Me siento violada y ultrajada, pero estoy de pie y con la frente en alto: Beatriz Martínez

By on septiembre 11, 2020
Gerardo Perez García
Rumor sin Fronteras
Por: Gerardo Pérez García
La campaña de linchamiento y crucifixión de quien fuera secretaria de Desarrollo Urbano Municipal, Beatriz Martínez Carreño, en un primer tiempo pegó y penetró en la percepción ciudadana, incluso fue bautizada como #Ladypenthouse y la plana mayor de la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco la condenó mediáticamente sin presentar prueba alguna de la supuesta corrupción y de recibir moches.
Viene el segundo tiempo con la aparición de los despachos de los juristas Ernesto Ramírez López y Carlos Meza Viveros, quienes a partir de ayer son los abogados de Beatriz Martínez.
Y el tercer tiempo de esta historia que está por escribirse.
Ella decide hablar.
Y plasma su verdad en Foro Expresión de Radio en Redes.
—¿Qué sucedió en la secretaría a su cargo, que llevó a su cese fulminante por parte de la edil Claudia Rivera Vivanco?
Serena, tranquila, con rostro de niña, vestimenta informal. Cargando su mochila y bolso lleno de papeles y documentos, llega puntual a la entrevista.
“Nada, absolutamente nada le hice a quien considero mi amiga… Claudia Rivera”.
“Tampoco cometí falta alguna en la dependencia que tuve a mi cargo durante un año y 10 meses”.
“Mucho menos me presté a recibir moches o actos de corrupción”.
Esa es mi verdad y tengo la conciencia tranquila.
Reta:
“Emplazo a que me denuncien las personas que supuestamente me dieron un moche o que les haya pedido algo a cambio de una firma o permiso”.
Y sin prueba alguna “me crucificaron mediáticamente”.
La voz se le quiebra.
Sus lentes se nublan ante eventuales lágrimas.
Se recompone. Y sonríe
Y suelta una cruda verdad:
… “Me siento violada”.
… “Me veo ultrajada”.
… “Me rompieron y destrozaron por dentro”.
“Pero estoy de pie y con la frente en alto”.
Tengo mucho por hacer. Soy maestra de tiempo completo en la BUAP. Tengo que velar por mi padre —tiene cáncer—. Mi madre murió hace casi dos años. Soy soltera con muchas ilusiones y proyectos a ejecutar.
—Claudia Rivera y Beatriz Martínez son amigas de hace años; ella la invitó a su equipo de trabajo y hoy la crucifica?
“Considero a Claudia mi amiga…
“Y gracias a esta crucifixión y gracias a Claudia… me hicieron madurar. Ver mi realidad”.
Porque, soy académica, técnica, no soy política. La política no es lo mío. Y con esto aprendí que la política es para…
Ahí deja la frase para ser interpretada.
—¿Cómo logró que los juristas Carlos Meza y Ernesto Ramírez se unieran para ser sus abogados?
El doctor Ernesto Ramírez fue mi maestro en mi doctorado. Ahí conocí a un gran ser humano. Exigente y disciplinado. Noble y leal.
Se desata la cacería y me busca. Platicamos y se acordó que me representara. A él se sumó otro gran maestro y jurista Carlos Meza, a quien no conozco, pero es muy amigo del doctor Ernesto.
—¿Qué sigue para Beatriz y qué demandará?
Seguir en la academia. Ver más a mi padre. Refrendar lazos con mis alumnos y amigos.
En lo jurídico todo está en manos de Ernesto Ramírez y Carlos Meza. Ellos están delineando la estrategia legal. Y a ella me apegaré.
—¿Continúa siendo su amiga Claudia?
“Sí… No le guardo resentimiento alguno”.
La vida continúa y proseguiré mi caminar en la academia, con mis alumnos, siempre con la frente en alto y mirando a todos a los ojos.
Nada tengo que ocultar. Mi departamento es con un crédito bancario a pagar en 20 años.
Aclara:
“Cada quien es dueño y verdugo de sus actos y acciones”.
El tiempo se encarga de poner las cosas en su lugar.
Machaca:
Que busquen, hurguen y escudriñen en todos los rincones de la Secretaría de Desarrollo Urbano y nada van a encontrar, porque yo no firmé un solo permiso, ni los otorgué.
“Nadie podrá acusarme, porque con nadie tuve componenda alguna”.
Ahí queda plasmada la verdad de Beatriz Martínez.
Y el tomo del primer libro de esta historia Claudia y Beatriz.
Un segundo pasaje de esta historia, con el arribo de Carlos Meza y Ernesto Ramírez a la defensa de Beatriz Martínez.
El tercer capítulo vendrá en el terreno jurídico legal.
Y ahí saldrá a relucir quién es el responsable de la corrupción en el Ayuntamiento de Claudia Rivera.
¿O no es así Andrés García Vivanco?
Al tiempo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>