Su nombre es Rehan Staton y anteriormente era conocido por ser un joven recolector de basura. Su suerte cambiaría al enterarse de que fue admitido para estudiar Derecho en la prestigiosa Universidad de Harvard.

La vida de Rehan se tornó complicada desde sus primeros años, ya que tuvo que valerse por sí luego de que su madre lo abandonara de niño, por lo que su padre tomó parte tanto por él como por su hermano mayor.

Al atravesar junto con su familia serios problemas económicos, las artes marciales y el boxeo fueron el perfecto distractor y consuelo. Es por eso que se entrenaba para ser un boxeador profesional mientras estudiaba la escuela secundaria; sin embargo, una grave lesión en el hombro lo dejó fura del ring.

Más tarde logró conseguir un trabajo como recolector de basura en la compañía Bates Trucking & Trash Removal. Una vez que sus compañeros se percataron de su gran capacidad intelectual, hablaron con Brent Bates, el hijo de los dueños de la compañía.

Bates llevó a Rehan a la Universidad Estatal de Bowie para encontrarse con un profesor, quien apeló casi inmediatamente para que estudiara en la institución.

Tras 2 años de excelente rendimiento en Bowie, Rehan se transfirió a la Universidad de Maryland, donde consiguió graduarse en 2018.

En el transcurso del año siguiente, Rehan trabajó en consultoría política con Robert Bobb Group, una firma en el centro de Washington DC, mientras estudiaba para el LSAT.

La gran novedad para él fue ser aceptado en las escuelas de derecho de Harvard, Columbia, la Universidad de Pensilvania, la Universidad del Sur de California y Pepperdine esta primavera.

Rehan Staton, a Maryland student who worked every day at 4 am as a garbage collector to support his family, is accepted into Harvard Law School. pic.twitter.com/kz0uWHFN3M

Foto: Twitter/ E-CONSULTA