Legisladores van por declaración 3 de 3 obligatoria para dirigentes sindicales

By on febrero 12, 2020
Elba Esther Gordillo

La Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados discutirá una reforma a la Ley Federal del Trabajo para transparentar la situación patrimonial de los dirigentes sindicales.

Escrito por: Blanca Juárez

“Se han dado casos en los que líderes sindicales, después de acceder a secretarios, han aumentado sus riquezas y bienes patrimoniales”, sostiene la diputada federal Margarita García García del PT. Una manera de frenar esa corrupción, propone, es que estén obligados a presentar sus declaraciones de conflicto de interés, patrimonial y fiscal y acotar sus salarios.

Esta semana la legisladora presentó una iniciativa para reformar el artículo 371 Bis de la Ley Federal del Trabajo (LFT). Su proyecto añade una cuarta fracción para establecer la obligación de las directivas sindicales y de confederaciones dar a conocer lo que se ha denominado como declaraciones 3 de 3.

La declaración de conflicto de interés, de patrimonio y fiscal se presentaría al inicio de su nombramiento. Luego, cada año y al dejar el cargo. La Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional Anticorrupción y el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral –que apenas está en creación— serían las instancias encargadas de recibir y avalar los documentos.

Margarita García propone que se añada una quinta fracción al artículo 371 Bis sobre las remuneraciones de los dirigentes. Los sueldos por comisión sindical no podrán ser mayores a 50% de lo que percibía como trabajador de una empresa, y de 25% como funcionario del gobierno, se especifica en el nuevo texto planteado.

“Líderes charrísimos”

En 1978 el 16.3% de la población económicamente activa estaba afiliada a un sindicato. Para 1998 ese porcentaje cayó a 10.4, señala la diputada federal de Oaxaca. En el 2018, sólo uno de cada 10 trabajadores estaba inscrito y respaldado por una organización gremial, de acuerdo con el Observatorio del Trabajo Digno (OTD).

Una de las implicaciones de la baja afiliación es la disminución en las primas sindicales, por lo que los trabajadores individuales tienen menos incentivos para sindicalizarse, señala Margarita García.

Con el paso del tiempo, muchas organizaciones sindicales intentaron imponer su voluntad política. “También realizaban compromisos con empresarios y patrones sin consultar a los trabajadores”, afirma la legisladora.

Y menciona otros “vicios” de las dirigencias sindicales: reelecciones antidemocráticas, enriquecimientos ilícitos, cargos vitalicios y sueldos “exorbitantes derivados de las cuotas sindicales de los trabajadores”. Todo esto ha causado la debilitación de las organizaciones, explica.

La diputada García recuerda que “muchos de estos líderes fueron intocables”. Por ello, “el sindicalismo se volvió charrísimo, calificativo con el que se describe a un líder corrupto”. Esos dirigentes, continúa, eran controlados por el gobierno y son proclives “a beneficiar por las buenas o las malas a los patrones”.

Para muestra, un botón

Sin mencionar nombres, apunta: “conocemos casos actuales de algunos sindicatos y/o líderes sindicales que se encuentran bajo investigación, algunos han sido removidos o encarcelados”. Sin embargo, la mayoría se encuentra “aún aprovechándose y enriqueciéndose a costa de los trabajadores”.

El año pasado, 2019, Carlos Romero Deschamps, el eterno secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana​​​​​​ (STPRM), renunció a su cargo, luego de que se diera a conocer una posible investigación en su contra.

A muchos dirigentes, poco después de llegar a ese máximo cargo sindical, “se les ve conduciendo autos de lujo últimos modelo, portando relojes de oro y joyas deslumbrantes, bienes raíces valuadas en dólares en el extranjero y en el país”.

Si bien la reforma laboral concluida en mayo de 2019 fue un avance en la democratización de los sindicatos, es necesario que en la LFT queden establecidos los candados, explica la diputada.

La iniciativa que será analizada por la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados también añade una fracción cuarta al artículo 377. De aprobarse quedaría asentada la obligación de las dirigencias sindicales de “llevar una administración transparente, justa y proporcional, dando prioridad a los intereses de los miembros”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>