El académico Anselmo Chávez Capó, de la licenciatura en Administración Financiera de la Upaep, consideró que más de 150 mil jóvenes en Puebla llegan este año a la edad productiva pero por la pandemia podrían sumarse a la lista de 83 mil personas que están desempleadas, según el Inegi.

Explicó que esos jóvenes se incorporarían a la población económicamente activa, aunque no precisamente a un periodo productivo pues tendrán que pasar tres años o cuatro estudiando para integrarse de lleno al mercado laboral.

Agregó que el panorama es complicado aunque hay programas de apoyo, como el de Jóvenes Construyendo el Futuro, que les permite capacitarse en un centro de trabajo por un periodo máximo de 12 meses con la entrega de una beca de 3 mil 600 pesos mensuales.

Recordó que es un programa para coadyuvar a que el aparato productivo tenga gente en su entorno laboral que se vaya preparando, paso a paso, para después ser integrado al campo laboral con un apoyo federal.

“Tendríamos que ver cuánta gente está teniendo acceso al programa de Jóvenes Construyendo el Futuro que está ofreciendo el gobierno y que les va permitir prepararse y capacitarte. Pero aquí hay que ver cuántos están trabajando en la parte productiva y cuántos ya están quedando en el entorno”, señaló.