Conflictos entre matemáticos: Newton versus Leibniz

By on enero 11, 2021
Esptiben Rojas Bernilla

Por: Dr. Esptiben Rojas Bernilla

Universidad de Magallanes – Chile

En el siglo XVII ocurrió el conflicto más famoso en toda la historia de la matemática. A partir del siglo XVI, la matemática experimenta cambios cualitativos en sus aspectos más esenciales, desde una matemática estática hacia una matemática más dinámica, que daba cuenta que los objetos geométricos podían generarse a partir del movimiento continuo. Con esta revolución matemática nació el llamado Cálculo Infinitesimal (temas que se estudian en los primeros años de Universidad), en realidad estas ideas se gestaron en la antigua Grecia con Eudoxio y Arquímedes, que fue evolucionando con las ideas de Descartes, Fermat, Cavalieri y Barrow, hasta llegar a consolidarse conIsaac Newton (1643 – 1727) y Gottfried Leibniz (1646 – 1716), quienes integraron una serie de técnicas dispersas, para convertirlas en una disciplina científica. La paternidad de esta poderosa herramienta matemática, estuvo en disputa por muchas décadas.

Entre 1665 y 1666, Europa vivía tiempos de epidemia (peste), que obligó a la Universidad de Cambridge a cerrar temporalmente, por lo cual, Isaac Newton se refugió en la granja de su madre en Woolsthorpe, para evitar el contagio. En estos dos años difíciles florecieron las tres ideas brillantes de Isaac Newton:

1) Los elementos del cálculo infinitesimal, al que llamó fluxiones

2) La gravitación universal

3) Dispersión de la luz. La maduración de estas ideas lo absorbió casi toda su vida.

Newton era de estatura mediana, nunca se casó, de carácter solitario e irritable, sensible a las críticas, reaccionando ante ellas de forma infantil. Más de una vez decidió no publicar sus resultados, a fin de no someterse al juicio de sus colegas. Su mentalidad era estrictamente científica, excluía todo tema referido al arte y la literatura. En cambio Leibniz, matemático alemán, tenía un carácter afable y encantador, que le permitía tener una vida social con muchos amigos, era reconocido por su vasta cultura, que le permitía incursionar en distintas disciplinas, desde la filosofía, lógica, derecho, etc.

Newton en los años 1665 – 1667, ya había visualizado el movimiento en función del tiempo, y había  inventado su teoría de fluxiones considerando el tiempo y el espacio continuos, cuyos resultados fueron presentados sin mayores fundamentos teóricos a la Royal Society of London. En 1673 Leibniz visitó Londres para presentar a la Society su última invención, una máquina calculadora, que permitía sumar, restar, multiplicar y dividir, superando a la máquina calculadora de Pascal que solo sumaba y restaba.  Fue en esa instancia que conoció a connotados matemáticos ingleses, se dice (sin confirmación) que tuvo acceso a los escritos de Newton sobre las fluxiones.

El 21 de noviembre de  1675 Leibniz envió a la Royal Society una caracterización de la geometría de los infinitesimales, usando por primera vez las notaciones actuales de: la regla de diferenciación del producto (técnicas que Newton no había logrado) y de este hecho fue el inicio de la disputa, Newton escribe a Leibniz, acusándolo de plagio y dándole a conocer aspectos de su teoría de fluxiones. En 1684, Leibniz  publica su artículo Nuevos métodos para máximos y mínimos y para las tangentes en Acta Eruditorum, una revista de Leipzig (Alemania)

La disputa continua por muchos años, hasta que en  1711, Leibniz fue denunciado por John Keill (1671 – 1721) – matemático escocés –  ante la Transctions of the Royal Society of London, por plagio, denuncia que Leibniz respondió enérgicamente indicando que nunca había escuchado hablar del cálculo de fluxiones, la Society acordó designar un comité para pronunciarse sobre la disputa. La Royal Society presidida por Newton, sin darle derecho a Leibniz a la defensa, se pronunció a favor del mismo Newton en 1713. Causando el desprestigio académico de Leibniz, convirtiendo el conflicto matemático en un conflicto entre ingleses y alemanes.

Hoy en día se reconoce a ambos matemáticos sus contribuciones, sus invenciones fueron realizadas independientemente (según últimos estudios históricos).  Es importante señalar que fluxiones y diferenciales son dos realizaciones de un mismo concepto matemático que conlleva a las mismas técnicas.

Leibniz no fue el único adversario académico de Newton, también lo fue Robert Hooke, cuyo conflicto lo abordaremos en un próximo artículo.

Isaac Newton (1643 – 1727)

Gottfried Leibniz (1646 – 1716)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>