A 32 años de distancia, Muñoz Ledo vuelve a gritar… ¡FRAUDE!

By on octubre 12, 2020
Gerardo Perez García
RUMOR SIN FRONTERAS
Por: Gerardo Pérez García
Vaya historia política la que ha escrito y está escribiendo Porfirio Muñoz Ledo.
No tiene parangón.
Y difícilmente será igualado.
—Donde—, sólo le faltó ser Presidente de México.
Estadista, de larga trayectoria académica, legislativa, diplomática, secretario de Despacho y política.
Primer político —nadie podrá igualarlo— en dirigir dos partidos: Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Partido de la Revolución Democrática (PRD).
Y está a un paso de lograr lo que hasta ayer era impensable… convertirse en presidente de Movimiento Regeneración Nacional (MORENA).
A sus 87 años de edad —además de poseer envidiable lucidez mental—, Porfirio Muñoz contendió por la dirigencia nacional de Morena y en un resultado inesperado obtuvo 25.34% de la votación contra 25.29% de Mario Delgado Carrillo.
Lo que llevó al INE a “declarar empate técnico”, pues la diferencia de votos entre Porfirio y Mario es de 0.5 centésimas.
Lo que llevó a Muñoz Ledo a tocar “los tambores de guerra”:
“Yo gané y asumo la presidencia de Morena el lunes”.
“Rechaza el empate, alega triunfo y vocifera contra el fraude monstruoso”.
Remata:
“No es un fraude, es un complot, es una conspiración contra la democracia”.
Su carrera política-administrativa inicia a finales de la década de los 60 y despunta en la era hegemónica del Revolucionario Institucional con los mandatarios Luis Echeverría Álvarez, José López Portillo y Miguel de la Madrid Hurtado.
Con ellos ocupa la subsecretaría de la Presidencia de la República, subdirector del IMSS, secretario del Trabajo, secretario de Educación Pública y dirigente nacional del PRI.
Sin olvidar:
Fue precandidato a la Presidencia de México en 1976, durante la era del ritual sucesorio que comandaban el Presidente en turno.
Muñoz Ledo escribió en sus memorias:
“El presidente Luis Echeverría acudió a visitarlo a su casa y al llegar Echeverría, casi sin hablar, caminó hasta el jardín. Y le dijo: Es muy pequeño para recibir contingentes”.
“Años después, Porfirio recordó: En ese instante creí que el dedo me había iluminado. Y compré el terreno de atrás”.
“Creyó que la frase de Echeverría le anticipaba su destape como candidato oficial. Al final, Echeverría se decidió por López Portillo”.
En 1982, Muñoz Ledo por segunda ocasión fue precandidato presidencial, pero López Portillo se decantó por Miguel de la Madrid.
E inicia su carrera diplomática como Consejero Cultural de la Embajada de México en Francia, Representante Permanente de México ante la ONU —coordinó El Grupo de los 77 y presidió el Consejo de Seguridad—, embajador ante la UNESCO y ante la Unión Europea, a iniciativa del Ejecutivo Federal Vicente Fox.
LOS TRES FRAUDES QUE HA GRITADO PML EN 1988, EN 2000 Y EN 2020
Vaya historia política que ha escrito y está escribiendo, amén de haber sido dirigente nacional del PRI y PRD, y hoy pelea a morir su triunfo para encabezar Morena, vale la pena recordar los tres momentos álgidos, duros y críticos cuando Muñoz Ledo alzó la voz y gritó… ¡¡¡ FRAUDE !!!
Primer grito que 32 años después repite en 2020, sin olvidar el segundo de 2006.
Con la pequeñísima diferencia: En 1988 imperaba voz, decisión y voto del Todopoderoso habitante de Los Pinos que impidió —Gobernación controlaba el órgano electoral— que Cuauhtémoc Cárdenas, abanderado del PRD, llegara a la Presidencia de México y declaró ganador al priista Carlos Salinas de Gortari.
El grito al unísono de Cuauhtémoc y Porfirio se escuchó en todo el país… ¡¡¡FRAUDE !!!
Historia del clamor… ¡¡¡ FRAUDE !!!, que se repitió en la elección del año 2006 con Andrés Manuel López Obrador y Felipe Calderón Hinojosa, al declarar el INE Presidente electo al panista.
Hoy, que López Obrador, fundador de Morena, es el mandatario nacional y su viejo compañero de andanzas políticas, Muñoz Ledo disputa la dirigencia morenista éste lanza su tercer grito… ¡¡¡ FRADUE !!!
Tal y como lo hizo en 1988 y en 2006, lo vuelve a hacer en 2020.
Dice que Lorenzo Córdova —titular del INE—, pese a ser el responsable de la democracia mexicana, “afirme que la contienda interna esté empatada por .5 décimas porcentuales, cuando debería saber que por un solo voto se gana, lo que demuestra supina ignorancia o mala fe al no reconocer mi victoria”.
Para rematar:
“Lo invito a que rectifique o renuncie”.
Vaya berenjenal en que metió al gobierno de la 4T que encabeza su amigo Andrés Manuel como a la impulsora de su candidatura Claudia Sheinbaum, gobernadora de la Ciudad de México, quien es cercanísima a los afectos del inquilino de Palacio Nacional.
Hecho que llevará inevitablemente a confrontar a la otra ala del equipo obradorista: El Canciller Marcelo Ebrard y a Ricardo Monreal, líder de la bancada de Morena en el Senado de la República, quienes están atrás de Mario Delgado.
¿Quién se levantará victorioso… Muñoz Ledo o Mario Delgado?
¿Quién de los dos visibles aspirantes a suceder a López Obrador en 2024 obtendrá la dirigencia de Morena… Claudia Sheinbaum o Marcelo Ebrard?
¿El tercer grito de ¡¡¡ FRAUDE !!!, tendrá eco 32 años después?
¿O quedará en eso… un tercer grito?
Al tiempo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>