Nuevos requisitos para obtener el apoyo federal para guarderías

By on enero 17, 2020
GUARDERIAS-SEP

Este 2020, las trabajadoras beneficiarias del programa para guarderías seguirán recibiendo directamente el dinero para inscribir a sus hijos. Pero a diferencia del año pasado, los documentos que les exigirán para comprobar su situación laboral y acceder al apoyo económico son más detallados.

En su segundo año de operación bajo nuevas reglas, que implican que las mamás reciban los recursos y no los administradores de las guarderías, uno de los retos del Programa de Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras será llegar a más beneficiarias.

En su último informe presupuestal la Secretaría del Bienestar, dependencia que lo administra, indica que había afiliado a casi 180,000 mamás, es decir, sólo 20% de las 860,000 que conforman la población objetivo. El reporte muestra el avance hasta el tercer trimestre del 2019..

De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los servicios de cuidado infantil aumentan hasta 22% la probabilidad de que las mujeres puedan buscar un empleo. En México menos de 40% de la población femenina tiene un trabajo remunerado, de ahí la importancia de contar con este tipo de programas.

Con este esquema, las mamás reciben 1,600 pesos cada dos meses si sus hijos tienen entre 1 año y hasta un día antes de cumplir los 4 años. O, en caso de que sus hijos tengan alguna discapacidad, el gobierno les da 3,600 bimestrales y los cubre hasta un día antes de que cumplan 6 años.

Nuevas reglas oficiales

Entre el 2005 y el 2019 aumentó el número de mujeres con un empleo remunerado, por lo que es necesario crear programas de cuidado infantil, afirma la Secretaría del Bienestar.

Citando cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la Secretaría indica que en el segundo trimestre del 2005 había 15.9 millones de trabajadoras, para el segundo trimestre de 2019 ya eran 22.3 millones.

El programa busca “que las madres, los padres solos o los tutores, que trabajan, buscan empleo o estudian, tengan facilidades para obtener el cuidado y atención infantil y cuenten con tiempo disponible para incorporarse o permanecer en el mercado laboral o, en su caso, para estudiar”.

Para participar en el programa las mamás deben:

  • Tener un empleo
  • Estar buscando uno
  • Estar estudiando

Estos tres criterios se aplican también para los papás, pero en su caso, debido a que el programa los contempla como “padres solos”, no aplica para quienes están casados o viven en unión libre. Ni mamás ni papás deben contar con servicio de cuidado y atención infantil, a través de instituciones públicas de seguridad social u otros medios.

Igual que el año pasado, los documentos requeridos son:

  • Identificación oficial vigente. En caso de que sean menores de 18 años, pueden presentar el pasaporte o el acta de nacimiento.
  • Clave Única de Registro de Población (CURP)
  • Comprobante de domicilio
  • Cartas de no afiliación al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE). Ambos documentos se tramitan e imprimen desde las páginas de internet de cada dependencia.

En el 2019 las reglas de operación indicaban simplemente que las mamás debían presentar un documento de estado laboral o académico. Pero este año se especifica lo siguiente:

  • En caso de estar trabajando, se deberá presentar un documento expedido por la empresa o el patrón con quien labora.
  • En caso de estar estudiando, se deberá presentar una constancia de estudios emitida por la institución en la que estudia.
  • En caso de estar buscando empleo, deberá entregar copia de solicitud(es) de empleo entregada(s)

Programa controvertido

En 2019, además de cambiarle el nombre, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador modificó la entrega de los apoyos. Dejó de dárselos a las guarderías y se los dio a las mamás directamente, pues aseguró que con la otra forma de pago había corrupción.

Tan sólo en el Estado de México, Jalisco y Puebla, y en el periodo de 2018, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) halló un desvío de 1 millón 300,000 pesos. Esto se cometió a través de apoyos duplicados, beneficiarios inexistentes y guarderías que no contaban con las condiciones mínimas para operar, pero a las que les destinó dinero del erario público.

El cambio en las reglas de operación no fue bien recibido por varias organizaciones por los derechos de la infancia y de las mujeres. Tampoco por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

En junio del 2019, la CNDH emitió una serie de recomendaciones al gobierno federal por este nuevo programa. La comisión consideró que la sustitución del programa viola el principio del interés superior de la niñez; el derecho a una vida digna, a la supervivencia y al desarrollo; el derecho a la educación y el derecho a la salud, entre otros, de niñas y niños.

Fuente: El Economista

https://factorcapitalhumano.com/leyes-y-gobierno/definen-nuevos-requisitos-para-obtener-el-apoyo-para-guarderias/2020/01/

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>