaciones, más de dos tercios de la población mexicana supera el consumo de azúcares recomendado por la Organización Mundial de Salud, 70 por ciento de los cuales se encuentran en bebidas dulces.

Los factores de riesgo de la obesidad son múltiples. Sin embargo, se potencian gracias a entornos propicios: El sistema y el ambiente alimentario no son saludables, fomentan el sedentarismo y tampoco hay una estrategia integral de comunicación educativa, orientación alimentaria y nutricio-nal, explicó.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>