Seré el primer gobernador que no meterá manos en la elección: Barbosa

By on enero 19, 2021
Gerardo Perez García
RUMOR SIN FRONTERAS
Por: Gerardo Pérez García
No tiene pierde –periodística y socialmente hablando- la declaración de ayer del mandatario Miguel Barbosa Huerta, quien con candidez “tiró la piedra y escondió la mano” al declarar:
“Seré el primer gobernador que no meterá las manos en un proceso electoral, bueno, a excepción de Guillermo Pacheco Pulido, quien nos ayudó mucho para que no hubiera las manos del gobierno en la elección”.
“Pero de ahí para atrás, todos se metieron”, aseguró en entrevista que dio al periodista Erik Becerra.
Lo que lleva al cuestionamiento:
¿Usted lector, le cree al titular del Ejecutivo?
-Porque-, “yo no le creo”.
-Y lo cito en primera persona-
Sinceramente no creo en su afirmación: “Seré el primer gobernador que no meteré las manos en el proceso electoral”.
¿Por qué no creerle?
Veamos.
Cuando contendió al gobierno por segunda vez -2019-, impuso al priista Guillermo Pacheco Pulido para que fuera el Mandatario Interino, vía designación del Congreso, donde Morena tiene mayoría.
Para ello, “convenció” a los legisladores de oposición para que otorgaran su voto al maestro Pacheco Pulido.
Y el enlace de esa operación fue Javier Pacheco Pensado –hijo de Pacheco Pulido-, el cual se sumó al equipo barbosista desde la primera campaña electoral de 2018.
Es por ello, que Luis Miguel Barbosa “exonera” a Guillermo Pacheco.
Mas la realidad es otra.
Totalmente diferente a la que cuenta Barbosa.
Y si dudan de ello, ahí está la operación político-electoral que ejecutaron el secretario de Gobernación Fernando Manzanilla Prieto y el secretario de Finanzas, Jorge Estefan Chidiac.
Ellos movieron el aparato y estructura gubernamental durante la Elección Extraordinaria a Gobernador en julio de 2019, con la anuencia del mandatario interino Pacheco Pulido y, desde luego, del candidato.
Decir que los anteriores inquilinos de Casa Puebla intervinieron y metieron las manos en los procesos electorales –de Alfredo Toxqui a Martha Erika Alonso-, ellos tendrían que responder y aclararlo.
Ojalá respondieran Guillermo Jiménez Morales, Mariano Piña Olaya, Manuel Bartlett Díaz, Melquíades Morales Flores, Mario Marín Torres y José Antonio Gali Fayad.
Con excepción de los que ya fallecieron: Alfredo Toxqui Fernández de Lara, Rafael Moreno Valle Rosas y Martha Erika Alonso Hidalgo.
Acaso Barbosa Huerta habrá olvidado que fue constructor con Moreno Valle de la alianza PAN-PRD en elección de 2010, la cual llevó al poder a Rafael.
También ya no recuerda los millonarios recursos extraordinarios que desde el Senado entregó a gestión morenovallista.
Y ahora como gobernador sostiene enconada y abierta disputa contra la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco para que no busque la reelección.
Y la persecución contra el senador Alejandro Armenta Mier, quien le disputó en 2019 la nominación y en este año externó que “está valorando contender por la Presidencia Municipal de Puebla.
Claudia y Alejandro, Alejandro y Claudia, pertenecen al mismo partido de Miguel… Morena.
Si ello no es intromisión, cómo podría llamarse.
Agregó en la entrevista:
“Lo primero que tenemos que hacer es que el proceso electoral se conduzca sin control del gobierno sobre los órganos electorales, que habitualmente controlan al Instituto Electoral del Estado, los comités distritales, municipales y las mesas directivas de casilla”.
Vaya apunte barbosista, cuando ya tiene controlado al órgano electoral como al Tribunal Electoral, tal y como lo hizo en 2019.
Y recientemente hizo todo lo posible para descarrilar el nombramiento de Magistrado Electoral de Fredy Erazo.
También dijo:
“No me meto en la vida interna de otros partidos como es la práctica de otros políticos locos”.
Para rematar.
“Soy un político hecho, estructurado, tengo el equilibrio. Es mi carácter, es mi forma de ser y pensar. Y no quiero otro cargo”.
¿Usted lector le cree al gobernador Barbosa?
Sinceramente, “yo no le creo”.
Luis Miguel Barbosa hará hasta lo imposible para que su partido Morena retenga la mayoría del Congreso del Estado.
Pugnará hasta el último segundo para que Claudia Rivera y Alejandro Armenta no sean candidatos a la Presidencia Municipal de Puebla.
Respaldará a los 15 candidatos a la Cámara de Diputados.
Y si tiene que negociar y pactar con el Diablo y con Dios… lo hará.
No dudará en hacerlo.
Porque el poder se ejerce, no se delega.
Al tiempo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>