Arranca vía remota el ciclo escolar de la UNAM

By on septiembre 20, 2020
UNAM

Luego de su periodo vacacional de verano, este lunes alrededor de 350 mil estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) iniciarán, vía remota y en condiciones inéditas derivadas de la pandemia del coronavirus, el ciclo escolar 2020-2021.

Las clases de este nuevo ciclo, que formalmente se pone en marcha el lunes 21 de septiembre, comenzarán de manera paulatina a lo largo de la semana y hasta el próximo lunes 28 de septiembre, según lo hayan determinado las autoridades de cada facultad, escuela o plantel del bachillerato.
“Ante los enormes desafíos que la contingencia sanitaria ha impuesto a las instituciones educativas del país, la UNAM ha desarrollado al máximo toda su capacidad tecnológica, creatividad e imaginación, para brindar a sus alumnas y alumnos una educación a distancia de alta calidad”, señaló la máxima casa de estudios en un comunicado.

Además, señaló estar consciente de que esta nueva realidad educativa no estará exenta de dificultades que, sin duda, se tendrán que ir sorteando y resolviendo. “Atender de manera remota a todo el universo de una de las comunidades estudiantiles más grandes y diversas del mundo requerirá seguramente de medidas extraordinarias”, añadió No sé si estamos preparados para que todo sea a distancia. Ya lo probamos cuando inició la pandemia y tuvimos muchas dificultades, expresa Javier J., alumno de la Facultad de Química.

Como él, 8 de cada 10 estudiantes de licenciatura creen que el confinamiento dejará muy graves efectos en sus estudios, según un reciente estudio realizado entre la comunidad universitaria por el Instituto de Investigaciones Sociales.

El rector Enrique Graue Wiechers ha pedido a los docentes comprensión, flexibilidad y sensibilidad para con sus alumnos y ha señalado que se ha trabajado para implementar un modelo de enseñanza mixto que estará en operación hasta que sea viable regresar a las labores académicas presenciales, lo cual sólo sucederá cuando las condiciones sanitarias de las localidades donde están las sedes universitarias lo permitan.

Graue también ha advertido que el retorno a clases puede ser un tsunami ante el cual no podemos permanecer impávidos. Y es que el semestre pasado, cuando todas las labores académicas presenciales tuvieron que ser canceladas para evitar los contagios de Covid-19, cerca de 14 por ciento de los estudiantes no pudieron seguir los cursos a distancia por distintos motivos. Además, funcionarios universitarios han indicado que alrededor de 35 mil estudiantes han solicitado la baja temporal desde que inició la pandemia.

A finales de agosto, el rector señaló que sondeos realizados por la institución mostraron que hay un problema de comunicación y organización entre alumnos y docentes, y una falta de capacitación de los profesores para dar clases en línea.

De acuerdo con estudiantes y con los sondeos de la UNAM, los mayores obstáculos que enfrentan los estudiantes, en particular los de bajos recursos, son las afectaciones económicas que la pandemia ha dejado en sus familias y la falta de equipos y de conexión a Internet estable para seguir los cursos a distancia.

Distintas escuelas y facultades, y organizaciones como Fundación UNAM han lanzado campañas para recaudar fondos y adquirir tabletas para donarlas a los estudiantes, así como ampliar becas para apoyar a sus alumnos afectados por la pandemia de Covid-19. Además, la UNAM, facultades y escuelas han implementando cursos para apoyar a sus académicos a adaptar sus cátedras al sistema de enseñanza en línea.

En algunas facultades se han adoptado medidas particulares para este semestre. En la Facultad de Ciencias, por ejemplo, el consejo técnico ha acordado que bajo ninguna circunstancia se permite tener reuniones presenciales del cuerpo docente con los alumnos dentro o fuera de las instalaciones de la facultad, por lo que todo el contacto será en línea.

Por otra parte, ayer iniciaron las reparaciones del acceso principal de Ciudad Universitaria, donde el viernes un grupo de entre 20 y 30 personas con los rostros cubiertos quemó y destruyó parte del mobiliario universitario y demandó la liberación de Elis Hernández, una estudiante de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, que está detenida desde abril luego que de fue acusada de participar en la quema de las instalaciones de la universidad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>