Además, de que este paso del proceso de inscripción no se ha suspendido pese a que el secretario de educación pública en el Estado, Melitón Lozano, señaló que las escuelas no pueden hacer cobros hasta que no se defina el calendario del siguiente ciclo escolar que podría suceder hasta este lunes 3 de agosto.

La insistencia, tanto de los planteles por cobrar como de los padres por pagar para asegurar el lugar de sus hijos, está complicando el tema de la prevención del contagio en cuanto a la sana distancia, porque, aunque tratan de mantenerla, a veces las inclemencias del tiempo obligan a que se resguarde la mayor cantidad posible de personas en el área con sombra.

Además, la quejas por las cantidades voluntarias a depositar continúan, pues los padres de familia consideran que si las clases serán en línea no hay gastos que cubrir en los planteles y que esa cuota bien les sirve a ellos para pagar el internet para que sus hijos puedan tomar las clases.