De acuerdo con el Informe de Resultados del Programa Ciudades y Espacios Públicos Seguros Para Mujeres y Niñas en México presentado ayer por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Puebla la mayoría de las mujeres ha sentido acoso en calles, corredores turísticos, transporte público y mercados.

Los datos forman parte del trabajo que ONU – Mujeres realizó en 2018 tanto en la capital poblana como en la Ciudad de México, Torreón, Guadalajara y el área metropolitana de Monterrey, como parte del  Programa Ciudades Seguras.

En el caso de Puebla se trabajó en conjunto con el ayuntamiento y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), para identificar, mediante auditorías y encuestas, los espacios públicos en las que las poblanas sienten inseguridad.

Un 73.3 por ciento mencionó calles y corredores turísticos; 53.1, el transporte público; 15.18, los mercados; 12.8, los taxis; 11.3, los parques; y  7.4, las plazas comerciales

«Los testimonios de las mujeres que transitan las zonas de intervención en Puebla, obtenidos durante la etapa diagnóstica, reafirman la necesidad de realizar acciones enfocadas al cambio cultural de manera urgente», advierte ONU – Mujeres en el informe.

Entre algunos factores de riesgo determinados por el organismo internacional en Puebla está la saturación de personas, el deterioro ambiental y de infraestructura, la mala o inexistente iluminación, la falta de señalización y los espacios sucios.

Junto a los diagnósticos con grupos de trabajo, ONU – Mujeres trabajó en acciones de sensibilización con actores a cargo de la justicia, que incluyeron 82 policías municipales y 38 jueces y juezas calificadores.

Asimismo se planteó realizar intervenciones en los mercados 5 de Mayo y La Acocota; los corredores turísticos Los Sapos – Teatro Popular y la calle 5 de Mayo; así como la ruta 2 del metrobús y la línea Libertad – Cuauhtémoc.